El voluntariado corporativo no se confina ante la pandemia

Es en momentos como el actual, marcado por la pandemia, cuando el voluntariado corporativo cobra aún más importancia y significado si cabe, vertebrando el propósito de las organizaciones y mejorando las condiciones de vida de parte de la sociedad.
<p>Durante la pandemia, la Fundación ”la Caixa” ha puesto a disposición los 44 EAPS para cubrir las necesidades psicosociales de las personas afectadas por el Covid-19. Foto: Fundación ”la Caixa”.</p>

Durante la pandemia, la Fundación ”la Caixa” ha puesto a disposición los 44 EAPS para cubrir las necesidades psicosociales de las personas afectadas por el Covid-19. Foto: Fundación ”la Caixa”.

En España este tipo de voluntariado es, en general, reciente, aunque existen numerosas entidades que llevan muchos años promocionándolo y dando salida al deseo de sus empleados de participar en causas sociales, redundando en un sentimiento más intenso de pertenencia y compromiso con sus empresas.

En el marco del pasado Día Mundial del Voluntariado, fue presentando el informe Radiografía del voluntariado corporativo en España. Este documento ha sido elaborado por Voluntare con el apoyo de Voluntarios de “la Caixa”. En él se estudian en profundidad 225 programas de voluntariado que se están desarrollando en la actualidad en 24 países de América Latina y Europa.

Para Pere Huguet, director corporativo de Acción Social de CaixaBank, el estudio “llega en un momento clave, ya que la pandemia ha provocado un incremento notable de las necesidades sociales en España, algo que las empresas no pueden ignorar. Mientras esta crisis pasará, el alto nivel de pobreza permanecerá largo tiempo y ahí tendrá un papel fundamental el voluntariado”.

Por su parte, Juan Ángel Poyatos, fundador de Voluntare, señala que “el valor de este estudio es que ofrece, por primera vez, una visión de conjunto y de detalle de cómo se gestiona actualmente el voluntariado corporativo en España y hacia dónde evoluciona”.

Gracias a este trabajo, se puede conocer las características del voluntariado corporativo hoy en día y cómo se ha tenido que adaptar debido a la pandemia causada por la covid-19.

Los voluntarios contribuyen al logro de los objetivos sociales

Según el estudio, nueve de cada diez empresas españolas busca ofrecer a sus empleados un cauce para participar en actividades solidarias. También una inmensa mayoría de las empresas considera importante o muy importante apoyar alguna causa social apreciada por los grupos de interés del contexto en el que actúa.

Respecto a estudios anteriores se aprecia en la actualidad que con el voluntariado corporativo se busca menos la mejora reputacional, mientras que crece el interés por fortalecer las políticas de recursos humanos y ofrecer a los empleados maneras de implicarse en causas sociales.

Se observa también que la implantación de los programas de voluntariado corporativo en España es relativamente reciente, teniendo el 58% de ellos menos de cinco años de funcionamiento.

Un porcentaje elevado de empresas encuestadas (63%) tiene destinado un presupuesto específico para su programa de voluntariado corporativo, al margen de sus costes de personal y gestión. En cuanto a la relevancia del presupuesto destinado a este tipo de programas, poco más de la mitad de las empresas dispone una partida superior a 50.000 euros, mientras que lo más habitual es que oscile entre 50.000 y 200.000 euros. Solo el 28% de las empresas dispone de un presupuesto superior a 200.000 euros.

La asignación específica de presupuesto ha aumentado en un 22% respecto a estudios anteriores, lo cual es una señal muy positiva.

Por lo que respecta al tiempo destinado a actividades de voluntariado, una de cada cuatro empresas tiene fijado el número de horas laborables que sus empleados pueden destinar a voluntariado corporativo, optando la mayoría de estas por ofrecer un rango de entre 6 y 20 horas anuales.

Un punto a destacar en este aspecto es la bajada drástica del voluntariado realizado exclusivamente durante el tiempo libre del empleado: del 36% en 2015 al 6,5% en 2020. Esta evolución es una señal de que las empresas están apostando fuertemente por el voluntariado corporativo.

