Tecnología y tradición en los Premios Jóvenes Emprendedores Sociales

Entre las empresas distinguidas en la última edición de estos galardones, concedidos por la Universidad Europea, hay aplicaciones móviles que ayudan a encontrar aparcamiento a personas de movilidad reducida, o que dan soporte lingüístico y de traducción a aquellos que no conocen el castellano; pero también aparecen iniciativas vinculadas a la distribución y al turismo para dinamizar el entorno rural y pesquero.
<p>El equipo de Disabled Park.</p>

El equipo de Disabled Park.

Desde hace siete años, la Universidad Europea ha sido una fuerte impulsora de empresas de carácter social gracias a sus Premios JES (Jóvenes Emprendedores Sociales). En 2016 ha tenido lugar la octava edición de estos galardones, concedidos a diez iniciativas impulsadas por empresarios de entre 18 y 29 años, que, además de una dotación económica de 3.000 euros, han recibido formación específica para hacer sostenible su proyecto.

Las empresas seleccionadas fueron Abrego, Activitum, ArqKids, Escuelab, La Exclusiva, Nostoc Biotech, Trip & Feel, Voze App, #YouMusic y Disabled Park.

Esta última consiguió, además, el premio especial del jurado con su sistema de localización de plazas de aparcamiento adaptadas para personas con movilidad reducida. “Se trata de una app que puede descargarse tanto desde iPhone como desde Android, aunque también hemos desarrollado una plataforma web para todos aquellos que no disponen de un dispositivo móvil”, explica Ana Puertas, fundadora de la compañía.

A través de Disabled Park también es posible disponer de información sobre la adaptabilidad de cualquier evento o lugar. “La idea surge en 2012 de una necesidad personal. Yo voy en silla de ruedas y cada vez que salía me encontraba con el problema de no saber dónde poder aparcar”, concreta Puertas. La plataforma se financia gracias a las donaciones de particulares y empresas, “que pueden apadrinar plazas de aparcamiento y colaborar con nosotros de forma simbólica”.

El servicio de Disabled Park está disponible en más de 150 ciudades y municipios de toda España y en algunas de Portugal, dando visibilidad a más de 28.000 plazas de aparcamiento. En este momento cuentan con unos 10.000 usuarios, “aunque nuestro objetivo es el de superar los cinco millones de descargas en España y llegar a todas las personas con discapacidad que lo necesitan y a sus acompañantes”.

El servicio de Disabled Park está disponible en más de 150 ciudades y municipios de toda España y en algunas de Portugal, dando visibilidad a más de 28.000 plazas de aparcamiento.

Traducción simultánea con un ‘smartphone’

Otra de las aplicaciones premiadas ha sido Voze, creada por Adriana Jaime en 2015 con el objetivo de acabar con las barreras lingüísticas y culturales con las que se encuentran inmigrantes y refugiados para desenvolverse en su día a día en España. “A través de este software, el usuario puede contactar con un intérprete vía telefónica que le traduce en tiempo real”, asegura Jaime.

La iniciativa surge de la agencia de traducción en la que su creadora trabaja: “Empezamos dando apoyo a todos esos jóvenes que se iban fuera de España en busca de un futuro laboral: papeles, permisos… Y a eso se sumó mi participación en un proyecto de investigación, dando soporte de traducción en un centro de salud de Parla (Madrid) para que la población migrante, sobre todo china y árabe, pudiese comunicarse con el personal sanitario”, concreta.

Voze ofrece intérpretes en nueve idiomas que están disponibles las 24 horas del día, permitiendo a esas personas extranjeras que no conocen el castellano comunicarse con el personal de administraciones, ONG, centros sanitarios, etc., consiguiendo así realizar trámites legales y recibir atención sociosanitaria. “De aquí a un año queremos implementar la videoconferencia para dar servicio en lengua de signos y llegar a la comunidad sorda”, apunta Adriana Jaime.

El proyecto consigue ser sostenible por los servicios que contratan las empresas: “De asistencia en viajes, de turismo de salud, aseguradoras… Ellas son las que financian nuestra labor para que el usuario final que no tiene recursos no tenga que pagar por nuestros servicios”, comenta la fundadora de la compañía. Por otra parte, la empresa también realiza acciones de formación para traductores que, más adelante, podrían dar asistencia al cliente.

