Las empresas B buscan aliviar el sistema de salud en América Latina

El coronavirus rompió con la rutina de todos y eso incluye a las empresas. Para evitar la saturación de los hospitales, algunas empresas se reinventan para brindar soluciones.
10
<p>Respirador de bajo coste fabricado por Elsus.</p>

Respirador de bajo coste fabricado por Elsus.

La COVID-19 llevó a empresas de todo el mundo a innovar para adaptarse al contexto y buscar respuestas concretas para reducir el impacto del virus. En este marco, las Empresas B de toda América Latina se pusieron en acción para dar apoyo, cada una desde su campo y área de experiencia, con distintas iniciativas, pero con un objetivo común: mitigar los efectos del coronavirus.

Las Empresas B son aquellas que miden su impacto social y ambiental y se comprometen de forma personal, institucional y legal a tomar decisiones considerando las consecuencias de sus acciones a largo plazo en la comunidad y el medio ambiente. Estas empresas se desarrollan en una gran cantidad de rubros, por eso ofrecen soluciones muy variadas.

“Somos un movimiento emprendedor. Tomamos el riesgo y el liderazgo. Seguimos adelante, aunque el ambiente sea hostil y adverso. Por medio del empirismo aprendemos con el proceso. Como organizaciones en el ecosistema, necesitamos dejar los egos afuera de sala y con el propósito claro de bien común, desarrollar acciones que impulsen intenciones, compromisos y acciones concretas de desarrollo para un sistema económico inclusivo, equitativo y regenerativo a las personas y nuestro planeta”, opina Marcel Fukayama, cofundador de Sistema B Brasil y director ejecutivo de Sistema B Internacional.

Elsus es una pyme argentina que se dedica al desarrollo de soluciones con energías renovables. Ante la pandemia, Enrique Casares, ingeniero y responsable de la empresa, se propuso una misión totalmente distinta al core de negocio de Elsus.

Él se reunió con otros empresarios y técnicos de la ciudad de Comodoro Rivadavia y trabajaron juntos en el prototipado de un respirador con insumos de bajo costo con el objetivo de que el hospital local cuente con respiradores para atender a posibles nuevos casos de COVID-19.

La iniciativa surge como respuesta a la preocupación y dificultad de conseguir respiradores para atender a los futuros pacientes de la comunidad, no solo por el alto costo de adquisición sino también por la falta de stock. El primer objetivo que se propuso este grupo es producir 20 respiradores, que son los que demandaba el hospital de Comodoro Rivadavia.

“Cuando el gobierno municipal de la ciudad solicitó ayuda con respiradores a la Cámara de Empresas Local, la cual integramos, en un principio, se decidió comprar diez. Se juntó el dinero y se localizó al fabricante que está en la provincia de Córdoba. Cuando íbamos a hacer la compra nos enteramos que el gobierno nacional copó la producción por un año de esa empresa y no había disponibilidad para comprar. Se frustró el intento. Por eso decidimos desarrollarlo nosotros”, recuerda Casares.

El diseño del prototipo se trabajó de manera virtual. El equipo de la empresa tenía tiempo disponible porque no podían trabajar en las tareas habituales por la cuarentena. Una vez que se ubicaron los componentes, se reunieron en el laboratorio de la empresa para ensamblarlos y así se creó el respirador.

Se armó un grupo multidisciplinario para garantizar el funcionamiento del prototipo. Asesoraron tanto médicos como técnicos. Y lo resolvieron en tiempo récord.

“Aprender sobre el funcionamiento de un respirador fue todo un desafío. Nuestra especialidad es la automatización de procesos y con ese conocimiento estudiamos el proceso respiratorio humano y desarrollamos el respirador para atender ese requerimiento fisiológico”, dice Casares.

Este prototipo puede ser replicado para otros hospitales que requieran un respirador de bajo costo y de rápida entrega. Para Caseres sería un “orgullo” seguir asistiendo a otras instituciones.

Sobre la pandemia, Caseres reflexiona: “El coronavirus nos demuestra que las empresas tienen que estar atentas a lo que le pasa a la comunidad y tiene que tender redes para resolver los problemas que la afectan”.

<p>Mamotest ofrece servicios gratuitos de telediagnóstico a hospitales.</p>

Mamotest ofrece servicios gratuitos de telediagnóstico a hospitales.

Telemedicina en tiempos de coronavirus

Otra Empresa B argentina comprometida con facilitar el trabajo en los hospitales es Mamotest.

Esta empresa de telemedicina está trabajando con radiólogos y médicos que están en cuarentena, brindando servicios gratuitos de telediagnóstico a hospitales con pacientes con la COVID-19.

Se brinda acceso gratuito a la plataforma de imágenes médicas. Se realizan estudios completos de RX y TC de pulmón para informar en detalle sobre el daño o inflamación en los órganos y poder ayudar a un mejor plan de tratamiento.

Cada estudio ahorra 20 minutos por paciente, reduce la carga y la exposición al virus de médicos en hospitales y agiliza la permanencia de pacientes.

