La Fundación Mutua Madrileña busca ganar el partido a la violencia de género

‘Compromiso Empresarial’ entrevista a Lorenzo Cooklin, director general de la Fundación Mutua Madrileña, que este año desarrolló, por primera vez, el Mutua Charity Tie Break Tens dentro del torneo de tenis Mutua Madrid Open.
8

Simona Halep, ganadora de la primera edición en España del Mutua Charity Tie Break Tens.

El torneo solidario Mutua Charity Tie Break Tens es una acción pionera que busca concienciar contra el grave problema de la violencia machista y ayudó a recaudar 80.000 euros para el mantenimiento de casas de acogida para mujeres víctimas de la violencia de género y sus hijos de Cáritas Española.

Además del Mutua Charity Tie Break Tens Madrid, algunos jugadores de la ATP y WTA participaron en la campaña de sensibilización contra la violencia de género desarrolla por la Fundación. Bajo el lema Contra el maltrato, todos a una, las grandes raquetas del tenis mundial prestaron su imagen para ayudar a transmitir personalmente la importancia del rechazo social al maltratador. Para ello, colaboraron, de forma desinteresada, en la elaboración de un vídeo y de unos elementos gráficos que fueron difundidos en las instalaciones de la Caja Mágica durante la celebración del Mutua Madrid Open, así como en redes sociales.

La Fundación Mutua Madrileña se ha decidido a luchar contra la violencia de género con el deporte como una de sus herramientas principales. ¿Qué creen que pueden hacer desde la Fundación para intentar acabar con un problema cada vez más grave en esta sociedad?

Hay muchas líneas de actuación necesarias y en las que la Fundación Mutua Madrileña intenta trabajar. La primera es ofrecer apoyo y una salida a la mujer víctima de malos tratos para que pueda comenzar una nueva vida y tenga independencia económica. En la Fundación Mutua intentamos mejorar la situación de las mujeres víctimas de malos tratos y de sus hijos menores, ayudando al mantenimiento de hogares de acogida y financiando proyectos de asistencia, formación y empleabilidad. Lo hacemos a través de la colaboración con programas desarrollados por distintas entidades no lucrativas, a través de los cuales hemos llegado en estos años a miles de mujeres e hijos víctimas del maltrato.

En segundo lugar, también es necesario trabajar con la sociedad en general para que identifique y rechace el maltrato. En este sentido, desde la Fundación Mutua Madrileña realizamos campañas públicas de sensibilización para mostrar el rechazo al maltratador. Campañas como la que llevamos a cabo durante el Mutua Madrid Open, con los mejores tenistas del mundo, sirven para concienciar a la sociedad de que no se deben tolerar ni normalizar determinadas actuaciones.

En el caso de Mutua, ¿por qué el tenis es el vehículo de concienciación social en contra de este problema? ¿Qué valores transmite este deporte que estén relacionados con Mutua?

Nuestra relación con el tenis viene de lejos. Llevamos doce años patrocinando el principal torneo de tenis que tiene lugar en España, el Mutua Madrid Open, por lo que cuando en 2012 la Fundación Mutua decidió iniciar una línea de acción específica con violencia de género la relación con este deporte surgió de manera natural.

La superación es uno de los valores que nos define como empresa y que compartimos con el mundo del deporte en general, pero también muchos otros como el compromiso que mantenemos con nuestros mutualistas o con la sociedad en general a través de nuestra Fundación, el esfuerzo constante, la responsabilidad o la honestidad.

Este año se jugó por primera en el Mutua de Madrid el Mutua Charity Tie Break Tens, una acción novedosa y pionera para luchar contra la violencia de género. ¿Qué balance realizan de esta acción? ¿Han conseguido los objetivos que buscaban?

El balance es muy positivo. Hemos importado al Mutua Madrid Open un tipo de torneo novedoso, como son los Tie Break a diez puntos, hemos implicado a los mejores tenistas del momento (masculino y femenino) y traído un espectáculo deportivo más a la ciudad. Además, nos ha servido para seguir ayudando a las mujeres que quieren salir de la violencia de género, al destinar 80.000 euros para ayudar al mantenimiento de casas de acogida para mujeres víctimas de la violencia de género y sus hijos de Cáritas Española.

