La OCDE pide a los países redoblar los esfuerzos de integración para migrantes

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) ha hecho un llamamiento a los países miembro, entre los que se encuentra España, durante la presentación del informe 'Perspectivas de las Migraciones Internacionales 2017'.
9

El número de refugiados humanitarios que llegan a los países de la OCDE alcanzó su punto máximo en 2016, y los gobiernos siguen tratando de resolver la crisis humanitaria. Deberían centrarse en ayudar a que los refugiados con probabilidades de permanecer en el país de asilo se asienten e integren al mercado laboral y a la sociedad. Eso exige un replanteamiento tanto de las políticas nacionales como de la cooperación internacional, según un nuevo informe de la OCDE.

La edición de Perspectivas de las Migraciones Internacionales 2017 muestra que los flujos migratorios permanentes a los países de la OCDE están aumentando; alrededor de cinco millones de personas emigraron de manera permanente a los países de la OCDE en 2016, en comparación con 4,7 millones de ingresos en 2015. Este fue el tercer año consecutivo de dicho incremento.

La migración humanitaria fue el principal impulsor de este aumento: en 2016, los países de la OCDE registraron más de 1,5 millones de nuevas solicitudes de asilo, como en 2015, y al menos dos terceras partes de ellas en países europeos de la OCDE. Turquía solo está proporcionando protección temporal a otros tres millones de sirios. Sin embargo, en los primeros seis meses de 2017, el número total de desembarques en las costas europeas llegó a 85.000; alrededor de diez veces menos que el nivel máximo en el segundo semestre de 2015.

“Mejorar la integración de los inmigrantes y sus hijos, incluidos los refugiados, es vital para ofrecer un futuro más próspero e incluyente para todos”, señaló Angel Gurría, secretario general de la OCDE, al presentar el informe en París con Dimitris Avramopoulos, comisionado de la Unión Europea para Migración, Asuntos Internos y Ciudadanía. “Aunque la integración es en buena parte un asunto interno, una mejor cooperación a nivel internacional es decisiva para lograr el progreso requerido y atacar las percepciones negativas contra la migración, que a menudo se arraigan en la idea errónea del beneficio que los migrantes pueden aportar a los países receptores”.

El informe señala que algunos países han redoblado sus esfuerzos de integración y cita, como buenos ejemplos, el programa de integración por vía expedita que introdujo Suecia y la aprobación de su primera Ley sobre integración en Alemania. Pero las políticas públicas se están rezagando en otros países, y los gobiernos deben aprovechar el impulso positivo para nuevas reformas que se centren en todos los migrantes.

La edición de este año de Perspectivas incluye un enfoque especial sobre la migración familiar que, señala, debería ser una prioridad apremiante para los gobiernos. Más de 1,6 millones migrantes familiares recibieron un permiso de residencia en la zona de la OCDE en 2015, lo que representa casi 40% de la afluencia total de inmigrantes permanentes.

Los gobiernos enfrentan dificultades al tratar de establecer normas y condiciones para la migración familiar y diseñar los programas adecuados. El derecho a la vida familiar debe equilibrarse con la necesidad de asegurar que los lazos familiares sean legítimos y que la familia tenga los medios para establecerse en el nuevo país.

La migración temporal ha aumentado en la OCDE, la cantidad de trabajadores enviados por sus empresas a otros países de la Unión Europea conforme a contratos locales llegó a 1,5 millones en 2015. La contratación internacional de trabajadores estacionales aumentó en muchos países, en especial de manera abrupta en Polonia. El número de estudiantes internacionales también sigue aumentando, y los nuevos permisos de residencia expedidos superaron 1,5 millones por vez primera en 2015.

9
Comentarios