España, en el puesto número 10 del ranking europeo de fondos ISR

EAE Business School presenta el informe 'Los Fondos de Inversión Socialmente Responsables', un análisis de la evolución en Europa, España y Estados Unidos, las diferentes estrategias y metodologías existentes para su medición y su rentabilidad.
3

 

 

Según el informe elaborado por EAE Business School, los Fondos de Inversión Socialmente Responsables (FISR) en Europa suman un total de 1.138, que supone un 53% de los fondos gestionados. El volumen de activos ha crecido casi un 12% en el periodo 2014 a 2016.

Si bien los primeros FISR se fomentaron en Suecia, en línea con su elevada conciencia por los temas sociales, medioambientales y éticos, en la actualidad cuenta con 43 y es en Francia donde hay un mayor número de FISR, concretamente 395, seguido por Bélgica con 197, Holanda con 106 y Suiza con 103. En España hay un total de 23 fondos gestionados, lo que sitúa al país en el puesto 10 del ranking europeo. En el este de Europa, la gestión de estos fondos es residual, con alguno en Lituania, Polonia, Eslovenia y Hungría.

En cuanto al tipo de fondos FISR en Europa, los de renta variable (46%) siguen por delante de los de renta fija (30%) en el periodo 2014-2016. La inversión total en FISR en 2014 ascendió a 372 billones de euros. Aunque el inversor institucional en Europa sigue liderando la demanda por este tipo de fondos, hay que destacar que desde 2014 el inversor minorista ha pasado de suponer el 3,40% del total a un 22% en 2016. Los pertenecientes a la llamada Generación Y, nacidos a caballo entre los años 80 y los 90, son testigo de las grandes transformaciones socioeconómicas a las que el mundo se ha venido enfrentado desde el inicio de la crisis financiera de 2008, y han madurado en un entorno de cultura financiera más global, más exigente y transparente, lo que probablemente los posiciona como ‘inversores’ frente a la tradicional posición de ‘ahorradores’ de la que partían y en la que aún permanece la generación que les precede.

El medio ambiente sigue siendo el predominante, con 337 fondos y un nivel de inversión de más de 31 billones de euros en 2014. Por su parte, la dimensión social está cobrando cada vez más fuerza con un incremento del 62% en el volumen de inversión entre 2012 y 2014, alcanzando los 10,7 billones de euros gestionados en el último año. En lo que a los modelos basados en principios éticos se refiere, todavía representan una cuota minoritaria de estos fondos, con 6,7 billones de euros gestionados en 2014 y un crecimiento del 37% en el mismo periodo. Por su parte, en la actualidad EEUU registra algo más de 1.000 fondos FISR. El volumen de activos ha crecido un 33% en el periodo 2014-2016, representando ya un 22% del total de fondos gestionados en el mercado estadounidense.

El afianzamiento paulatino de España

En España se produjo un importante parón en el número de fondos gestionados durante la crisis, especialmente desde 2009. No obstante, en la actualidad el volumen de fondos FISR gestionados asciende a aproximadamente 2.200.000 millones de euros, y el 84% del patrimonio está concentrado en tan solo tres fondos.

Hay que tener en cuenta que España es el país de Europa con menor proporción de inversores minoristas, con menos del 2%, en relación a la media europea (22%).

Los sectores en los que más invierten los gestores de fondos FISR son el sector de servicios financieros, la industria y la tecnología. Más de la mitad es invertido en la zona Euro, el resto de Europa y EEUU, sin apenas inversión en África e Iberoamérica. Y para los próximos años se espera un crecimiento debido a la mayor concienciación en materia de RSC, así como la creación en 2008 del primer índice bursátil sostenible de la bolsa española, el FTSE4GododIbeX.

El debate sobre la rentabilidad

El gran debate es saber si los criterios y estrategias de inversión como la exclusión, el screening, el engagement, las inversiones temáticas o de impacto permiten realmente ofrecer al inversor retornos atractivos y comparables con los fondos que no toman en cuenta los criterios ISR. Esta es una cuestión altamente relevante, probablemente porque su ausencia de rentabilidad se configura como uno de los grandes mitos a los que se han tenido que enfrentar fondos ISR desde su surgimiento.

El informe de EAE hace un comparativo entre los índices bursátiles de los mercados de USA, Europa y España y muestra cómo la evolución de los FISR y de los fondos tradicionales se produce de forma paralela. Y concluye, después de observar 1.372 fondos en España, que en los últimos cinco años más de 100 han tenido una rentabilidad superior al 14% y en más de 600 ha sido superior al 5%, lo que deja de manifiesto que los inversores españoles podrán naturalmente seguir optando libremente entre fondos ISR y fondos tradicionales. No obstante, esta decisión de inversión implica el conocimiento explícito de que rentabilidad, responsabilidad y sostenibilidad son perfectamente compatibles, explican desde EAE.

3
Comentarios