BBK y EsImpact estudian la medición y gestión del impacto social en España

El informe afirma que la medición y gestión del impacto social será “imprescindible” en las organizaciones.
CE19 noviembre 2019
12

BBK y la Asociación para la Medición y Gestión del Impacto Social, EsImpact, han presentado hoy en Bilbao el primer estudio realizado sobre el estado de la medición y gestión del impacto social en España.

El 95% de los encuestados de organizaciones entidades que realizan mediciones de impacto social han destacado que estas evaluaciones permiten mejorar la gestión en las organizaciones. Será una práctica “imprescindible” en las empresas, vaticinan los autores del estudio.

Las conclusiones de este informe se han hecho públicas hoy en la Sala BBK en una jornada titulada Luces y sombras de la medición del impacto social en España en la que han participado sus autores, Sophie Robin, coordinadora de la investigación, y Bernardo García, investigador principal.

En una mesa diálogo posterior, se ha contado también con la participación de la directora de Obra Social de BBK, Nora Sarasola; el director de Innovación de Gureak, Jon Ander Arzalluz, y el director de Seed Capital Bizkaia, Oscar Ugarte.

El estudio presentado es un primer esfuerzo para hacer visible este ecosistema de la medición y gestión del impacto social en España, de manera que las personas y organizaciones interesadas en el tema puedan saber en qué momento se está, cuáles son las tendencias presentes y futuras en este ámbito, y qué metodologías, actores y prácticas existen.

Según las personas consultadas, el ecosistema se encuentra en un momento todavía incipiente. Su evolución es “lenta y sin impulso claro y decidido”, aunque comienza a emerger cierto interés. El 47% de las organizaciones participantes en el estudio declaró que sí utilizan la medición del impacto social. Del 53% restante que nunca ha realizado mediciones del impacto social, una de cada tres prevé realizarla durante el próximo año.

El informe constata también que el ecosistema de medición y gestión del impacto social se caracteriza actualmente por su “atomización, fragmentación y dispersión; falta de transparencia para compartir aprendizajes y comunicar abiertamente los resultados de las mediciones de impacto realizadas; ausencia de un marco de referencia claro lo cual se manifiesta en la falta de estandarización, y falta de consenso a nivel conceptual y metodológico”. No obstante, los expertos consultados consideran que es una práctica que, tarde o temprano, “será imprescindible para todo tipo de entidad”.

Los principales frenos para que las entidades no hayan realizado ni se planteen en el corto plazo realizar alguna medición del impacto social son “la falta de recursos económicos y humanos y el no considerarse todavía una prioridad” dentro de las organizaciones.

Las motivaciones principales para desplegar mediciones del impacto social son contrastar la transformación a la que se contribuye, introducir mejoras en el proyecto y evidenciar el acierto del enfoque y estrategia adoptado.

Mediante este estudio, Esimpact, con la colaboración de BBK, quiere contribuir a la promoción y mejora de la gestión por impacto en España, entendida como la inclusión del valor social en la gestión de todo tipo de entidades y proyectos.

La directora de Obra Social, Nora Sarasola, se ha referido a esta práctica como un camino “sin retorno” que acaba de iniciarse “necesario para que los que apostamos por medir nuestras actuaciones, tengamos las cosas claras sobre lo que hay, lo que se puede hacer y sobre cómo esta práctica puede mejorar nuestros proyectos y procesos, para conseguir que sean más eficientes y que generen mayor impacto”. Porque la idea de BBK es “seguir generando el máximo impacto social en Bizkaia, un impacto que sea medible, al tiempo que sostenible en términos económico-financieros”.

En este sentido, los autores del informe han afirmado que “se trata de un enfoque y de una práctica que ha llegado para quedarse”. Los resultados del estudio demuestran que “el momento actual de la medición y gestión del impacto en España resulta comprensible para un ecosistema que está dando sus primeros pasos. Y también permite anticipar que su proceso de mejora no solo va a depender de una mayor cantidad de mediciones sino también de elevar el nivel de calidad y rigor de las mismas, sin perder de vista el verdadero y profundo sentido de este enfoque que va mucho más allá de la obtención de unas métricas”.

Y anuncian que “desde EsImpact, estamos decididos y comprometidos a dar continuidad y aprovechar al máximo los resultados derivados de esta investigación para intensificar la sensibilización y concienciación sobre la medición y gestión del impacto, fortalecer los conocimientos, capacidades, competencias y recursos disponibles para su correcto despliegue, contribuir a la expansión y sistematización de su práctica, así como a la movilización de los actores clave para el mejor desarrollo posible de este ámbito”.

12
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.