Emprendedores europeos por la economía circular

El teléfono móvil sin 'metales de sangre', Fairphone, entre las seis empresas reconocidas por la sostenibilidad de sus proyectos en Europa.
71

El primer proveedor de teléfonos móviles éticos del mundo, Fairphone, ha recibido el premio europeo a la cooperación internacional.

La sostenibilidad, la ética y la ecología centran los negocios que han sido reconocidos por la Comisión Europea en la última edición de los premios European Business Awards for the Environment. Con estos galardones, el Ejecutivo comunitario reconoce el trabajo de aquellas empresas cuya forma de hacer y de crear acerca el gran objetivo de alcanzar una economía circular.

De un total de 148 empresas que presentaron sus proyectos de 21 países, 24 consiguieron pasar a la fase final pero sólo seis resultaron ganadoras y reconocidas por sus soluciones medioambientales. Compañías de Reino Unido, Turquía, Alemania, Francia, Países Bajos y Hungría destacaron por encima del resto. España se quedó fuera de este top de la innovación a nivel medioambiental.

“Las empresas que compiten por los Premios Empresariales por el Medio Ambiente representan los verdaderos agentes del cambio en la transición de Europa hacia una economía circular y demuestran que la innovación, la viabilidad económica y la protección del medio ambiente pueden ir de la mano. Políticas medioambientales pueden ser incorporadas en empresas de cualquier tamaño, en cualquier tipo de negocio y en cualquier país”, reconocía la comisaria de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella.

Como una forma de premiar este tipo de iniciativas, desde Bruselas se recompensa a los mejores pioneros en sus sectores, donde la ecología y la innovación son pilares fundamentales en el modelo de negocio o en su producto final. Con varias categorías diferenciadas —gestión, producto y servicios, innovación, negocio y biodiversidad y cooperación internacional—, han sido reconocidas desde start-ups hasta grandes compañías.

Esta iniciativa queda enmarcada en el ambicioso paquete de medidas, presentado en diciembre de 2015, para impulsar la transición de Europa hacia una economía circular que impulse la competitividad mundial, fomente el crecimiento económico sostenible y cree nuevos puestos de trabajo. El objetivo es extraer el máximo valor y uso de todas las materias primas, productos y residuos, fomentando el ahorro energético y reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero. Para dicha transición, la UE respaldó el proyecto con más de 6.000 millones de euros procedentes de diversos fondos.

Ladybird Farm, de Hungría

Este centro de ocio para el turismo ha sido reconocido por su gestión. Su forma de hacer demuestra que el turismo puede ser rentable y sostenible. Atrayendo a 65.000 visitantes al año, Ladybird Farm trabaja desde la sostenibilidad, con el 80% de sus necesidades energéticas procedentes de fuentes sostenibles a través de paneles solares fotovoltaicos y biomasa. En este sentido, también introdujeron un concepto nuevo en el que los visitantes pagan por los residuos que se generan.

Se trata de un proyecto ideal para las familias, gracias al cual está asegurado el entretenimiento tanto para grandes como para pequeños. La mayoría de las instalaciones no requieren energía para su utilización y si lo hace ésta se genera a través de fuentes sostenibles. Mayores y pequeños vuelven a vivir una experiencia en plena naturaleza donde los juegos recuerdan a cómo se divertía uno antes de que la revolución tecnológica entrara en su vida.

CMS Window Systems, de Reino Unido, ha sido uno de las empresas galardonadas en los 'European Business Awards for the Environment'.

CMS Window Systems, de Reino Unido

En este caso, esta pyme británica, dedicada a la fabricación de ventanas eficientes, ha sido galardonada también por su gestión. Este premio fue otorgado por el desarrollo de su centro de innovación, donde la construcción eficiente y sostenible centra el modelo de negocio. La empresa eligió un almacén abandonado que contaba con la menor calificación energética y tras un proceso de demolición y nueva construcción, la instalación se convirtió en un proyecto modelo de máxima eficiencia.

“Estamos comprometidos con la mejora continua de la calidad de nuestros productos y servicios y tratamos de minimizar el impacto ambiental adverso mientras lo hacemos”, reza el lema empresarial. Con once años de historia, ahora figura como una de las principales empresas de diseño, fabricación e instalación de PVC, aluminio y madera de aluminio, ventanas compuestas, puertas y soluciones de aislamiento y de revestimiento para edificios.

