Tecnología LED y aplicaciones móviles para mejorar la seguridad en la carretera

Help-Flash se ha alzado con el Premio Emprendedores y Seguridad Vial de Línea Directa con el diseño de un dispositivo LED que puede pegarse fácilmente en el exterior de un vehículo para señalizar una situación de emergencia. De esta edición han surgido otros cuatro finalistas: Tyre Barrier, Helpmet, Ángeles al Volante y Conecta Bike.
15

Por tercer año consecutivo, la Fundación Línea Directa ha otorgado su Premio Emprendedores y Seguridad Vial, que en esta ocasión ha recaído sobre Help-Flash. Se trata de un dispositivo luminoso imantado y basado en tecnología LED que puede pegarse fácilmente en el exterior del vehículo sin necesidad de salir de él.

La luz ámbar destellante que emite es visible a un kilómetro, convirtiéndose así en una herramienta de fácil uso durante una parada de emergencia. “La empresa se creó en abril de 2016 y desde octubre el producto se encuentra en el mercado”, afirma Jorge Costas, CEO de Help-Flash. Según éste, el dispositivo puede adquirirse ya a través de distintos canales de retail, aseguradoras, automoción y vía online.

Además asegura que ya han dado comienzo las primeras ventas en otros cinco mercados europeos: Portugal, Italia, Francia, Alemania y Reino Unido. “Por otra parte, estamos arrancando nuestras primeras prospecciones en Estados Unidos y China”, apunta Costas.

Para esa expansión internacional, la compañía contará no sólo con la dotación de 20.000 euros (a fondo perdido bajo una política de arrastre o coinversión) garantizado por el galardón, sino también con el apoyo de la escuela de negocios IESE y la Fundación para la Innovación Bankinter. “Nos acompañarán en un momento crítico para el crecimiento de la empresa”, asegura el CEO de la compañía. Estas instituciones valorarán además el acceso a rondas de inversión mediante un estudio personalizado, que incluye un análisis exhaustivo del proyecto.

De cara al futuro, Help Flash se marca el objetivo de dotar a su dispositivo de conectividad, “de tal forma que agilicemos los tiempos de asistencia, ya sea con heridos o sin ellos, y mejoraremos la gestión del tráfico, entre otras ventajas”.

Los finalistas

Otras cuatro empresas se han quedado a las puertas del galardón de la Fundación Línea Directa: Tyre Barrier, Helpmet, Ángeles al Volante y Conecta Bike han sido las cuatro finalistas. La primera de ellas está desarrollando una barrera de contención (más conocida como quitamiedos o guardarrail) fabricada a base de neumáticos reciclados, en concreto de caucho y fibras textiles.

Se convierte así en una alternativa sostenible que, por otra parte, reduce la amenaza que suponen los actuales sistemas metálicos para motoristas y ciclistas. “Estamos trabajando para mejorar y desarrollar el prototipo inicial. El objetivo es conseguir los mejores resultados posibles durante el testeo del producto en las pruebas de impacto”, explica Javier Sánchez Espada, CFO de la corporación.

Aunque en una  primera etapa la aportación de capital fue exclusivamente de la propia sociedad, el proyecto ha logrado captar nuevas fuentes de financiación externa “a través de concursos y de subvenciones que nos permiten ir haciendo frente a gastos operativos del día a día”.

Por otra parte, Tyre Barrier está trabajando con partners nacionales e internacionales, como la española Neunorte y la colombiana Rutech, para mejorar el producto. “Esperamos tener nuestra solución a punto en un corto plazo de tiempo. Gracias al know-how de nuestros colaboradores, a sus infraestructuras y networking estamos consiguiendo acelerar el proyecto”, explica el portavoz de esta empresa finalista.

Otro de los finalistas es Helpmet, que ha desarrollado un dispositivo IoT (Internet de las Cosas) que se coloca de forma sencilla en cualquier casco de moto y que es capaz de avisar a urgencias en caso de accidente. En concreto, envía una señal de socorro con los datos del usuario al centro de emergencias más próximo, para que el tiempo de llegada de la ambulancia sea lo menor posible.

Esa información clave (edad, grupo sanguíneo, alergias a medicamentos, número de la seguridad social, pertenencia a alguna mutua sanitaria, teléfonos de contacto…) debe haber sido aportada previamente por el usuario a través de la aplicación creada por la propia empresa exclusivamente para ello.

Además, activa unas luces de LED ámbar que parpadean y un sonido de alarma que avisa al resto de vehículos de que hay una persona herida en el suelo. En el caso de que el motorista se recuperase, el propio implicado puede apagar esas señales de alarma gracias a un botón situado en la parte posterior del casco. Para evitar que se quede sin batería, el dispositivo se recarga a través de unos microventiladores que aprovechan el viento que se genera durante la travesía.

El ‘smartphone’, herramienta indispensable

Ángeles al Volante es otra de las iniciativas que ha sido seleccionada por la Fundación Línea Directa como finalista de su Premio Emprendedores y Seguridad Vial. Se trata de un servicio de asistencia destinado a todas aquellas personas que no pueden conducir después de haber consumido bebidas alcohólicas o por cualquier otra indisposición.

Está activo 24 horas, los siete días de la semana, y puede solicitarse tanto en el momento en el que el usuario lo necesite como de forma previa. De la misma forma, se puede avisar para que algún miembro de la compañía recoja un vehículo inmovilizado por la policía y lo entregue a su dueño en su propio domicilio.

Por el momento únicamente está disponible en la Comunidad de Madrid y sólo se puede solicitar vía telefónica, aunque sus responsables están desarrollando una aplicación móvil con la que se puede solicitar un ‘ángel’ con sólo pulsar un botón.

Por último, también implementado vía tecnología móvil, está Conecta Bike. Se trata de un dispositivo que conecta la bicicleta al smartphone, convirtiéndolo en gestor de luces, timbre, cuentakilómetros… todo a través de un joystick. Por otra parte, también funciona como sensor de aviso en caso de emergencia, y detecta la presencia de coches y otros posibles riesgos para el ciclista cuando éstos están fuera de su campo visual.

“Según el último informe del Centro de Estudios Ponle Freno, el número de accidentes con víctimas ciclistas se ha multiplicado por dos en los últimos cinco años. Nuestro objetivo es reducir esas cifras”, concreta Miguel Navarro, CEO de la compañía.

Pero para que el producto salga al mercado, la empresa necesita financiación. “Tenemos prevista una campaña de crowdfunding y preparar la comercialización para finales de este año”, apunta Navarro. Según éste, la venta del producto se realizará a través de ecommerce directamente al usuario final y también a través de tiendas especializadas. “Queremos vender tanto en España como en el resto de Europa”.

El premio

Como en años anteriores, las cinco startups finalistas han tenido que defender sus respectivos proyectos a través de un elevator pitch, es decir, mediante una breve presentación, ante un jurado compuesto por nueve representantes del ecosistema emprendedor, de la Administración y la empresa privada. Para la elección del ganador, éstos tuvieron en cuenta la innovación aportada, su viabilidad económica y, por supuesto, su contribución a la hora de reducir el número de fallecidos o heridos en la carretera.

En esta edición, la Fundación ha recibido 67 candidaturas, un 20% más que en 2016. La compañía ganadora, Help-Flash, recibirá formación y mentoring a través de diferentes acciones enfocadas a la potenciación y al desarrollo de competencias para garantizar el éxito del proyecto. Dependiendo de su grado de madurez, el proyecto podría acceder a las rondas de inversión desarrolladas por Bankinter, la Red de Family Offices e inversiones privadas.

15
Noticias relacionadas
Comentarios