Ideas innovadoras para mejorar la seguridad vial

La Fundación Línea Directa ha entregado sus IV Premio Emprendedores y Seguridad Vial, cuyo primer premio ha sido otorgado a la compañía valenciana Closca Design y a su vanguardista casco plegable, que ha llegado hasta el MoMA de Nueva York. También se ha llevado una mención especial E-Rescue, que convierte el asiento de un vehículo en un dispositivo de inmovilización y extracción de accidentados.
4

Foto de familia de los finalistas de la IV edición del Premio Emprendedores y Seguridad Vial, de Fundación Línea Directa.

Por cuarto año consecutivo, la Fundación Línea Directa ha dado a conocer al ganador de su Premio Emprendedores y Seguridad Vial, que en esta ocasión ha recaído sobre la compañía valenciana Closca Design. Esta ha diseñado el primer casco de bicicleta plegable que consigue reducir su volumen en más de un 50% y que no compromete la seguridad del ciclista. Además, cuenta con un chip que puede conectarse de forma directa con el smartphone del usuario, guardar en él todos sus datos personales y de salud y llamar a un número de emergencias si fuese necesario.

El producto en cuestión está muy enfocado al ámbito urbano, con modelos para adulto y niño y líneas de invierno y verano. Parecen palabras sacadas de un artículo sobre moda y estilo, pero es que ese es otro de los puntos fuertes de Closca, que combina seguridad con diseño. “Con pocos recursos hemos llegado hasta el MoMA de Nueva York, donde venden nuestro casco; al Museo Victoria & Albert de Londres; al Pompidou de París…”, asegura Mireia Valldecabres, responsable de comunicación de la compañía.

Ese despliegue internacional en puntos estratégicos de arte y de vanguardia es uno de los aspectos que Closca quiere potenciar con los recursos obtenidos a través del premio: 20.000 euros netos a fondo perdido bajo una política de arrastre (coinversión); formación y mentoring a través de diferentes acciones enfocadas a la potenciación y al desarrollo de competencias para el éxito del proyecto, y, en una fase posterior, el posible acceso a rondas de inversión con un análisis exhaustivo del proyecto y una restructuración de este, si procede.

 

Closca Design ha diseñado el primer casco de bicicleta plegable.

Sistemas de inmovilización

Una mención especial ha recibido E-Rescue, un sistema de seguridad post-accidente instalado en los asientos de los vehículos que los convierte en  un dispositivo de inmovilización y extracción de accidentados, facilitando así a los equipos de emergencia la evacuación de las víctimas. “De momento solo trabajamos en autobuses, aunque nuestra intención es llegar a los coches”, comenta Sergio de Rico, fundador y creador del sistema.

Este ingeniero industrial, que ha trabajado también como técnico en emergencias en las ambulancias del 112, llegó a la conclusión de que había que buscar la forma de convertir el respaldo de los asientos en la camilla primaria de los accidentados para inmovilizarles lo antes posible. “Es un mecanismo de anclaje que se sitúa entre las butacas de los autobuses y  la estructura del bastidor que está debajo. Además, incluimos un collarín y un arnés de inmovilización que quedan ocultos debajo del asiento, como los chalecos salvavidas de los aviones”, explica de Rico.

De esta manera, cuando llegan los equipos de rescate, estos pueden encontrar en cada asiento todo lo que necesitan para inmovilizar a esa persona sin tener que moverle del asiento, siempre pegado al respaldo. “Se puede accionar el mecanismo y sacarle con la butaca entera y usar esta como camilla”.

En breve la compañía tendrá doce autobuses preparados con el sistema E-Rescue, homologado y patentado. “Se puede instalar en vehículos ya matriculados, no tiene por qué hacerse desde fábrica. Nosotros nos adaptamos y lo montamos en un día”. El fundador de la empresa apunta, además, que incluir esta mejora puntúa en los concursos públicos de transporte de líneas de largo recorrido.

E-Rescue permite convertir el respaldo de los asientos de autobuses y coches en una camilla para evacuar accidentados.