Las empresas que definen un número de horas a disposición de los empleados suelen hacerlo cuando el programa de voluntariado está gestionado por el departamento de Recursos Humanos, mientras que eso no sucede cuando jerárquicamente dependen de la fundación corporativa o al área de RSC o sostenibilidad.

<p>El voluntariado corporativo cambia el comportamiento del empleado hacia su empresa de forma significativa. Foto: Voluntarios ”la Caixa”.</p>

El voluntariado corporativo cambia el comportamiento del empleado hacia su empresa de forma significativa. Foto: Voluntarios ”la Caixa”.

¿Cuáles son los impactos positivos sobre el voluntario?

El estudio señala que la realización de actividades de voluntariado corporativo cambia el comportamiento del empleado hacia su empresa de forma significativa.

Concretamente, los trabajadores que participaron en eventos voluntarios corporativos grupales experimentaron un aumento del 20% en su compromiso laboral cuando se les compara con un grupo de control.

También respecto a un grupo de control, un 33% de los voluntarios aumentaron el sentido de propósito en su trabajo; un 18%, un aumento del orgullo sobre los productos de su empresa, y un 13%, un aumento de su satisfacción laboral.

Lo más habitual es que en los programas de voluntariado participe más de un 10% de la plantilla de la empresa, y casi en una de cada tres empresas esa cifra se mueva entre el 11 y el 20%.

Se ha observado que aquellas empresas que ofrecen más oportunidades de voluntariado profesional o probono obtienen unas tasas más elevadas de participación, lo cual se debe a que uno de los elementos que más satisfacción proporciona a los empleados es percibir que su implicación ha sido útil para cambiar realidades. Una sensación de haber ayudado que es mayor en programas de voluntariado de carácter profesional que en programas más asistenciales.

La participación en actividades de voluntariado no está restringida a los propios trabajadores, sino que en la mayoría de las empresas se invita a los familiares de los voluntarios, y en menor medida a jubilados y prejubilados de esas empresas y a sus clientes.

Los empleados en España no tienen un grado de repetición muy alto en las actividades, puesto que en algo menos de la mitad de las empresas los empleados que repiten tres o más veces al año no llegan al 25%. Este dato de fidelidad de los empleados va en relación a la consolidación de los programas, ya que en aquellas empresas que han implantado el voluntariado corporativo hace más de diez años, más del 75% de sus voluntarios repiten tres o más veces al año.

En cuanto al tipo de programas llevados a cabo, casi la mitad de las empresas ofrece solo actividades de voluntariado corporativo asistencial que no requiere habilidades ni conocimientos específicos, aunque el 41% cuenta con actividades tanto de voluntariado profesional o probono como asistencial.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son tenidos en cuenta por más de dos tercios de las empresas a la hora de definir sus programas, duplicando los datos del año 2015. Los ODS a los que se orientan más las actividades de voluntariado son los de reducción de desigualdades, educación de calidad y trabajo decente y crecimiento económico.

Por lo que respecta al crecimiento futuro del voluntariado corporativo, la inmensa mayoría de las empresas opinan que va a crecer de manera moderada o considerable, y solo un 3% residual cree que irá a menos.

Por último, las empresas detectan diversas áreas de mejora en el ámbito de sus programas de voluntariado que se centran, por este orden, en la alineación de los programas con su estrategia corporativa, la explotación de su potencial formativo, la formación de los gestores de los programas y la eficiencia de la medición de sus resultados.

<p>Miles de personas en situación de vulnerabilidad de toda España han recibido 3.600 toneladas de alimentos básicos gracias a las donaciones recogidas por 'Ningún hogar sin alimentos'. Foto: Fundación ”la Caixa”.</p>

Miles de personas en situación de vulnerabilidad de toda España han recibido 3.600 toneladas de alimentos básicos gracias a las donaciones recogidas por 'Ningún hogar sin alimentos'. Foto: Fundación ”la Caixa”.