Cuida de su plantilla compuesta por 255 empleados, a la que reconoce como uno de los valores empresariales para conseguir la excelencia en la atención al cliente, que le ha permitido mantenerse a la vanguardia dentro de la industria. Dentro del sector de la construcción, la empresa es ampliamente reconocida por su innovación y sus buenas prácticas.

Hydromx International, de Turquía

En el terreno de los productos y servicios, la Comisión Europea reconoció la labor de esta compañía que ofrece soluciones energéticas innovadoras. Hydromx es un revolucionario fluido de transferencia de calor que utiliza nanopartículas suspendidas en un estado estable para aumentar la velocidad de transferencia de calor, calentando (o eliminando calor) el fluido y transfiriendo energía en un período de tiempo más corto, requiriendo así mucha menos energía.

Se utiliza principalmente en sistemas de calefacción y refrigeración en circuito cerrado donde la eficiencia se logra disminuyendo los tiempos de funcionamiento de los equipos asociados. Por lo tanto, la vida del equipo se amplía junto con menores costes de mantenimiento. No importa cuál sea la fuente de energía, ni cómo de eficiente es la caldera porque se mejora la eficiencia de todo el sistema transfiriendo energía de manera más eficaz. Llega a reducir el consumo de energía en un 35%.

M2i Life Sciences, de Francia

En la categoría de procesos innovadores, desde Bruselas se ha reconocido la labor de este líder europeo en la protección de cultivos sin plaguicidas. Esta solución eficiente para proteger los cultivos de insectos y plagas se basa en el uso de feromonas sexuales. La empresa ha desarrollado todo un sistema para acabar con la polilla de los pinos, contra la que dispara pelotas con un gel lleno de feronomas. En Francia ha conseguido reducir de forma drástica esta plaga.

En términos generales, su misión es conseguir que su know-how en química, capacidad industrial y experiencia en biocontrol en avances científicos puedan ser aplicados a los principales temas de la agroecología. Asimismo, crear un sector integrado con valor añadido tanto tecnológico como ambiental y anticiparse a las tendencias y requerimientos del mercado para ofrecer soluciones innovadoras que estén listas para la comercialización.

M2i Life Sciences apuesta por la protección de cultivos sin plaguicidas.

HiPP-Werk Georg Hipp OHG, de Alemania

Esta empresa productora de comida de bebé ha sido galardonada en la categoría de negocios y biodiversidad. Ha sido reconocida por su apoyo a los ecosistemas naturales. Durante sus 20 años de gestión de la sostenibilidad, la empresa incorporó la biodiversidad en sus operaciones a todos los niveles, abarcando toda la cadena de suministro.

El nombre de HiPP lleva ligado a la agricultura ecológica y a la sostenibilidad más de 50 años. La compañía trabaja en estrecha colaboración con organizaciones ambientales y ecológicas, desempeñando un papel activo para proteger la biodiversidad.

Además, ha sido el primer gran productor de alimentos europeo en introducir un sistema de gestión medioambiental basado en el EMAS. Desde que el sistema se implementara en 1995, la compañía ha logrado reducir su consumo de agua en dos tercios y su consumo de energía en más de la mitad. Se recicla el 97% de todos los residuos y los sitios de HiPP en Alemania, Austria y Hungría funcionan con neutralidad de carbono aunque la producción se ha duplicado y la gama de productos de la compañía se ha expandido a más de 260 productos diferentes.

Fairphone, de Países Bajos

La empresa holandesa que ha conseguido ser el primer proveedor de teléfonos móviles éticos del mundo ha atraído la atención europea, recibiendo el premio a la cooperación internacional. La compañía lleva tiempo haciéndose oír y abriéndose paso ante una competencia feroz en materia tecnológica. Frente al resto, la empresa coopera con ONG y sella alianzas en países en desarrollo que certifican sus teléfonos como libres de ‘metales de sangre’.

Los elementos con los que se fabrica este teléfono móvil proceden de zonas libres de conflictos o de minas certificadas como de comercio justo. Su diseño está hecho para durar, con materiales justos y asegurando que quienes trabajan en el proceso de fabricación del mismo lo hacen en condiciones de trabajo dignas, apoyando de esta forma el desarrollo de las economías locales. Por último, también buscan que se pueda reutilizar y sus materiales reciclar, colaborando con la economía circular que tanto busca impulsar Europa.

71
Comentarios