Moncloa rectifica y permite preguntas en directo tras la denuncia de los periodistas

El nuevo sistema de ruedas de prensa permite a varios medios preguntar por videoconferencia y sin el filtro de Moncloa.
0

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) celebra que el Gobierno haya comenzado a ofrecer ruedas de prensa con preguntas en directo, por videoconferencia. Una decisión que refuerza el libre ejercicio del periodismo y el derecho de información de los ciudadanos, según un comunicado de la FAPE.

El nuevo sistema de ruedas de prensa comenzó a aplicarse este lunes (6 de abril) con los ministros de Sanidad, Salvador Illa, y Transportes, José Luis Ábalos. Periodistas de once medios preguntaron por videoconferencia, una posibilidad cerrada hasta entonces. Con el anterior sistema, era el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver, el que leía las preguntas que los periodistas tenían que enviar a Moncloa previamente.

En una iniciativa conjunta, la FAPE y la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) llevaban desde marzo haciendo gestiones con Oliver para reclamar al Gobierno que cambiara el modelo de las preguntas filtradas por uno abierto a la intervención de los periodistas en directo mediante videoconferencia. En línea con esta demanda, ambas organizaciones propusieron una fórmula que, finalmente, fue la elegida por la Secretaría de Estado de Comunicación con otros elementos complementarios.

Según prosigue la nota, el hecho de que el nuevo modelo haya comenzado sin problemas, salvo algunos técnicos, es una buena noticia para los periodistas, aunque, en opinión de la FAPE, pudo haberse puesto en marcha desde el principio.

La obligatoria rendición de cuentas de las actividades y decisiones de los Gobiernos, a través de los periodistas, debe hacerse con ruedas de prensa abiertas a preguntas y repreguntas en directo para que los ciudadanos estén plenamente informados y puedan sobrellevar la crisis de la mejor manera posible, explican.

La nota también subraya la importancia de que “en las situaciones de crisis, los ciudadanos necesitan recibir la máxima información veraz y completa posible de las autoridades para que desechen las especulaciones y conjeturas gratuitas que solo buscan crear alarma u ofrecer falsas soluciones milagrosas”.

“Los periodistas y los responsables de los medios también deben asumir un papel fundamental para garantizar el derecho de información de los ciudadanos mediante noticias veraces, verificadas y contrastadas, condiciones que si se cumplen son la mejor arma para luchar contra las mentiras y bulos que circulan por las redes, promovidas incluso por políticos sin escrúpulos”, concluye el comunicado de la FAPE.

Plantón de los medios

Más de 500 periodistas firmaron el manifiesto titulado La libertad de preguntar ante el sistema de ruedas de prensa telemáticas que había planteado el Gobierno hasta ahora. Este método consistía en enviar las preguntas previamente a Moncloa que eran seleccionadas por el secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver.

El manifiesto reza así:

“En una situación de crisis el derecho a la información es más importante que nunca. Con España en estado de alarma, el Gobierno disfruta de unos poderes muy superiores a los normales, por lo que es importante que la prensa realice su labor de control, más aún cuando el Parlamento ha limitado enormemente su actividad. La principal forma de ejercer esta función desde el periodismo es a través de las preguntas -y las repreguntas- a los miembros del Gobierno.

Sin embargo, la Secretaría de Estado de Comunicación ha organizado un sistema en el que todas las preguntas enviadas por los periodistas pasan necesariamente por el filtro del secretario de Estado, que es quien se está ocupando personalmente de formulárselas al presidente, a los ministros o a los técnicos. Es más, el propio secretario de Estado ha llegado a formular alguna pregunta al presidente del Gobierno, o incluso ha tratado de corregir públicamente a alguno de los técnicos.

Las dificultades técnicas no son más que excusas. Otros actores políticos, nacionales e internacionales, realizan ruedas de prensa telemáticas en las que los periodistas habituales formulan las preguntas directamente a través de videollamada. De esta manera, tienen la posibilidad de preguntar directamente, lo que les permite formular la cuestión después de haber escuchado la comparecencia. Del mismo modo, tienen la posibilidad de repreguntar. Es así, y solo así, como las personas que dan la rueda de prensa no pueden responder con evasivas, tal y como ha sucedido reiteradamente en las ruedas de prensa organizadas en el Palacio de La Moncloa.

Estas líneas no tienen como objetivo defender ni condenar la gestión del Gobierno en la crisis del coronavirus, sino garantizar que los medios de comunicación puedan realizar su función sin mordazas y sin dificultades añadidas. Estas no son más que excusas para controlar a la prensa. Que las preguntas al Gobierno las formule un miembro del propio Gobierno revela falta de transparencia y un interés por controlar la información. Su consecuencia deriva en una nueva forma de censura a los medios y un desprecio intolerable a los mismos ciudadanos a los que se reclama enormes esfuerzos que mayoritariamente están cumpliendo a rajatabla.

En ningún caso la declaración del estado de alarma supone una merma en la aplicación del artículo 20 de la Constitución Española, que reconoce un derecho fundamental como es el derecho ‘a comunicar o recibir libremente información veraz’ (20.1.d CE) y que el ejercicio del mismo ‘no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa’ (20.2 CE).

Por todo ello, reclamamos el inmediato cambio del procedimiento para todas las ruedas de prensa y comparecenecias de miembros del Gobierno y solicitamos el apoyo de los profesionales de la comunicación a una reivindicación no partidaria que mejorará la calidad democrática en España y el ejercicio de nuestros derechos civiles amparados en la constitución, máximo garante de nuestra convivencia, especialmente en situaciones excepcionales como la que vivimos”.

Tras el manifiesto varios medios de comunicación como ABC, El Mundo, esRadio, La Razón, Libertad Digital, Okdiario o Vozpópuli anunciaron el sábado que dejarían de participar en las ruedas de prensa del Gobierno si no cambiaban la estrategia de preguntas.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.