La covid-19 genera más implicación

La pandemia de coronavirus ha complicado la realización de programas de voluntariado y ha supuesto retos a diferentes niveles.

El primero reto ha sido causado por la irrupción de necesidades urgentes debido a la agudización de las necesidades previas y el surgimiento de otras nuevas. Por su parte, la dispersión de las plantillas de las empresas y el teletrabajo forzoso han creado un entorno y condiciones adversas para la correcta gestión del voluntariado, a lo que se ha sumado la necesidad de preservar la seguridad de las personas, añadiendo más dificultad a los retos anteriores.

Aún con todas estas dificultades, los programas de voluntariado se han adaptado a las nuevas condiciones, apoyados en la buena disposición de los empleados.

Según datos del informe Impacto de la Covid-19 en el voluntariado corporativo, casi dos tercios de las empresas encuestadas ha reportado que durante la pandemia se está registrando una mayor participación y compromiso de sus empleados con las actividades de voluntariado.

Debido a la poca idoneidad de las actividades presenciales en un escenario de propagación del virus, una inmensa mayoría de las actividades de voluntariado se han adaptado a formatos no presenciales. La mayor parte de las empresas ha adecuado solo algunas acciones; menos de una de cada cinco ha replanteado la mayoría, y apenas un 6% ha adaptado todas sus actividades.

Tras estas experiencias, casi nueve de cada diez empresas no solo consideran que el voluntariado no presencial ha llegado para quedarse, sino que este va a ganar relevancia en el futuro.

Un 71% de las empresas ha lanzado nuevos proyectos específicamente vinculados a la covid-19 con una grandísima acogida, considerando el 66% de las empresas que la crisis del coronavirus ha tenido efectos positivos en sus programas de voluntariado.

<p>Este 2020, la iniciativa de voluntariado de CaixaBank ha cumplido su decimoquinto aniversario de labor solidaria. Foto: Voluntarios ”la Caixa”.</p>

Este 2020, la iniciativa de voluntariado de CaixaBank ha cumplido su decimoquinto aniversario de labor solidaria. Foto: Voluntarios ”la Caixa”.

La iniciativa de voluntariado de CaixaBank cumple 15 años

La acción social es uno de los pilares del Plan de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de CaixaBank dentro de su modelo de banca socialmente responsable.

Además del apoyo a la distribución de ayudas económicas de la Fundación ”la Caixa”, Acción Social de CaixaBank impulsa, a través de la Asociación de Voluntarios ”la Caixa”, su Programa de Voluntariado Corporativo, formado por empleados en activo de la entidad y su grupo, de la Fundación “la Caixa”, de jubilados y prejubilados de ambas organizaciones, así como de amigos, familiares y clientes.

Este 2020, la iniciativa ha cumplido su decimoquinto aniversario de labor solidaria. En total, en el último año, alrededor de 5.800 personas comprometidas han formado parte del voluntariado activo de ”la Caixa”, participando en más de 7.000 actividades solidarias.

La labor de la Asociación se materializa en la detección de determinadas necesidades sociales de diferentes colectivos vulnerables dentro de las líneas marcadas en su estrategia y bajo cinco grandes áreas de actuación que son: empleabilidad e inserción social, educación financiera, medio ambiente, pobreza infantil y exclusión social, y salud y personas mayores.

Para Isidre Fainé, presidente de la Fundación ”la Caixa”, “los voluntarios de ”la Caixa” encarnan el esfuerzo y la creencia de que podemos construir una sociedad más justa para personas en situación de vulnerabilidad”.

Esta iniciativa de voluntariado tuvo un reconocimiento destacado en la última Junta General de Accionistas de CaixaBank por parte de su presidente, Jordi Gual, que declaró “en CaixaBank estamos preparados para dar respuesta a las necesidades financieras de nuestra sociedad e intensificar nuestra tarea social siendo fieles a nuestro compromiso con los clientes y la sociedad. Reluce de especial manera, en momentos como los actuales, nuestro trabajo para dar respuesta y mitigar la situación de los colectivos más afectados por esta crisis que se traduce en acciones en colaboración con nuestro principal socio, Fundación ”la Caixa” colaborando en acciones como la campaña Ningún Hogar Sin Alimentos y toda la actividad del voluntariado que trabaja para mejorar la situación de los colectivos más vulnerables”.

