¿Cómo puede ayudar el veganismo a tener un futuro más ético y sostenible?

El estilo de vida vegano representa una oportunidad de negocio todavía por explotar para muchas empresas a la vez que contribuye al bienestar de los animales.
61

VeggieWorld en Barcelona.

Aunque es un movimiento que todavía representa a un pequeño porcentaje de la población mundial, el veganismo está en auge debido al incremento de personas que lo adoptan por motivos éticos, de sostenibilidad o por salud, entre ellas famosos y celebridades muy conocidos.

Los pasados 1 y 2 de abril se celebró en Barcelona la primera feria VeggieWorld en España, la mayor feria del estilo de vida vegano para consumidores y profesionales en Europa, y Compromiso Empresarial estuvo allí para conocerlo más de cerca.

Durante esos dos días, los asistentes pudieron visitar los más de 60 expositores en los que se ofrecían desde superalimentos o comida tradicional hasta cosmética, bolsos o piensos para animales, todo 100% vegano, y también se contaba con la presencia de alguna asociación animalista.

Así mismo, se realizaron diferentes conferencias sobre salud, deporte, derechos de los animales o medio ambiente, desde una perspectiva veggie y conducidas por expertos en el tema.

La VeggieWorld fue organizada por la empresa de eventos Wellfairs en cooperación con ProVeg, una nueva organización internacional para la conciencia alimentaria cuya misión es reducir el consumo global de animales en un 50% hasta el año 2040.

Para ProVeg, hay buenas razones para seguir un estilo de vida vegano, como evitar el dolor y el sufrimiento al que son sometidos los animales en granjas y mataderos; poder alimentar a una creciente población mundial a través de una distribución más equitativa de los recursos; reducir el avance del cambio climático mediante un cambio en la alimentación, o mejorar la salud de las personas y reducir los afectados por enfermedades causadas por estilos de vida no saludables.

Durante la feria, Compromiso Empresarial entrevistó a Cristina Rodrigo, responsable de marketing y programa de la feria.

Cristina Rodrigo, responsable de marketing y programa de VeggieWorld.

Ésta es la primera vez que se celebra el Veggieworld en España, cuéntenos cómo ha ido este evento en Barcelona y qué le gustaría destacar de la feria.

Ha ido muy bien, hemos llegado más o menos a los cinco mil visitantes y el público nos ha acogido aún mejor de lo que teníamos previsto. Además ha venido a la feria mucha gente que todavía no lleva un estilo de vida vegano y creemos que estamos acercando esta postura ética a personas que quizá ni siquiera se la habían planteado.

¿Cómo valoraría la evolución del veganismo en España? ¿Hay alguna cifra aproximada del número de veganos en el país?

Las cifras que indican que aproximadamente en España un 0,2% de la población es vegana y un 1,3% es vegetariana y la evolución es muy positiva aunque es necesario seguir trabajando para acercarnos a países como Alemania en los que un 10% de su población es vegetariana.

El número de restaurantes a nivel nacional en los últimos años se ha duplicado lo cual indica claramente que cada vez la demanda está siendo mayor.

Además de a través de esta feria ¿cómo se promueve el estilo de vida vegano en España?

Tenemos un montón de asociaciones pro derechos de los animales que están haciendo un trabajo maravilloso, realizando desde investigaciones encubiertas a documentales que fomentan la empatía con los seres sintientes de este planeta.

En España un 0,2% de la población es vegana y un 1,3% es vegetariana. Cifras lejanas a las de Alemania, donde un 10% de su población es vegetariana.

Desde el punto de vista de la alimentación y el consumo ¿es fácil ser vegano en España? ¿Cuáles son las dificultades con las que se encuentran? ¿Se puede considerar a algún país como referente para el veganismo?

