Cáritas Europa insta a incorporar la Carta Social Europea como pilar de los derechos sociales

En un comunicado Cáritas Europa muestra su pleno apoyo a la llamada lanzada por el secretario general el Consejo de Europa, Thorbjorn Jagland, a la Comisión Europea para que se reconozca la Carta Social Europea como la "Constitución de la Europa Social" y se la considere como base para el pilar europeo de derechos sociales.
CE8 Febrero 2017
1

 

“La Carta Social es importante para todos los países europeos. Con respecto a la UE y sus Estados miembros, es evidente que para abordar la lucha contra la pobreza y la exclusión social, la UE no puede centrarse solo en el crecimiento económico. También debe prestar la máxima importancia al impulso del crecimiento social. La regresión social que han experimentado en la última década los residentes en la UE tiene que acabar ahora”, ha afirmado Jorge Nuño Mayer, secretario general de Cáritas Europa.

Como miembro de la Conferencia de ONG internacionales del Consejo de Europa, Cáritas Europa coincide con la posición de Jagland sobre la iniciativa que debe liderar la Unión Europea para establecer un pilar europeo de derechos sociales.

En este sentido, Cáritas Europa anima a la celebración de una reunión al más alto nivel entre la Comisión Europea y el Consejo de Europa para garantizar que los derechos sociales sean el núcleo de la construcción europea y que la Carta Social Europea se adopte como referencia social europea.

España no ha ratificado la Carta Social Europea

Cáritas Española, por su parte recuerda que España es uno de los países de la Unión Europea que todavía no ha ratificado la Carta Social Europea revisada en 1996 y su Protocolo adicional de 1998.

Esta es, precisamente, una de las demandas incluidas en el documento de Propuestas de Cáritas ante las elecciones generales que fue compartido con todos los grupos políticos en vísperas de los últimos comicios legislativos.

Tal y como se señala en la Propuesta 1 de dicho documento, “Cáritas propone que el Reino de España ratifique dicha revisión y su protocolo adicional sobre reclamaciones colectivas, con objeto de hacer posible que las garantías contempladas -en especial, la dignidad de toda persona– sean una realidad en todo el territorio del Estado”.

Se recuerda, al respecto, que “en 1980, España ratificó la Carta Social Europea, un instrumento jurídico fundamental para garantizar a los pueblos de Europa el acceso a sus derechos sociales. En 1996, se aprobó la Carta Social Europea Revisada adaptada a los nuevos cambios sociales y en 1998 un protocolo adicional que incorporaba las reclamaciones colectivas”.

Para Cáritas Española, “casi veinte años después resulta imprescindible adecuar el marco normativo de reconocimiento de derechos sociales que ya han ratificado 33 miembros de los 47 Estados que componen el Consejo de Europa”.

1
Comentarios