Bolsas de lavandería hidrosolubles contra la propagación del virus en hospitales y residencias

Durante 2020, la empresa valenciana ha suministrado más de 4.8 millones de bolsas de lavandería hidrosolubles en hospitales y residencias, ya que son una herramienta muy eficaz en la lucha contra la pandemia.
6

Una de las consecuencias derivadas de la crisis sanitaria provocada por la covid-19 ha sido la necesidad de incrementar y reforzar todo tipo de medidas para disminuir el riesgo de contagio, con especial hincapié en espacios como hospitales y residencias.

Green Cycles nació en 2006 en colaboración con el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CTDI) y el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) para producir materiales hidrosolubles y biodegradables, que se han convertido en una herramienta útil en la lucha contra la expansión de la covid-19.

Como explica Elena Moreno, CEO de Green Cycles: “La ropa utilizada por pacientes, residentes y personal que trabaja en hospitales y residencias se mete dentro de la bolsa y esta, sin sufrir ninguna manipulación, se introduce directamente en la lavadora, evitando así el riesgo de contagio. En pocos segundos, la bolsa se disuelve, la ropa se libera y sale totalmente limpia y desinfectada”.

La demanda de las bolsas de lavandería hidrosolubles para hospitales y residencias de Green Cycles se ha incrementado en más de un 3.000% durante 2020 y la empresa española ha suministrado más de 4,8 millones de unidades a hospitales y residencias en España y otros países de Europa como Francia.

La compañía española, con sede en Valencia, es la única que fabrica bolsas hidrosolubles para hospitales y residencias en España. Este producto de Green Cycles cuenta con certificados de calidad nacionales e internacionales, entre los que destacan el certificado de biodegradabilidad marina de la OWS, la certificación de compostabilidad (EN13432) y Ok Compost.

Dichas certificaciones obtenidas garantizan que los beneficios de este producto español son dobles. Por un lado, aseguran que no contribuyen a la acumulación de cal en la maquinaria industrial donde se introduce el textil de hospitales y residencias para su lavado. Por otro, la hidrosolubilidad y no toxicidad aseguran su completa integración en el entorno sin contaminar.

“Nuestras bolsas hidrosolubles, además, son producto español por lo que suponen una apuesta por la industria de nuestro país y por un consumo inteligente, ya que utilizar materiales de alta durabilidad como el plástico tradicional para productos de vida corta (un solo uso) no deja de ser un sinsentido”, añade Moreno.

Una vez que se disuelve, la bolsa se convierte en pocos días, por la acción biológica y bio oxidación, en CO2, agua, sales minerales y fertilizante natural. Con su uso se contribuye a la protección del entorno en un momento en el que ha aumentado considerablemente el uso del plástico tradicional y, con él, los efectos negativos para el medio ambiente.

 

6
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.