La inversión sostenible consolida su crecimiento mundial

El mercado de inversión sostenible ha seguido creciendo y evolucionando a nivel mundial, tal y como indican los hallazgos presentados en el informe ‘Global Sustainable Investment Review 2018’ publicado recientemente por la Global Sustainable Investment Alliance (GSIA).
19

La GSIA es una colaboración internacional de organizaciones de inversión sostenible cuya misión es profundizar y ampliar la práctica de ese tipo inversión en todo el mundo.

Por inversión sostenible ISR (también conocida como inversión socialmente responsable o ISR) se entiende el enfoque de inversión que considera los factores ambientales, sociales y de gobernabilidad (ASG) en la selección y gestión de la cartera.

La GSIA edita desde 2012 este informe bianual con el estado y evolución de la ISR, pero con especial atención a las zonas geográficas de Australia y Nueva Zelanda, Canadá, Europa, Japón y los Estados Unidos.

Si bien el punto de vista de cada región para la ISR es ligeramente diferente, algunas tendencias han tenido un alcance global, y cada región registró un aumento de la integración de  los factores ASG y las inversiones basadas en la sostenibilidad.

Los datos demuestran también que la inversión sostenible es cada vez más accesible. Las opciones de ISR están disponibles en todas las clases de activos y a través de una amplia gama de vehículos de inversión, incluidos aquellos adecuados para inversores minoristas.

¿Cómo se llega a los resultados del informe?

Las definiciones de ISR realizadas por la GSIA y publicadas en el informe inicial de 2012, se han convertido en un estándar global de clasificación. Esas definiciones son:

  1. Examen negativo/exclusivo: exclusión de un fondo o cartera de ciertos sectores, compañías o prácticas basadas en criterios específicos de ASG.
  2. Evaluación positiva/mejor de la clase: inversión en sectores, empresas o proyectos seleccionados para un desempeño positivo de ASG en relación con sus pares de la industria.
  3. Evaluación basada en normas: análisis de las inversiones con respecto a las reglas mínimas de práctica comercial basadas en normas internacionales.
  4. Integración ASG: inclusión sistemática y explícita por parte de los gestores de inversiones de los factores ambientales, sociales y de gobernabilidad en el análisis financiero.
  5. Inversión temática sobre sostenibilidad: inversión en temas o activos específicamente relacionados con la sostenibilidad.
  6. Impacto/inversión en la comunidad: inversiones específicas dirigidas a resolver problemas sociales o ambientales, incluyendo inversiones en la comunidad.
  7. Compromiso corporativo y acción del accionista: uso del poder de los accionistas para influir en el comportamiento empresarial, incluso a través del compromiso corporativo directo y/o los consejos de administración de las empresas, la presentación conjunta de propuestas de los accionistas, y la votación por poderes (proxy) guiada por directrices integrales de ASG.

La suma de las estrategias individuales basadas en las anteriores definiciones, después de ajustar el conteo doble (ya que algunos activos se administran utilizando más de una estrategia), da como resultado los activos sostenibles incluidos en el informe.

La ISR ha aumentado un 34% desde 2016

A comienzos de 2018, la inversión global sostenible alcanzó 30,7 billones de dólares americanos en los cinco mercados principales que se muestran en la figura, lo que representa un aumento del 34% en dos años.

Activos de inversión sostenibles globales (en billones de dólares americanos), 2016-2018. Fuente: Global Sustainable Investment Review 2018.

Los activos de ISR continúan aumentando globalmente, con algunas regiones que muestran un crecimiento más fuerte que otras dentro de sus monedas locales.

El mayor incremento en los últimos dos años se produjo en Japón, donde los activos administrados de forma sostenible crecieron más del 300%. Por su parte, en los Estados Unidos el crecimiento en ese periodo es ligeramente más alto que en los dos años anteriores (38% contra 33%).

En otros lugares, los activos sostenibles siguieron aumentando, pero a un ritmo más lento que entre 2014 y 2016.

En términos de donde los activos de ISR están domiciliados globalmente, Europa continúa administrando la proporción más alta, con casi la mitad de los activos globales.

Sin embargo, esta es una disminución con respecto a 2016 cuando Europa logró casi el 53% de activos de ISR. Mientras tanto, Japón ha mostrado un crecimiento impresionante, ya que su proporción de activos globales se ha cuadruplicado desde 2016.

La proporción de activos de inversión sostenible global en EEUU, Canadá y Australia/Nueva Zelanda se ha mantenido en gran medida en los últimos dos años.

Diferentes estrategias de ISR según las zonas geográficas

La mayor estrategia de ISR a nivel mundial sigue siendo la selección negativa o excluyente, con un total de 19,8 billones de dólares americanos. A lo anterior le sigue la integración de ASG, que ha crecido un 69% en los últimos dos años, con 17,5 billones en activos.

La evaluación negativa es la estrategia más usada en Europa, mientras que la integración ASG controla la mayoría de los activos en los Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Activos de inversión sostenibles (en billones de dólares americanos) por estrategia y región 2018. Fuente: Global Sustainable Investment Review 2018.

Mientras tanto, el compromiso corporativo y la acción de los accionistas constituyen la estrategia predominante en Japón.

Si bien los activos totales son mucho más bajos en las tres estrategias de inversión con temas de sostenibilidad (las evaluaciones positivas o las mejores en su clase y el impacto o la inversión en la comunidad) todas han mostrado un crecimiento enorme en los últimos dos años.

¿Cuál es el estado de la inversión responsable en Europa?

En Europa, donde la inversión sostenible se ha practicado y aceptado durante mucho tiempo, hay indicios de que el mercado está madurando.

De 2016 a 2018, los activos de inversión sostenibles crecieron a un ritmo moderado, pero no tan rápido como el universo total de activos administrados profesionalmente en Europa, que alcanzó un máximo histórico de 25,2 billones de  euros.

Los resultados de la encuesta de Eurosif 2018 también muestran claros signos de consolidación en la industria, y los datos sugieren que ahora hay dos «elementos esenciales» de facto para los inversores sostenibles en Europa.

Uno es que los inversores no pueden prescindir de al menos alguna forma de integración de ASG, que creció un 60% en Europa de 2016 a 2018 en función de los activos afectados y fue la estrategia de mayor crecimiento en 2018.

En segundo lugar, hay una tendencia a una gestión más activa subrayada por un fuerte crecimiento en los activos desplegados para el compromiso corporativo, que creció un 14% desde una base ya alta en el período de dos años.

Los activos involucrados en el compromiso corporativo alcanzaron cerca de 5 billones de euros, mientras que los activos involucrados en evaluaciones negativas retrocedieron ligeramente a 9,5 billones de euros a principios de 2018.

La mayor disminución registrada en la encuesta fue la evaluación basada en normas, que cayó un 38% hasta los 3,1 billones de euros en 2018. Los activos desplegados en las mejores estrategias en su clase aumentaron un 19%, en línea con el período anterior de dos años.

Las inversiones temáticas de sostenibilidad se mantienen estables, mientras que la inversión de impacto ahora es de 108.000 millones de euros, un aumento del 10% desde 2016.

El crecimiento en la inversión de impacto, aunque modesto, demuestra que los inversores se están volviendo más conscientes de su potencial y quieren marcar una diferencia eligiendo categorías específicas de inversiones.
 

19
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.