Versatilidad y durabilidad para una moda y un turismo más ‘slow’

La ‘startup’ Tropicfeel busca promover una moda y un turismo responsable, basando su filosofía en productos versátiles que no se acumulen en el armario, como zapatillas, ropa o la recién lanzada mochila Shell.
14
<p>Foto: Tropicfeel.</p>

Foto: Tropicfeel.

Vacaciones, Tailandia, amigos, una mochila, cuatro pares de zapatillas y una revelación. Estos fueron los ingredientes que hicieron que Alberto Espinós cambiara el rumbo de su vida como empleado en el mundo del equity crowdfunding por el de emprendedor social.

El joven catalán trabajaba en la mayor compañía de Europa de inversión online en empresas, Crowdcube, cuando por vacaciones se aventuró al sudeste asiático en el que sería ‘el viaje de su vida’, sobre todo por su efecto transformador.

Al llegar a Bahía Maya, el escenario de la película La playa, se dio cuenta de que no era la idílica imagen que Leonardo Dicaprio les había mostrado a él y sus compañeros de viaje en el film.

Vivencia que se constató en el año 2018, cuando la masificación de esta zona llevó al Gobierno tailandés a cerrarla por los daños que el turismo había provocado en su flora y fauna.

“Viajar es una experiencia brutal, pero deja una huella y tiene un impacto tremendo en los ecosistemas, en las economías locales y en el medio ambiente”, explica a Compromiso Empresarial este amante de los viajes, pero responsables y sostenibles.

En ese periplo asiático, Espinós metió en su mochila cuatro pares de zapatillas. Al terminar la experiencia, con cien kilómetros a las espaldas (cansadas), dos de ellas fueron directamente a la basura.

Es aquí cuando este emprendedor se planteó crear un calzado versátil, de materiales resistentes y respetuoso con el medio ambiente para aunar la necesidad de cuidar el planeta con la de hacer una moda basada en el slow fashion.

“Un calzado que pudiera reducir la cantidad de zapatos que nos compramos y que nos llevamos a la hora de ir de viaje. Una zapatilla que no estuviera solo pensada para hacer turismo sino que luego pudiera adaptarse al día a día de los usuarios, para que los productos técnicos no se queden en el armario de casa”, explica el creador de la marca que haría realidad su sueño en 2017: Tropicfeel.

<p>Alberto Espinós, creador de Tropicfeel. Foto: Tropicfeel.</p>

Alberto Espinós, creador de Tropicfeel. Foto: Tropicfeel.

El crowdfunding, una aventura exitosa

Su amplio conocimiento y experiencia en el mundo del equity crowdfunding le llevó a plantear el lanzamiento de su marca a través de una campaña de financiación colectiva.

Aunque hacer previsiones en el mundo de la captación de fondos online es “complicado”, pues “no tienes históricos, es un producto nuevo y no sabes cómo va a reaccionar la gente”, logró un hito único en Kickstarter, una de las principales webs de micromecenazgo para proyectos creativos.

Su primer modelo Monsoon se convirtió en el calzado más financiado de la plataforma, la campaña española con mayor apoyo y la número 65 de más de 400.000 proyectos financiados, alcanzando los dos millones de facturación. Prevedieron más de 35.000 pares de zapatillas en 60 días.

Hazaña que repetiría el siguiente modelo de zapatilla -Canyon-, que ostenta el puesto 73 del ranking de campañas realizadas en la plataforma, el segundo zapato más financiado, además de segunda campaña española más popular de Kickstarter.

“El crowdfunding era una manera de encontrar clientes fieles que realmente se preocupasen y entendiesen el producto y la propuesta que hay tras él y la marca; además nos permitía basarnos en un modelo de negocio un tanto más responsable que el de la fast fashion”, argumenta Espinós.

Y es que a través de un producto como es una zapatilla el equipo de Tropicfeel tiene la intención de generar un cambio en la manera de consumir, dirigiéndose, en primer lugar, a los viajeros.

Le preocupa la fast fashion que produce unas 50 temporadas al año y que “provoca que entremos en una vorágine de consumismo” y que las empresas hagan multitud de compras, almacenen estocaje, y, si fallan en su proyección, vaya todo a parar a los vertederos.

