Dia y la FEB llevan la práctica y valores del baloncesto a los colegios

Ambos organismos han puesto en marcha de manera conjunta la SuperLiga Dia-FEB. La presentan en profundidad en ‘Compromiso Empresarial’ Francisco Comino, director de RSC del Grupo Dia, y Jorge Garbajosa, presidente de la Federación Española de Baloncesto.
36

El baloncesto vuelve a sus orígenes con la SuperLiga Dia-FEB. “Una nueva competición de ámbito escolar organizada por la Federación Española de Baloncesto, en colaboración con las distintas federaciones autonómicas e instituciones municipales-autonómicas, que cuenta con la ayuda del Grupo Dia, y en la que esta compañía trata de impulsar en la infancia unos valores coincidentes con los que caracterizan al Grupo”, señala Francisco Comino, director de RSC de la cadena de supermercados. El objetivo de esta competición, en gran parte, es recuperar el espíritu y los valores de un deporte en el que el crecimiento de los clubes privados y distintas academias lo han alejado de su foco natural.

La historia del baloncesto, el segundo deporte con más licencias federativas en España y uno de los más seguidos del mundo, tiene su origen en la escuela de YMCA en Massachusetts, gracias a James Naismith, profesor de educación física de la Universidad de Illinois (Massachusetts). En 1891, Naismith analizó las actividades deportivas que se practicaban en la época, cuya característica predominante era la fuerza o el contacto físico, y pensó en algo suficientemente activo, que requiriese más destreza que fuerza y que no tuviese mucho contacto físico.

El canadiense recordó un antiguo juego de su infancia denominado Duck on a Rock, que consistía en intentar alcanzar un objeto colocado sobre una roca lanzándole una piedra. Para dar forma a su idea pidió al encargado del colegio unas cajas de 50 centímetros de longitud, pero lo único que le consiguió fueron unas canastas de melocotones, que mandó colgar en las barandillas de la galería superior que rodeaba el gimnasio, a una altura determinada, dando lugar al nuevo deporte: el basket.

En España, el primer equipo fue el Laietà Basket Club de Barcelona, fundado en 1922. En los años siguientes nacieron muchos más, pero ninguno cómo el que emergió en el Instituto Ramiro de Maeztu, con otro profesor como protagonista: Antonio Magariños. Entre él, absoluto opositor del fútbol, y un ilusionado grupo de chavales pusieron en marcha el mítico Estudiantes en 1947 inscribiéndolo en la Tercera División de la Federación Castellana. Desde entonces, un ‘equipo de patio de colegio’ lleva décadas compitiendo en lo más alto del baloncesto español y europeo.

Javier La Calle, director Corporativo de Recursos de Grupo Dia, y Jorge Garbajosa, presidente de la Federación Española de Baloncesto.

RSC directamente a los colegios

Un espíritu que la FEB quiere recuperar con una competición que responde a su línea de trabajo del área de RSC, “el alma de la Federación; ella sintetiza el compromiso de esta institución por mejorar nuestra sociedad a través del deporte”, señalan desde la FEB, que creen en el baloncesto “como una herramienta eficaz de transformación social”.

Y qué mejor que empezar por los más pequeños. “La base de nuestro trabajo de promoción y formación son los niños y hay que ofrecer programas en los entornos en los que se desarrollan; no vemos un mejor espacio que los colegios para llevar a cabo iniciativas de este calibre”, añade Garbajosa.

El presidente de la FEB también pone en valor “la motivación que genera en los alumnos la pertenencia a un equipo y la disputa de una competición para favorecer experiencias que ayuden a formarse integralmente, de una forma sana y divertida”. En definitiva, un espacio donde poder “disfrutar del placer de competir y superarse, respetando las normas y valores esenciales de la deportividad y el trabajo en equipo”. Garbajosa sabe bien de lo que habla. Y es que él perteneció a la llamada generación de oro del baloncesto española, que, entre otros grandes títulos, se proclamó campeona del mundo en 2006.

Por su parte, Grupo Dia ha apostado por el baloncesto como una plataforma para la educación en valores: “La SuperLiga Dia-FEB es un proyecto deportivo que nace con la doble motivación de educar en valores entrenando a baloncesto. Desde FEB y Grupo Dia se quiere poner en valor el sentimiento de pertenencia a un equipo y los beneficios que esto tiene en el futuro de los niños, que se encuentran actualmente en la edad inicial de la formación”. Así, la SuperLiga Dia-FEB propone normas y actitudes que defiende el valor educativo del juego por encima de otras consideraciones.

Y es que formarse a través del juego es uno más de los pilares que Dia tiene en su política de RSC, fuertemente unida al deporte como vehículo de concienciación. ¿Por qué? “La respuesta es sencilla. En él se viven buena parte de nuestros valores de empresa (equipo, respeto, iniciativa, eficacia) desde un enfoque positivo y saludable. Transmitirlos a los más pequeños para que aprendan a interiorizarlos y a aplicarlos en su vida diaria en un reto motivador y muy importante para todos. Este proyecto nace a raíz del primer patrocinio deportivo de la historia de Grupo Dia, que en junio de 2016 cerró el acuerdo como patrocinador oficial de la Federación Española, así como de las selecciones de baloncesto (femenina y masculina)”, destaca su responsable de RSC.

Son varios los aspectos que maneja la compañía en la competición, “poniendo al servicio del proyecto nuestro saber hacer en el desarrollo de valores”, además de encargarse del avituallamiento de los jugadores en las diferentes fases de juego de la competición, “apostando por la hidratación y una alimentación nutritiva”, resume su director de RSC.

La SuperLiga Dia-FEB se celebra en seis ciudades españolas, en modalidad mixta y femenina, para promover los valores de igualdad de género.

Igualdad de género en la competición

Competir para crecer en valores, también los de igualdad. Una semilla que se ha expandido por seis sedes distintas (Asturias, Valladolid, Extremadura, Zaragoza, Madrid y Málaga) y bajo una modalidad mixta y femenina, integrada por un mínimo de 10 jugadores y un máximo de 12. Está destinada en exclusiva al primer eslabón de las categorías de formación: los equipos escolares de Preminibasket (niños nacidos en el año 2007-08, es decir, con 8-10 años). “Se trata de un rango de edad en el que apenas había competiciones similares en España, y menos aún que apuesten por equipos de juego mixtos”, explican desde la organización.

La competición está enmarcada en Universo Mujer, “un programa integral para el desarrollo de la mujer y su evolución personal dentro de la sociedad, que nace para desarrollar iniciativas que contribuyan a la mejora y transformación social a través de los valores de todo el deporte femenino”.  Comino recuerda que “en los equipos mixtos debe respetarse esta proporción de jugadoras: han de ser equipos de 10 componentes con un mínimo de cuatro jugadoras, y a partir de 11 jugadores, con un mínimo de cinco chicas”.

Para Garbajosa, “la competición en sí misma, bien entendida, es una magnífica canalizadora de motivación que se puede convertir en una herramienta eficaz de formación en valores. Es una tarea que implica a todos: entrenador-equipo-padres”.

En total, la SuperLiga Dia-FEB cuenta con 192 equipos, 2.304 jugadores en España, todos con sus equipaciones y más de 1.200 balones, con los que se juegan más de 600 partidos de minibasket.

Una acción a la se suman los programas de ayuda socio-humanitaria que se basan en el acceso a la alimentación de los grupos más desfavorecidos o vulnerables, con especial atención a la infancia. Dia, además de la SuperLiga, “colabora en carreras y eventos deportivos a favor de distintas ONG que apoyan el desarrollo de los valores del deporte”.

36
Comentarios