Un torneo en el que participaron profesionales como Fernando Verdasco, David Ferrer, Stan Wawrinka, Maria Sharapova o Garbiñe Muguruza. ¿Es importante tener estas figuras para ganar mayor relevancia entre la sociedad y, por supuesto, los medios de comunicación?

Sin duda, involucrar a caras conocidas da mayor relieve al problema. Más si cabe si se trata de deportistas, que transmiten valores muy positivos con los que la gente se identifica. La colaboración de las principales raquetas refuerza el mensaje que queremos transmitir de rechazo al maltratador y hace que llegue mejor al público porque procede de personas que admiran y en las que confían.

Mutua colabora también con cinco asociaciones relacionadas con la violencia de género. ¿Cuál es su relación con ellas?

Las cinco asociaciones son las ONG beneficiarias de la V Convocatoria anual de ayudas a proyectos de acción social.  Estas cinco entidades tienen proyectos relacionados con la ayuda a mujeres víctimas de maltrato y fueron seleccionadas por nuestro patronato de entre todos los proyectos candidatos.

Colaboramos con la Federación de Mujeres Progresistas, que lleva a cabo el programa REDbélate contra la violencia de género de prevención y atención de la violencia de género en mujeres jóvenes; la Fundación ANAR, con su proyecto de intervención sobre la infancia y la adolescencia víctimas de violencia de género por medio del Teléfono ANAR; la Fundación Integra, que trabaja para la  empleabilidad para mujeres víctimas de violencia de género; la Asociación de Ayuda a Víctimas de Agresiones Sexuales y Violencia Doméstica (Adavas),  que desarrolla Despégate del maltrato: reconstruyéndote como mujer, un proyecto de atención y empoderamiento a mujeres maltratadas, y Apostólicas del Corazón de Jesús-Comunidad de Obras Sociales por su iniciativa para la mejora de los espacios e instalaciones de la casa de acogida Luz Casanova.

Éstas han sido las últimas beneficiarias, pues cada año, dentro de nuestra convocatoria anual concedemos ayudas específicas a ONG de este ámbito. El próximo mes de septiembre se pondrá en marcha la VI Convocatoria que volverá a tener una categoría específica para proyectos en materia de ayuda a mujeres víctimas de la violencia de género.

Al margen de la lucha contra la violencia de género, ¿colabora también la Fundación en otras acciones sociales?

Nuestra Fundación nació en 2003 con el objetivo de ayudar a la investigación científica en materia de salud en España. Desde entonces hemos destinado más de 54 millones de euros al apoyo de estudios clínicos realizados en hospitales de toda España y que han supuesto mejoras en el campo de los trasplantes, la oncología, la traumatología y sus secuelas o las enfermedades raras que se manifiestan en la infancia.

En 2009 ampliamos las líneas de actuación de nuestra Fundación a la difusión de la cultura, la seguridad vial y la acción social. Desde entonces hemos desarrollado multitud de iniciativas. Por ejemplo, en materia de seguridad vial desde hace seis años colaboramos con la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (Aesleme) en el desarrollo de una campaña de prevención de accidentes entre los jóvenes bajo el lema Agárrate a la vida. En 2016 cerca de 5.250 alumnos universitarios españoles participaron en la campaña. Esta iniciativa también se lleva a cabo en colegios con el nombre de Te puede pasar con la que en 2016 llegamos a 16.000 niños y adolescentes.

También estamos involucrados desde 2016 en la lucha contra el acoso escolar. Conocedores a través de los estudios que hemos llevado a cabo con la Fundación ANAR de la magnitud del problema que supone el acoso entre iguales en las aulas y cómo está cobrando una mayor dimensión con la introducción de herramientas tecnológicas entre los chavales, como los smartphones. Desde la Fundación Mutua Madrileña queremos contribuir a erradicarlo, llevando a cabo campañas de concienciación en redes sociales, sesiones preventivas en colegios, estudios del problema y foros de debate para padres y profesores.

8
Comentarios