Con el apoyo de

Empresas B: Redefiniendo el sentido del éxito en los negocios

Colombia ha albergado el primer Encuentro Académico B de América Latina, denominado 'Emprendimiento con propósito, un camino hacia la nueva economía', en alianza con CAF- Banco de Desarrollo de América Latina- y su Iniciativa de Innovación Social.
CE9 diciembre 2016
6

Ronda de Negocios B llevada a cabo durante el primer Encuentro Académico B de América Latina.

Medellín ha sido la anfitriona del primer Encuentro Más B América Latina, celebrado hasta el pasado 2 de diciembre, un foro al que han asistido más de 300 personas ligadas al Movimiento B de toda América Latina que están trabajando en la construcción de una nueva economía.

Las Empresas B redefinen el sentido del éxito empresarial, usando la fuerza del mercado para dar solución a problemas sociales y ambientales. Este nuevo tipo de empresa amplía el deber fiduciario de sus accionistas para incorporar intereses no financieros, cumpliendo el compromiso de generar impactos positivos socioambientales, operando con altos estándares de desempeño y transparencia.  Todo esto con la visión de una economía donde el éxito se mida por el bienestar de las personas, las sociedades y la naturaleza.

Este nuevo paradigma empresarial nace en 2006 en Estados Unidos de la mano de B Lab –creadora del modelo– y llega a América Latina en 2012 a través de Sistema B. Este modelo de organización empresarial, con alcance global, cuenta ya con más de 1.900 empresas B distribuidas en 50 países, representando a 130 industrias. El sistema cataliza actores clave del ecosistema en la región –inversores de impacto, grandes compradores públicos y privados, académicos, funcionarios públicos y políticos, líderes de opinión, ONG y consumidores– impulsando un entorno propicio para cambiar la manera convencional de hacer negocios y facilitar la evolución de la economía hacia la sostenibilidad.

“Para construir una nueva economía necesitamos a las grandes y pequeñas empresas, pero también al consumidor, a los abogados, los políticos, los inversores, los profesores, investigadores y jóvenes que sean agentes de cambio en sus lugares de acción. Por ello nos reunimos en Medellín, para seguir construyendo una nueva economía donde la medida de éxito sea el bienestar de las personas y del planeta”, comentaba Juan Pablo Larenas, director ejecutivo de Sistema B Internacional.

Los participantes del encuentro, provenientes de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Estados Unidos, Francia, México, Paraguay, Perú y Uruguay, han compartido experiencias y construido una estrategia común para la región, con el objetivo de aumentar el impacto positivo que están generando los distintos actores del ecosistema a través de la innovación, el emprendimiento y la sostenibilidad, entre otros.

Aliados del sistema B

Los participantes del encuentro Más B América Latina han sido aliados estratégicos y donantes de Sistema B: empresarios B y futuros empresarios B de América Latina; multiplicadores B, promotores activos del movimiento; académicos B que están investigando sobre los impactos de las empresas B y/o generando programas de formación sobre nuevas economías; abogados y policymakers B, que están trabajando en proyectos de Ley de Sociedades de Beneficio e Interés Colectivo y políticas públicas favorables para el movimiento en diversos países; dueños y ejecutivos de empresas e inversionistas que están usando o quieren usar las herramientas B para gestionar sus cadenas de valor; líderes de municipios que están innovando o quieren innovar a través de los programas Ciudades + B; empresarios que han creado comunidades con propósito; el equipo ejecutivo de Sistema B, y miembros de las Juntas Directivas de los diferentes países donde está implementado el Sistema B.

Entre los aliados estratégicos de Sistema B se encuentra CAF-Banco de Desarrollo de América Latina- que contribuye a promover y articular el movimiento global de Empresas B, así como a construir un ecosistema favorable para estas compañías en América Latina.

Al respecto, Ana Mercedes Botero, directora de la Iniciativa de Innovación Social del organismo multilateral, afirmó que “la alianza con el Movimiento B contribuye con impulsar al sector privado como agente de cambio y con la creación de una nueva economía que coadyuve con generar sociedades más justas y más humanas en línea con nuestra misión institucional. Esta alianza se concreta en el impulso a legislación favorable a las empresas B, en la difusión y uso de la herramienta de evaluación de impacto B y en el apoyo a una red global de conocimiento sobre este nuevo modelo de negocio de triple impacto”.

La alianza del movimiento B y CAF comprende el desarrollo de legislaciones favorables a las empresas con propósito; la consolidación de una red global de conocimiento que sistematice modelos de negocio de triple impacto; y la generación de una oferta de valor atractiva para estas empresas, que incluye el fortalecimiento y difusión de herramientas de medición de impacto y de benchmarking social y ambiental.

Para poderse certificar como Empresa B, las firmas deben medir su desempeño a través de la Evaluación de Impacto B  en cinco ámbitos sobre los que influye la acción de la organización –su modelo de negocio, gobernanza, empleo, medio ambiente y comunidad— y obtener una puntuación mínima.

Temas como cadena de valor inclusivo, responsabilidad, prácticas ambientales, participación accionaria de los trabajadores y políticas de relación con proveedores son algunos de los aspectos que incluye esta medición de impacto, que en definitiva es un instrumento que provee a las empresas de un completo diagnóstico sobre su gestión socio-ambiental con el propósito de orientar sus esfuerzos hacia la sostenibilidad.

CAF_116 infografia innovacion social - empresa b_curvas

 

 

6
Comentarios