El modelo de negocio basado en la compra on demand permite “vender de una manera más responsable: bajo demanda”. Este sistema reduce los residuos al ajustar la producción a la demanda y, a través de ese diagnóstico más preciso, disminuye el impacto medioambiental al no sobreproducir ni generar sobrestock.

<p>Modelo Canyon de zapatillas. Foto: Tropicfeel.</p>

Modelo Canyon de zapatillas. Foto: Tropicfeel.

Alinear valores y producto

Un sistema de venta más respetuoso con el medio ambiente necesitaba de un producto que estuviera en línea con este propósito: “Empezamos a retrabajar la manera de entender la moda, desde los materiales a la producción”.

El 70% de los materiales utilizados en Tropicfeel son manufacturados usando plástico y contenido reciclado. Han dado una nueva vida a más de 300.000 botellas usadas.

Además, se aseguran que sus proveedores les ofrezcan el 100% de trazabilidad de los materiales y manufacturación de los productos y colaboran con una agencia que les ayuda a hacer un seguimiento de sostenibilidad. Solo teniendo esos datos pueden medir y calcular el impacto medioambiental de sus acciones.

En esta línea han creado también una cápsula de moda sostenible, Stand Up, realizada con cáñamo y algodón orgánico. Para esta nueva incursión en el mundo de la ropa buscaron el apoyo de una marca con experiencia en moda ética: Thinking Mu.

Se trata de una pequeña colección de ropa básica, atemporal y duradera, alineada con el propósito de Tropicfeel de inspirar a viajeros responsables.

El cáñamo es una fibra natural que tiene un bajo impacto medioambiental. Su cultivo no requiere de fertilizantes sintéticos, su textura es similar a la del lino y permite que se pueda mezclar con otras fibras naturales, como el algodón o el bambú, consiguiendo así telas de gran durabilidad, explica la compañía.

Además, el cáñamo absorbe el CO2 durante su crecimiento a través de la fotosíntesis, razón por la que el carbono se convierte en negativo y no fomenta la contaminación del planeta.

La experiencia funcionó por partida doble. Como explica su creador: “Fue superinteresante; nos hemos sumergido en el uso de fibras naturales que nos ha permitido aprender muchísimo sobre la importancia y las diferencias entre usar un material natural como el cáñamo o algodón orgánico versus algodón normal, la relevancia de la procedencia de los mismos, etc.”.

Además, les han permitido alcanzar uno de los objetivos de 2020: “Diversificar y abrir el espectro; que Tropicfeel no esté percibida como una marca 100% de calzado”.

En esta línea, hace una semana la startup lanzaba la que es su última creación: una mochila que ‘crece’ para adaptarse a las diferentes circunstancias de uso, desde llevarla a la oficina con el ordenador portátil a utilizarla en un viaje como el que hizo su creador a Tailandia.

La clave, como la de las zapatillas, es que no se quede en el armario guardada, por eso se adapta a las necesidades yendo de los 21 litros de capacidad a los 36 en un único producto.

La mochila Shell está fabricada en un 60% por nylon reciclado, con un promedio de reaprovechamiento de 30 botellas de plástico por unidad.

Su diseño ha estado respaldado por más de 200.000 viajeros de esta comunidad que se ha formado alrededor de la marca, que han decidido el producto que necesitaban (un 36% de los usuarios requerían una mochila) así como su utilidad, basada en su capacidad de organización: protección para el portátil, departamentos para camisetas enrolladas, almacenamiento de calzado o ropa mojada, bolsillos secretos…

https://www.instagram.com/p/CFblUHBCIB5/?utm_source=ig_web_button_share_sheet

“La idea es conseguir que cuando una persona piense en ir de viaje le venga a la cabeza Tropicfeel. Que podamos inspirarle a través del contenido (zapatillas, mochila, ropa…) para organizar y plantear a sus familiares y amigos su siguiente aventura… y que llenen la maleta con nosotros”.

Shell lleva recaudados cerca de 700.000 euros en una semana, 250.000 solo en las primeras 24 horas de campaña de crowfunding.

Este lanzamiento viene a completar un proceso del que Espinós se siente especialmente orgulloso. “Lo más bonito ha sido irnos dando cuenta de las cosas poco a poco: que viajar no es eso que hacíamos; que se pueden hacer las cosas de otra forma; que queremos inspirar a través de productos sostenible hechos con materiales reciclados… y luego afianzarlo a través de un modelo de negocio más sostenible o responsable que el que conocemos a día de hoy”, narra.