<p>La Exclusiva envía a personas que viven en zonas rurales productos de alimentación principalmente.</p>

La Exclusiva envía a personas que viven en zonas rurales productos de alimentación principalmente.

Dinamizando el entorno rural y pesquero

Entre las iniciativas premiadas por la Universidad Europea aparecen varias que se marcan como objetivo dinamizar entornos rurales y pesqueros. Una de ellas es La Exclusiva, una empresa de distribución que lleva desde 2013 encargando y enviando la compra a personas, la mayoría de la tercera edad, que viven en zonas rurales de baja densidad y desprovistas de comercios localizadas en Soria.

Victoria Tortosa, directora general de La Exclusiva, asegura que con la crisis han desaparecido un montón de servicios básicos de las zonas rurales sorianas: líneas de transporte regular, farmacias, tiendas… y esto ha repercutido en el abandono de los pueblos. “Buscamos una solución logística para todas esas personas mayores que no pueden desplazarse a la ciudad para comprar los productos básicos para su día a día y que, sin nuestra ayuda, se iban a ver abocados a abandonar sus pueblos para irse a vivir a una residencia o a otros lugares con sus hijos u otros familiares”, explica Tortosa.

La labor de La Exclusiva se concreta en la recogida de pedidos para su envío al proveedor que los prepara y los almacena para que, posteriormente, esta empresa social los distribuya a domicilio sin ningún coste añadido para el destinatario. “Buscamos un proveedor de alimentación que estuviese en Soria, que apoyase el producto soriano y que asumiese ese coste, y encontramos el apoyo de E.Leclerc”, apunta la fundadora de esta empresa de distribución.

Así dio sus primeros pasos la compañía, con cinco rutas muy limitadas y dando servicio a 1.500 familias. Tres años más tarde, La Exclusiva ha abierto su campo más allá del producto alimentario gracias a la ayuda de otros proveedores, y ha podido llegar a todos los pueblos de la provincia. “No sólo nos encargamos de la compra. También ayudamos a nuestros clientes a gestionarla: revisamos la nevera para que coman de todo y en buen estado, cambiamos bombillas, nos interesamos por sus vidas, les damos conversación… todas esas cosas tan importantes para la gente mayor que vive tan aislada del mundo”, asegura Tortosa.

Con la crisis han desaparecido un montón de servicios básicos de las zonas rurales sorianas: líneas de transporte regular, farmacias, tiendas… y esto ha repercutido en el abandono de los pueblos.

Por su parte, Francisco Gracia ha desarrollado junto a otros socios Trip & Feel, un proyecto que nace con la intención de revalorizar, impulsar, proteger y gestionar el patrimonio histórico cultural del sector pesquero profesional y su futura sostenibilidad. Todo a través del turismo de pesca, que permite al cliente conocer el día a día del pescador embarcando en sus naves y tomando nota de su experiencia.

“Nuestra historia arranca hace casi cuatro años, inspirado por mi legado familiar. Yo soy hijo, nieto y bisnieto de pescadores, un trabajo que hoy por hoy no tiene oportunidades y que necesita nuevas vías de negocio”, comenta Gracia, fundador de la compañía.

Ésta dio sus primeros pasos en la isla de Cerdeña (Italia), donde está pudiendo desarrollar una de las actividades básicas de Trip & Feel: la pescaturismo: “Se trata de embarcar a los clientes en los barcos de pesca para que convivan una jornada completa con los pescadores que salen a faenar cada mañana: les ayudan a pescar, se comen el pescado que obtienen del mar en ese momento, etc.”. Según el creador de la empresa, este negocio es inviable en España, ya que el marco legal no permite este tipo de actividades.

No obstante, gracias a Obra Social La Caixa, la compañía ha podido poner una pica en este país desde Peñíscola (Castellón) con otra actividad relacionada con el sector: el turismo marinero. “Nos estamos encargando de dinamizar los puertos pesqueros con talleres educativos para niños y familiar; con visitas guiadas a las lonjas de pescado, donde ponemos en valor el producto local; mantenemos reuniones con los pescadores a bordo de sus barcos, donde ellos mismos explican su día a día… todo lo relacionado con el sector en tierra, en los puertos”, enumera Gracia.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.