Así, los estudios de imágenes de los pacientes con sospecha o confirmados con la infección de coronavirus, se subirán a una plataforma desde cualquier centro de salud, independientemente del lugar del mapa que se encuentren. Estos serán examinados por médicos que se encuentran especialmente entrenados en la interpretación de imágenes, para poder dar una asistencia ágil y precisa.

“Este servicio se pone a disposición para que la seguridad de la población no sea un negocio, sino una unión entre todos”, comenta Guillermo Pepe, director de la empresa de telediagnosticos Mamotest.

La plataforma que será usada para la transferencia de imágenes se llama Actual PACS, y no requerirá instalación o compra. Si bien el diagnóstico de la enfermedad se realiza con el test de PCR, los estudios de radiografías y tomografías son de utilidad para clasificar la gravedad del caso y definir el tratamiento.

<p>Fracción es una Empresa B chilena  que vende dosis precisas de medicamentos.</p>

Fracción es una Empresa B chilena que vende dosis precisas de medicamentos.

Acceso a los medicamentos

Fracción es una Empresa B chilena que nació para lograr que las personas, a través de la compra de dosis precisas —no de cajas con más pastillas de las que fueran a necesitar— y con despacho a domicilio, tuvieran mejor acceso a los medicamentos y a un mejor precio. Trabajan directamente con laboratorios y también con farmacias independientes.

En estos días de crisis, la demanda les aumentó cinco veces. Para satisfacerla, duplicaron sus repartidores, trabajan 15 horas al día, y si el cliente está en la capital chilena, el medicamento se puede pedir a la mañana y recibirse a la tarde.

La empresa nació hace dos años y medio de la mano de Javier Vega Sepúlveda y José Manuel Moller. Desde el lado social, ellos buscaban reducir el gasto en medicamentos de las personas, vendiendo solo los comprimidos necesarios.

Desde el aspecto económico querían apoyar farmacias independientes a mejorar su negocio y competitividad, generando una red colaborativa y sólida que se sostuviera en el tiempo.

Y por último, desde lo ambiental, buscaron reducir la cantidad de desechos generados en packaging y material no utilizado, además de reducir los medicamentos que se tiran a la basura, los cuales son altamente contaminantes y representan un riesgo para quienes lo puedan encontrar.

En marzo 2019, lanzaron la farmacia digital. Ellos reciben la receta a través de una foto y luego llevan los medicamentos a domicilio.

“Creo que después de la pandemia va a cambiar la forma en que las personas acceden a la salud. Va a aumentar la telemedicina y las recetas digitales. Uno se va a poder atender con especialistas con los que antes era difícil por la distancia”, opina Sepúlveda.

A futuro, los empresarios tienen la expectativa de expandir el modelo de la empresa a Colombia, Perú y México. Ya entablaron algunas conversaciones iniciales.

<p>Doktuz ha desarrollado un 'bot' para la autoevaluación del coronavirus.</p>

Doktuz ha desarrollado un 'bot' para la autoevaluación del coronavirus.

Test de coronavirus online

Abraham Abramovitz creó Doktuz, la única Empresa B de salud en Perú en 2013 con la intención de mejorar el acceso a la salud para todos los peruanos. Creó un sistema basado en prevención y potenciado por tecnología.

En una primera instancia se armó una red de especialistas médicos que solo se podrían listar en la página web por recomendación de los mismos especialistas. Luego, empezaron a ofrecer soluciones de agendamiento de citas de clínicas y teleconsultas a las empresas de salud, pero estas aún no apostaban por los canales digitales.

Con el paso del tiempo, desarrollaron la herramienta tecnológica de Médicos a Domicilio en el app Doktuz, a través de la cual se solicitan médicos e inyectables a domicilio. La solución se exportó a Colombia y a Costa Rica.

“Ahora buscamos transformar la experiencia de salud de los pacientes. Buscamos ser un espacio de contención comunitario, más que una clínica”, dice Abramovitz. La empresa pone la prevención en el centro.

Durante la crisis de la COVID-19 Doktuz ha adaptado su aplicación móvil de salud para permitir a todos los peruanos realizar un descarte de riesgo de tener coronavirus.

“Creamos un bot con equipo de tecnología de Israel y lo pusimos a disposición gratuitamente. Esta herramienta permite la contención del paciente. Es un chat que está disponible 24-7. Se hacen preguntas sobre los síntomas y si es necesario se pone en contacto a la persona con un médico”, dice Abramovitz.

El bot ya ha sido usado por más de 50.000 personas. De esta forma, la empresa ayudó a contener algunas consultas que llegaban al Ministerio de Salud peruano.

“Después de esta pandemia se identificarán cuáles son los roles esenciales en la sociedad. El Estado está obligado a invertir más en salud”, reflexiona Abramovitz.

10
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Mara Ines Konon

    Dios quiera que este sistema de salud que están lanzando, para minimizar costos, pacientes desconcertados por no saber que hacer en un caso de desesperación, ya que estamos desorientados por esta pandemia, me parece de gran ayuda todos las propuesta que quieran lanzar, los felicito por esta iniciativa y mucha suerte y que DIOS nos Bendiga.