Prevención, educación, comunicación

Las otras tres empresas finalistas del premio de la Fundación Línea Directa fueron Biker Safe, Simtraining y Xentinel, enfocadas a la comunicación de accidentes vía llamada de emergencia, a la educación vial de los más jóvenes y a la prevención de accidentes evitando distracciones, respectivamente.

La primera, Biker Safe, ha ideado un sistema de llamada de emergencia para motoristas que se lanza al detectar un impacto mediante una pulsera tipo smartband. Además de contribuir a la reducción de la gravedad de los accidentes, sirve como interfaz de usuario para otras operaciones. A través de una aplicación asociada, permite el acceso a una red de usuarios con los que el motorista se puede comunicar.

“Nació como una spin off de la ropa de motorista Invictus Moto Apparel, que lleva ya tres años en el mercado”, comenta Aitor Gaisán, socio fundador de Biker Safe. “Al escuchar que el eCall para coches iba a ser obligatorio en 2018, nos pareció interesante hacer una prenda de moto con este sistema. No obstante, vimos más cómodo y práctico un dispositivo aparte, que pueda llevarse con cualquier prenda y que, incluso, puedan añadir los fabricantes”, observa.

El producto aún está en fase de prototipo y en proceso de ser homologado. “Es un desarrollo de hardware bastante costoso, por lo que necesitamos buscar la financiación para lograrlo”. No obstante, la spin off tiene su propiedad intelectual protegida a nivel europeo. “Cuando el sistema esté listo se podrá vender en todo el continente”, apunta Gaisán.

Xentinel es un dispositivo capaz de detectar distracciones en el conductor así como la presencia de agentes externos.

El segundo finalista, Xesol Innovation, ha llegado a la recta final del premio a través de su proyecto Xentinel, un dispositivo de visión artificial capaz de detectar en el conductor distracciones, somnolencia y fatiga. A través de una cámara infrarroja se monitoriza al conductor, avisándole de manera sonora ante la aparición de síntomas de distracción o microsueños, entre otros, para evitar accidentes.

“Monitoriza al conductor a través del análisis de comportamientos y patrones de bostezos, frecuencia de parpadeo y seguimiento de pupilas, y se basa en algoritmos de aprendizaje automático que permiten al sistema aprender del conductor. Además, emplea iluminación infrarroja para la detección nocturna y es capaz de monitorizar al conductor incluso con gafas de sol”, explica Telmo Pereiro, responsable de comunicación de Xesol Innovation.

La compañía, que tiene delegaciones en Alemania y en EEUU, cuenta con otras soluciones en el mercado, como Xesol Drive, una solución múltiple de percepción y análisis dinámico del entorno del vehículo para detectar, monitorizar y predecir la trayectoria de los elementos móviles de la carretera: peatones, ciclistas, coches, autobuses; alerta de desviación de carril, de colisión frontal y trasera; detección y reconocimiento de señales de tráfico y semáforos, etc. “Se basa en algoritmos de inteligencia artificial, deep learning, machine learning y visión artificial, así como en la fusión sensorial, pues emplea sensores para realizar el análisis del entorno. Se caracteriza también por su capacidad de procesamiento de grandes cantidades de datos y por su sistema de comunicación vehículo-humano”, concreta Pereiro.

Simtraining es una plataforma online para el fomento de la educación vial entre escolares.

El último finalista, Simtraining, es una plataforma online ideada para el fomento de la educación vial entre los menores de edad, con edades comprendidas entre los 4 y los 18 años. Está preparada para su aplicación en el entorno escolar y para su utilización en simuladores de última tecnología, imágenes 3D y realidad virtual.

“Contamos con simuladores de conducción que se aplican desde sexto de primaria hasta segundo de bachillerato, utilizando aquellos vehículos o medios de transporte más acordes a cada edad, desde la bicicleta para los más pequeños hasta el ciclomotor, motocicleta y turismo para los alumnos de cursos superiores”, explican fuentes de la compañía.

Según sus creadores, todas las actividades involucran al alumno directamente, fomentando su participación y compromiso con la seguridad vial. Para ello se utilizan diversas acciones, normalmente lúdicas, para lograr su máxima atención: pasatiempos, vídeos, juegos, adopción de roles, actividades de descubrimiento e investigación, etc.

4
Comentarios