El trabajo de la Asociación de Voluntarios de ”la Caixa” goza además de reconocimiento internacional. Prueba de ello ha sido la invitación a participar en los encuentros de dos organismos de destacada importancia como son el Programa de Voluntariado de la ONU UNVolunteers y el IAVE (International Association for Volunteer Effort), y en los cuales se destacó, principalmente, la figura de los voluntarios de ”la Caixa” que son el motor de la Asociación.

Los voluntarios disponen desde inicios de 2020 de una aplicación para móvil que tiene la intención de conectarlos de forma más inmediata y de tener más presente su importante labor social.

<p>Voluntario “la Caixa” colaborando en una actividad digital como las que se organizarán con motivo de la Semana Social digital. Foto: Caixabank.</p>

Voluntario “la Caixa” colaborando en una actividad digital como las que se organizarán con motivo de la Semana Social digital. Foto: Caixabank.

Las acciones se trasladan al canal online

La Asociación de Voluntarios de ”la Caixa” ha continuado con sus actividades durante estos meses de pandemia y su respuesta a las necesidades de la sociedad se ha visto aumentada.

Según Huguet, “las necesidades crecen, pero también la respuesta del voluntariado. Es una necesidad no solamente desde el punto de vista de las personas a las cuales se atiende sino por parte de los propios voluntarios. Hay una manera de ser, una forma de vida, una manera de entender de la vida de los voluntarios, que son personas que tienen ese elemento humano que va más allá de dar dinero o ayudar de una manera crematística”.

Durante estos meses de pandemia y confinamiento, las actividades de la Asociación han virado hacia el voluntariado online, que se ha convertido en la única manera disponible para que los voluntarios continúen con su labor.

Dos ejemplos de iniciativas de voluntariado a distancia que la Asociación está realizando estos meses con gran éxito son las Cartas contra la soledad y Cadenas de vida.

El confinamiento y la paralización de la labor presencial del voluntariado ha obligado a muchas personas, sobre todo mayores, a encontrarse de lleno con largos momentos de soledad. Cartas contra la soledad tiene como objetivo mejorar la estancia de las personas mayores en residencias y combatir el aislamiento al que se ven sometidas, y persigue generar relaciones entre dos personas para que los días sean más alegres y llevaderos.

Mientras, Cadenas de vida es una iniciativa en la cual los voluntarios envían sus cartas, dibujos, historias, etc. a diferentes entidades y sus beneficiarios, que son liberados de la soledad y monotonía que les ha traído la cuarentena.

Paralelamente y gracias al apoyo de las entidades para conseguir los requisitos técnicos necesarios, se han continuado de manera no presencial con las sesiones de los talleres de educación financiera. Estos talleres tienen como objetivo promover el desarrollo de capacidades y habilidades financieras para que las personas puedan tomar mejores decisiones a lo largo de su vida, logrando de esta manera una mejor gestión de sus recursos.

CaixaBank también ha organizado la Semana Social Digital, en la que se han movilizado decenas de miles de voluntarios. En colaboración con cerca de 100 entidades sociales de toda España, se han llevado a cabo más de 14.000 participaciones en más de 200 actividades de todo tipo a las que han podido acceder todos los voluntarios independientemente de su zona de residencia.

Gracias al esfuerzo de todos, se ha contribuido a ayudar a más de 350.000 personas vulnerables en todo el país en materia de educación financiera e inserción laboral, salud, pobreza infantil y otras.

Sumando el voluntariado online a la consolidada oferta de actividades presenciales y a distancia de la Asociación de Voluntarios de ”la Caixa”, queda patente su compromiso y vocación de acción social, cuya finalidad es poder mejorar la situación de muchas personas y alcanzar así una sociedad más igualitaria para todos.

Contenido apoyado por La Caixa.
Esta noticia se adhiere a los criterios de transparencia
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.