El 50% de fundaciones políticas son absolutamente opacas

Las fundaciones Sabino Arana, Nous Horizons y Rafael Campalans, las únicas organizaciones ‘Transparentes’ de las 39 examinadas en el informe 'Transparencia, el mejor eslogan'.
47

El informe Transparencia, el mejor eslogan 2016, elaborado por la Fundación Compromiso y Transparencia, llama la atención sobre la opacidad, inactividad y falta de control de la gran mayoría de las fundaciones políticas.

Solo las fundaciones Sabino Arana (PNV), Nous Horizons (ICV) y Rafael Campalans (PSOE) han obtenido la calificación de Transparentes que otorga la Fundación Compromiso y Transparencia.

El documento incluye una enumeración de los siete pecados capitales en los que incurren repetidamente los partidos y fundaciones políticas. A éstas últimas le dedica dos errores:

  1. Las fundaciones políticas son organizaciones sin control. En los últimos años se ha intensificado la supervisión de los partidos políticos dejando al margen a sus fundaciones, que se han convertido en ocasiones en organizaciones para canalizar donaciones ilícitas o para financiar actividades no permitidas.
  2. Las fundaciones políticas son simples instrumentos de recaudación. El hecho de que más del 40% de las fundaciones no tenga siquiera página web denota la poca relevancia que tienen estas organizaciones. Se conocen como ‘fundaciones de papel’: sin estructuras reales de gobierno, sin una misión clara y definida, sin mecanismos de control y sin base social de apoyo, creadas en muchas ocasiones como mero instrumentos de recaudación.

En relación con estos puntos, el informe vuelve a recordar un año más que de nada sirve regular a los partidos políticos si se dejan fuera del control a las fundaciones vinculadas a estos. Los principales casos de corrupción (Púnica, Palau, 3% en Cataluña o Gürtel) están relacionados con pagos a las fundaciones políticas (Fundación CatDem y Fundecam).

De las 39 fundaciones analizadas en Transparencia, el mejor eslogan 2016, solo 8% tiene publicado un código de buen gobierno, el mismo porcentaje de fundaciones que publica los resultados de su actividad, y un bajo 17% de media publica información económica (estados financieros, 26%; memoria general, 18%; auditoría externa, 13%, e informe del Tribunal de Cuentas, 13%).

Un total de 20 fundaciones políticas no cumplen ninguno de los 15 indicadores del informe, obteniendo un cero en la puntuación final. Estos resultados confirman que, salvo excepciones, “las fundaciones políticas son simples estructuras jurídicas, sin actividad alguna ni mecanismos de control, constituidas con el sólo propósito de obtener subvenciones públicas de las administraciones públicas afines”, afirma el documento. En este sentido, “resulta chocante que las cerca de 40 fundaciones políticas sólo reúnan entre todas 1.778 donantes particulares”, concluye el informe.

47
Comentarios