Danone Nations Cup: fútbol para fomentar valores en los niños

Danone Nations Cup se ha convertido una de las competiciones más importantes de fútbol para niños. Este año, por primera vez desde su nacimiento en 1998, se juega la Final Mundial Femenina. Una acción que se integra con el desarrollo de otras actividades sociales de la multinacional agroalimentaria.
17

No hay un fútbol más puro que el de los niños y niñas. Las imágenes de violencia y falta de respeto entre los equipos adultos contrastan de lleno con lo que se puede ver en un partido entre menores, donde los mensajes de compañerismo y solidaridad con el rival inundan el campo y traspasan a las redes sociales. “El comportamiento de los niños es todo un ejemplo para todos los mayores que seguimos, practicamos o nos dedicamos al deporte rey”, destaca Carlos Bosch, coordinador de la Danone Nations Cup.

Un campeonato que arrancó tras la celebración del Mundial de Fútbol de Francia de 1998. Entonces el Grupo Danone decidió crear un torneo de fútbol internacional para niños y niñas con un claro objetivo: “Transmitir sus valores a través del deporte”. Un evento que ha sobrepasado las líneas deportivas para situarse como un importante vehículo de concienciación social entre más de dos millones y medio de pequeños de todo el mundo.

Por eso en España, la Danone Nations Cup cuenta con el apoyo del Consejo Superior de Deportes y de la Secretaría General de Deportes de la Generalitat de Catalunya y se enmarca en el programa de iniciativas sociales corporativas denominadas Compromiso Social Danone. Además, en 2014, la compañía ingresó en la Real Orden del Mérito Deportivo por su labor en la promoción del deporte a través de su Programa Social Escuelas Deportivas Danone y de la Danone Nations Cup. Este año ha entrado a formar parte del Plan 2020 de apoyo al Deporte Base, del Consejo Superior de Deportes.

Como destaca Carlos Bosch, Danone decidió apostar por el fútbol por “razones muy sencillas. Es uno de los deportes más populares a nivel mundial. La idea siempre fue que el torneo tuviese alcance internacional y el hecho de que el fútbol sea un deporte tan implantado en prácticamente todo el globo lo convertían en el mejor candidato”.

Asimismo, desde Danone detectaron que el fútbol era uno de los “deportes más inclusivos. Lo pueden jugar altos, bajos, delgados, fuertes o, lo más importante, niños o niñas”. Aspectos sociales a los que se sumaron figuras de este deporte como Zidane, “quien siempre ha estado vinculado a este proyecto”, o Patrizia Panico, exjugadora de la selección italiana y primera mujer en entrenar a un equipo masculino de la selección italiana.

Primera final femenina

La edición de 2017 ha sido “especialmente importante”, y es que por primera vez se juega la Final Mundial Femenina. Como destacan desde la organización: “Queremos dar un paso hacia adelante en el apoyo al fútbol femenino, cuya importancia está creciendo en todo el mundo”.

A través de la proyección internacional de la competición se quiere contribuir a impulsar las competiciones femeninas en cualquier categoría: “Siempre hemos sido un torneo mixto, pero queremos profundizar en la participación de jugadoras y fomentar la relevancia de la división femenina”.

Esta nueva final femenina sigue el mismo esquema que la Danone Nations Cup habitual, con finales nacionales en cada país participante, de las que saldrán sus respectivos equipos representantes en la próxima Final Mundial disputada en EEUU (en septiembre). En el caso de España la final la jugará el Valencia CF Femenino, equipo ganador de la fase final disputada en Barcelona el pasado 3 de junio.

“Como ‘mundial de los alevines’, creemos que somos el escaparate ideal para reforzar este crecimiento. La competición siempre ha destacado por su objetivo de transmitir los mejores valores del deporte y ahora queremos jugar un papel importante en el cambio de conciencia que se está viviendo a nivel global con respecto al fútbol”, añade Carlos Bosch sobre una acción valorada “muy positivamente por todos”. No obstante, como puntualiza, “aún queda mucho por hacer, y por eso trabajamos con novedades como el especial énfasis en el fútbol femenino que hacemos este año”.

Juego limpio

Por otro lado, en la edición disputada en Madrid también se quiso poner a los niños en la piel de aquellos que no pueden jugar al fútbol por sufrir alguna discapacidad física. Una actividad desarrollada conjuntamente con la Fundación Adecco que sirvió a los niños para descubrir una realidad que desconocían. “Pusimos a los niños en una situación muy complicada, pero si lo hacen de manera lúdica, como ocurre cuando juegan al fútbol, se fomenta la diversidad y la integración de la mejor manera posible”.

Acciones que se integran de lleno con otro de los grandes pilares de la competición: el juego limpio. Danone lo cuida y valora como uno de los más importantes. Tanto es así que, en cada fase regional y también en la Final Nacional, la organización concede el Premio Fair Play a uno de los equipos participantes para fomentar y premiar el buen comportamiento dentro y fuera del terreno de juego.

Como destacan desde la compañía, lo más importantes son “los niños y niñas. Buscamos que no solo persigan sus sueños, sino que además los cumplan, fomentando valores tales como el compañerismo, el respeto, la amistad o los hábitos saludables de nutrición”. A eso se añade “poder conocer a compañeros de otros países, aportando una riqueza cultural imborrable”.

Más de dos millones y medio de niños y niñas de 32 países distintos participan en el torneo bajo el lema de la competición: “Cree en tus sueños”. Asimismo, alrededor de 40.000 niños procedentes de más de 11.000 clubes y 34.000 colegios de toda España cada año disfrutan de este campeonato de fútbol.

Danone y deporte

La relación de Danone con el deporte español comenzó hace ya varias décadas, cuando la empresa patrocinó los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. Su apuesta por esta gran cita deportiva fue de tal magnitud que incluso Cobi, la mascota olímpica, fue incorporada en los productos Danone de la época.

En la línea de este gran patrocinio, Danone continuó apoyando el deporte español patrocinando a la Selección Española de Baloncesto durante el campeonato mundial que tuvo lugar en España en 2014 y firmando como proveedor oficial de La Liga desde la temporada pasada.

Desde hace unos años también cuenta con las Escuelas Deportivas Danone, un proyecto social que, como explican desde la compañía, se desarrolla en 17 ciudades españolas y a través del cual “se ofrece a niños y niñas de entornos desfavorecidos la posibilidad de recibir clases de hábitos saludables, apoyo escolar, educación en valores y práctica deportiva (fútbol y baloncesto)”.

17
Comentarios