El programa de turismo rural comunitario beneficia a más de 3.300 indígenas

CE11 diciembre 2013
4

Consciente de que el turismo es un catalizador de progreso y crecimiento para los países, Fundación Codespa, en colaboración con CAF –banco de desarrollo de América Latina–, lleva a cabo el programa de turismo rural comunitario Rutas en Bolivia, Ecuador y Perú.

Rutas ofrece paquetes turísticos gestionados por los propios miembros de las comunidades indígenas para favorecer la generación de ingresos complementarios y mejoras en sus condiciones de vida. Para ello, Codespa y CAF imparten formación y asistencia técnica a estos emprendedores para que el servicio que ofrezcan al visitante cumpla con los estándares de calidad reconocidos por el mercado turístico.

Con 15.673 personas que han optado, en el último año y medio, por viajes que contribuyan al desarrollo de poblaciones indígenas, el turismo comunitario es una tendencia en alza que cobra especial interés. Desde que en enero de 2012 se activara el proyecto Rutas ya se han beneficiado más de 3.300 indígenas en situación de pobreza, quienes han puesto en marcha servicios turísticos como fuente de ingreso extra a sus actividades tradicionales (agricultura, ganadería y comercio).

“Proporcionamos a las comunidades indígenas una oportunidad para acceder a un trabajo sin tener que recurrir a la migración, para mantener sus tradiciones y costumbres y para optar a unas mejores condiciones en cuanto a infraestructuras y saneamiento”, comenta José Ignacio González-Aller, director general de Fundación Codespa. “Además, ofrecemos formación y asistencia técnica a microempresarios y tratamos de impulsar enlaces comerciales para vincular a pequeños empresarios turísticos con la demanda y los potenciales visitantes”.

Para José Carrera, vicepresidente de Desarrollo Social de CAF, el turismo surge como una posibilidad real de contribuir a la economía de las comunidades rurales por las ventajas competitivas que tiene la región en ese ámbito. “Nuestros países cuentan con múltiples destinos turísticos naturales e históricos y el apoyo de CAF a este turismo responde a las oportunidades que brindan nuestros países y la demanda actual de los turistas que tiene relación con la búsqueda de experiencias al interior de comunidades originarias”.

A través de la convivencia de las familias indígenas con los más de 15.000 turistas recibidos, no solo se ha producido un acercamiento intercultural sino que se ha impulsado el desarrollo de 130 restaurantes, 46 asociaciones de guías turísticos, 108 hospedajes, 34 talleres artesanales, 17 servicios de transporte y 21 de turismo de aventura entre los tres países de América Latina incluidos en el programa Rutas.

4
Comentarios
  1. Casa Rural Granada

    Fantástica medida digna de aplauso donde todos ganan.