Oxyvita: el respirador solidario, eficiente y de bajo coste llega a América Latina

Se trata de un respirador por ventilación mecánica invasiva de bajo coste y cuyo diseño es de código abierto.
CE25 agosto 2020
5

Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la COVID-19 como pandemia global en el mes de marzo, el avance de esta enfermedad ha dejado patente la necesidad de contar con material sanitario adecuado y suficiente para combatir sus efectos en los pacientes más graves. Ante esta situación Ennomotive lideró en el mes de marzo una iniciativa solidaria fruto de la cual nace OxyVita Emergency Ventilator, un respirador por ventilación mecánica invasiva de bajo coste y cuyo diseño es de código abierto.

Este proyecto ha salido adelante gracias a la alianza y colaboración de diferentes entidades: lyntia, financiando la pre-serie; Vithas y Fundación Vithas, homologando el respirador y aportando al proyecto el conocimiento de los médicos intensivistas; Mcfly Technologies, industrializando el respirador de forma rápida; y Ayuda en Acción, para su distribución en América Latina y África. Y también ha contado con la colaboración de otras entidades como la Universidad Católica de Valencia, Medical Simulator, Capital Energy, Fundación ICAI, Rivergo Advisors y la Universidad Francisco de Vitoria.

Para el desarrollo de este respirador Ennomotive ha partido del diseño creado por el ingeniero Frede Jensen -al que avala una larga experiencia en el desarrollo de dispositivos médicos y respiradores- y ya ha sido aprobado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios para su utilización en ensayo clínico, dicha autorización permite su uso en UCI en la lucha contra la pandemia allí donde se necesite.

El objetivo ahora es hacer llegar OxyVita a aquellos lugares que se encuentran en situación de emergencia por el contagio de la COVID-19 y que no cuentan con material sanitario similar o con los recursos económicos suficientes para adquirirlo.

“Estamos tremendamente orgullosos de lo que hemos conseguido y sobre todo de tener un respirador con unas diferencias muy importantes respecto a otras iniciativas porque es un equipo eficiente para el uso en UCI, es seguro, portátil, escalable y de fácil uso”, asegura Enrique Ramírez, fundador de Ennomotive.

Por su parte, Ángel Ayuso, director científico de Vithas y director gerente de Fundación Vithas, destaca cómo la experiencia de esta red hospitalaria frente al coronavirus ha influido en su participación en OxyVita. “En los hospitales Vithas hemos vivido en primera línea la presión asistencial que genera la pandemia de la COVID-19, y por eso no dudamos ni un minuto en sumarnos a este proyecto solidario que ayudará a que miles de pacientes en Ecuador y en otros países reciban los cuidados críticos que necesiten”. Y añade, “la Fundación Vithas cumple así dos objetivos fundamentales: impulsar la innovación en salud y actuar como instrumento de la responsabilidad social corporativa de Vithas”.

En el caso de lyntia, “ha decidido apoyar OxyVita por dos razones, porque es un proyecto solidario que encaja perfectamente con nuestros objetivos de RSC y porque es un proyecto muy innovador desde el diseño a la fabricación”, según José Ignacio Ríos, director de estrategia.

El proceso de fabricación de los respiradores se lleva a cabo en las instalaciones de Mcfly Technologies en Toledo. Allí tuvo lugar el pasado día 31 de julio la presentación de OxyVita, acto que contó la participación de representantes de las diferentes entidades del consorcio, así como Cristóbal Fernández Roldán, embajador de Ecuador en España, y Miguel Ángel González Lajas, consejero delegado del Instituto de Finanzas de Castilla-La Mancha.

“Este proyecto ha sido todo un reto profesional porque en muy poco tiempo hemos tenido que realizar una metodología de industrialización de equipos médicos en una planta en la que no teníamos experiencia previa y, sin embargo, el resultado es fabuloso”, comenta Enrique López Ayllón, director de Mcfly Technologies.

Otro valor añadido de OxyVita es que el diseño permite montarlo y probarlo de manera local en el país donde se vaya a utilizar. Desde España se enviaría la electrónica con el software ya integrado de forma que los países receptores solo han de aportar el resto de componentes. Esto permite que el coste de OxyVita esté por debajo de los 1.000 euros, en comparación con otros respiradores convencionales que tienen un coste entre 9.000 y 60.000 euros.

América Latina, el epicentro actual de la pandemia

Con cerca del 30% del total de los casos confirmados de coronavirus a escala mundial, América Latina es, hasta ahora, la región más afectada del mundo con casi cinco millones de contagios y 200.000 personas fallecidas. Ante este contexto, el destino del primer envío de respiradores será Ecuador. A través de las gestiones realizadas por Ayuda en Acción con las autoridades sanitarias e instituciones del país, se remitirán 50 respiradores que el Ministerio de Salud Pública distribuirá entre los centros de salud locales y regionales de Quito y áreas del interior donde hay mayor número de contagios.

“OxyVita sin duda va a permitir salvar muchas vidas y es en eso en lo que estamos trabajando todos en el gobierno de Ecuador”, asegura Cristóbal Fernando Roldán, Embajador de Ecuador en España.

Por su parte, Luis Palacios, director de Marketing y Comunicación de Ayuda en Acción, añade: “Con la producción de estos primeros respiradores que llegarán a Ecuador en los próximos días arrancamos un proyecto que va a llevar esperanza a una zona que ahora está gravemente afectada por la COVID-19”.

Artículo apoyado por Stars4Media.

5
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.