Tomillo, Exit y Norte Joven unen empleo de personas vulnerables y eficiencia energética

Fundación Tomillo, Fundación Exit y Asociación Norte Joven, con el apoyo económico de la JPMorgan Chase Foundation, ponen en marcha la iniciativa 'Conectados al empleo'.
0

Conectados al empleo es un proyecto colaborativo entre Fundación Tomillo, Fundación Exit y Asociación Norte Joven que cuenta con el apoyo económico de la JPMorgan Chase Foundation dentro de su iniciativa global New Skills at Work, que trata de reducir el desajuste existente entre la formación de los colectivos más vulnerables y el mercado laboral.

Esta iniciativa se apoya en la experiencia de Barrios sostenibles de la Fundación Tomillo; un proyecto de innovación social en el que jóvenes formados en eficiencia energética ofrecen, desde 2015, un servicio gratuito para convertir viviendas del distrito de Usera en Madrid en hogares más eficientes y sostenibles. Gracias al nuevo proyecto colaborativo se ampliará la intervención a otras zonas de Madrid, se diseñará junto con las empresas una formación a medida adaptada a las demandas del mercado de trabajo y se incluirá un nuevo colectivo como son los adultos en desempleo de larga duración.

El proyecto apuesta por el desarrollo social con cuatro ejes de actuación: un estudio de mercado para analizar en profundidad el sector de la eficiencia energética en España e identificar los perfiles de las empresas en este ámbito y conocer los avances del sector; el diseño de formaciones a medida dirigidas a cubrir dichas demandas del sector energético; una metodología en el aula innovadora y multidisciplinar que beneficia al menos 300 alumnos y que incluye aprendizaje-servicio realizando 200 auditorías  energéticas e intervenciones en hogares en situación de vulnerabilidad, el ahorro energético y buenos hábitos de consumo con acciones de sensibilización en el barrio, y, como objetivo último del proyecto, se espera la incorporación al mercado laboral de al menos un 40% de los matriculados en formación no reglada que cuenten con la mayoría de edad.

Dentro del plan formativo los estudiantes sensibilizarán a mil personas en el ahorro de energía en sus casas y realizarán intervenciones gratuitas en 200 viviendas para convertirlas en eficientes y contribuir a mitigar la pobreza energética.

Para las tres entidades impulsoras, “el proyecto pretende detectar oportunidades de empleo para que jóvenes y adultos de entornos desfavorecidos puedan desarrollar sus talentos en el sector de la eficiencia energética. La colaboración de las empresas es clave para reducir las altas tasas de desempleo y para ofrecer una oportunidad a aquellos que se han quedado fuera del mercado laboral. Pero también es fundamental la concienciación y participación de otros agentes del barrio y de la administración para lograr un verdadero impacto energético, social y económico”.

0
Comentarios