Pasos necesarios hacia la sostenibilidad

Para que marcas como Tropicfeel funcionen más allá de las ventas y produzcan los cambios que tienen como propósito debe de transformarse la manera de consumir. Los datos se muestran optimistas.

Un reciente informe publicado por IBM señala que el 81% de los españoles está muy preocupado por el desperdicio textil; el 52% considera muy importante que se haya utilizado energía renovable en la producción y que la tela sea orgánica, libre de pesticidas y químicos -este aspecto es el factor que más impulsa a los españoles a pagar más por un producto-, y un 76% de los encuestados confía en códigos QR que den información sobre la trazabilidad de una prenda para garantizar su sostenibilidad.

Espinós opina en la misma línea: “Aún estamos lejos del punto al que deberíamos llegar como sociedad, pero realmente los cambios están viniendo desde abajo y es la gente, los consumidores, la que están pidiendo y demandando que las marcas cambien y que haya una manera diferente de entender la moda, el viaje y la industria. Cuando los cambios vienen desde arriba nos parece que están maquetados y orquestados”.

“Queda mal decirlo pero si la pandemia deja algo positivo es la velocidad a la que se ha acelerado la conciencia de la gente”, afirma el creador de Tropicfeel, que reclama el papel de las grandes compañías textiles: “Mas allá de empezar a utilizar materiales reciclados, que para mí lo están haciendo obligados, con muchísima precaución, y aprovechando la ola de la moda, tienen que cambiar el preocupante modelo de negocio: está generando trillones de prendas que acaban cada año en el vertedero y que no se reciclan. Esto no se sustenta por ningún lado”.

También lanza un recado a aquellas compañías de moda, ropa y accesorios deportivos. “Salomon, Nike o Adidas nos inspiran para que todos seamos atletas, pero se dirigen a deportistas de élite, que necesitan el producto más técnico para poder mejorar su performance. Las marcas que nos han enseñado a consumir nos han llevado donde han querido, que es: ‘necesitas comprarte las mejores zapatillas para jugar al pádel, las mejores para golf, otras para el gimnasio, para crossfit, para levantar pesas… y hay algo que puede servir para todo”.

<p>Foto: Tropicfeel.</p>

Foto: Tropicfeel.

Volveremos a viajar

Alberto Espinós vivió unas vacaciones transformadoras que inspiraron la creación de Tropicfeel para los amantes de los viajes sostenibles. La covid-19 ha puesto en jaque al mundo a nivel sanitario y, en el ámbito económico, el sector del turismo es uno de los grandes damnificados.

Según el último Barómetro de la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas, las llegadas de turistas internacionales se redujeron en un 65% durante la primera mitad del año, siendo Europa la segunda más afectada por esta caída.

Esta misma semana los líderes del G20 se comprometían a “intensificar sus esfuerzos” para que la recuperación del sector sea sostenible aprobando el Marco de Al-Ula, que se utilizará para impulsar un sector turístico más responsable, resiliente e inclusivo.

“Afortunadamente, cuando volví de aquel viaje a Tailandia regresé con una comprensión diferente de lo que realmente significa viajar. Evidentemente echo de menos cruzar el océano, pero tenemos en España muchísima suerte y podemos desplazarnos a La Baleares, a Galicia, a País Vasco… y conocer sitios completamente diferentes”, explica Espinós sobre su verano.

Aunque espera una pronta recuperación y que todo pueda volver a ser como antes con prontitud porque “somos una marca que pretende vestir a los viajeros y nuestra oportunidad de hacer crecer esta comunidad y hacer llegar nuestro mensaje pasa porque mucha gente tenga la sensación de poder/querer viajar”.

Si la vuelta a la nueva normalidad es un deseo acuciante, también lo es ver cómo la sociedad va cambiando con la influencia de empresas responsables como esta: “Si con Tropicfeel hacemos que millones de personas cambien un poquito creemos que es mucho mejor que conseguir que unas pocas cambiemos mucho. Ojalá podamos inspirar ese pequeño gran cambio”.

14
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.