Como te he comentado antes, Alemania vendría a ser el país referente tanto por número de veganos como de productos disponibles. En España aún es un poco complicado porque no se entiende el concepto pero cada vez va siendo más fácil. Si piensas un poco, por ejemplo una parrillada de verduras te la pueden poner en cualquier sitio, pero es el concepto el que todavía a la gente le cuesta comprender. Pero afortunadamente gracias a la acogida que se tiene en medios cada vez más personas lo van entendiendo.

En esto por supuesto aún tenemos mucho trabajo las asociaciones para concienciar a las personas y para hacer llegar a todo el público lo acertado del término. La mayor dificultad que nos encontramos es la gente que nos cuestiona y también las instituciones que no te dan opciones de alimentación 100% vegetal en sitios públicos.

¿Qué ámbitos relativos al veganismo crees que pueden ser más explotados por el mundo empresarial? ¿Qué oportunidades de negocio deben ser contempladas y desarrolladas?

Cada vez más las personas tienen mayor información sobre cómo se fabrican los productos alimenticios o de cualquier otra índole y, aparte de fijarse en sustitutos de algunos alimentos, tienden más a lo natural no sólo en alimentación sino en cosmética e incluso en moda, y a lo ético tanto en la producción como en los ingredientes que se utilizan. Es en estos ámbitos en los que deberían fijarse más las empresas par cubrir estas necesidades concretas.

Aun así, se nota una evolución positiva en estos últimos cinco años, ya que, por ejemplo, en lo que respecta a la oferta de productos en supermercados, hace años era muy complicado encontrar algo como la leche de soja y hoy en día ya puedes encontrar varios tipos de bebidas vegetales disponibles en cualquier gran superficie.

Mucha gente no entiende las razones que hacen que una persona sea vegana ¿se sienten de alguna manera incomprendidos?

Qué buena pregunta. Bueno, quizá la gente no comprende las cosas cuando no se les explican. Creo que nuestra labor como veganas y veganos es la de explicar nuestras motivaciones personales para adoptar esta postura ética, aunque es cierto que a veces sí nos sentimos un poco incomprendidos.

"Para producir un kilo de carne se necesitan 17 kilos de alimento vegetal, que podrían alimentar directamente a humanos".

Algunos estudios indican que de seguir el modelo de alimentación vegano el planeta no podría alimentar al mismo número de personas debido a que muchas tierras no son idóneas para plantar cosechas, ¿sería sostenible que toda la humanidad fuera vegana?

No sólo sería sostenible sino que representaría un reparto de la producción de alimentos mucho mejor. Ahora mismo piensa que en torno al 70% u 80% de toda la selva amazónica que está siendo destruida se destina a alimentar a ganado que luego va a alimentar a personas.

Para producir un kilo de carne se necesitan 17 kilos de alimento vegetal, imagínate que esos alimentos vegetales se destinaran directamente a alimentar a humanos.

Esa afirmación que planteas es totalmente contraria a lo que sería en realidad, porque la carne que está consumiendo la gente está siendo alimentada con algo que podría alimentarles a ellos directamente. Es una producción totalmente ineficiente.

Por último, bastante gente percibe al veganismo como una especie de religión formada por personas radicales y fanáticas ¿qué les diría a estos para cambiar su opinión?

Pues no es una religión, porque obviamente no tenemos ningún dios ni creemos en ningún ente superior. Es una postura ética que rechaza cualquier maltrato y explotación animal. Hay muchísimas definiciones de veganismo pero personalmente esa es la que más me gusta y es la que menos dicen los medios.

Los medios se quedan con que el estilo de vida vegano es simplemente en el ámbito de la alimentación, pero una persona vegana no sólo no come productos de origen animal sino que no se viste con pieles, cuero o lana, no usa cosmética testada en animales o que tiene ingredientes de origen animal, no limpia su casa con productos que tengan ese origen, ni tampoco acudiría a un circo con animales, a un zoo o por supuesto a una corrida de toros.

Es simplemente una postura ética y política que rechaza un mundo en el que cada vez se explota más a los animales.

61
Noticias relacionadas
Comentarios