Ford Fund beca tres proyectos sociales de estudiantes universitarios

Ford Fund ha entregado una beca de 5.000 euros a cada uno de los tres proyectos sociales premiados en el Ford College Community Challenge.
CE21 diciembre 2020
<p>La aplicación MiRiquez, diseñada para incrementar la conciencia social sobre el cáncer en niños y adolescentes, es uno de los proyectos ganadores.</p>

La aplicación MiRiquez, diseñada para incrementar la conciencia social sobre el cáncer en niños y adolescentes, es uno de los proyectos ganadores.

Los niños con autismo, los jóvenes enfermos de cáncer y las personas socialmente excluidas se beneficiarán del apoyo del programa de emprendimiento global de Ford Motor Company Fund.

A través del Ford College Community Challenge -conocido como Ford C3-, se han concedido tres becas de 5.000 euros cada una a tres proyectos españoles, cuyo fin es mejorar la vida de las personas. Los ganadores fueron galardonados en una ceremonia de entrega de premios, que se celebró virtualmente para poder cumplir con la normativa de seguridad que impone la covid-19.

Todo empezó cuando Ford Motor Company Fund, en colaboración con la asociación sin ánimo de lucro Apadrina La Ciencia, ofreció a equipos de estudiantes universitarios la oportunidad de desarrollar proyectos que tratasen de solucionar las necesidades sociales más urgentes y no satisfechas de la comunidad local. Estos han sido los proyectos ganadores.

Mejorar el día a día de los niños autistas: El proyecto Teach me, de los estudiantes de la Universidad Politécnica de Madrid, tiene como objetivo crear un juego electrónico para niños de 6 a 10 años con trastorno del espectro autista (TEA).

Gracias a este juego, los jóvenes adquirirán habilidades y desarrollarán sus capacidades para poder llegar a realizar, de manera independiente, las actividades del día a día, las cuales que pueden ser un verdadero reto para los niños con autismo.

La mayoría de los juegos existentes en el mercado no abordan estas necesidades. A través de pruebas y test que se llevarán a cabo en diferentes escuelas -en colaboración con los principales académicos-, se podrá evaluar la eficacia del juego desarrollado por Teach me como tratamiento.

Luchar contra el cáncer infantil: La aplicación MiRiquez, creada por un equipo de estudiantes de la Universidad Autónoma de Madrid, está diseñada para incrementar la conciencia social sobre el cáncer en niños y adolescentes.

El equipo quiere proporcionar acceso a testimonios, información y datos de investigación científica, así como enlaces a una red de contactos de apoyo psicológico para pacientes y padres.

El mensaje central del proyecto es “somos ricos, por el simple hecho de estar vivos”. A menudo se piensa que el cáncer es algo que solo afecta a los adultos y a las personas mayores; por ello, los creadores de la aplicación esperan concienciar sobre el desgarrador azote de esta enfermedad en niños y adolescentes.

La aplicación estará disponible tanto para Android como para IOS con un coste de un euro, y todos los beneficios se destinarán a la asociación que atiende a niños con cáncer de Aragón Aspanoa.

Eliminar el riesgo de exclusión social: Por último, un equipo de la Universidad Politécnica de Valencia también ha recibido una beca para su proyecto Construye con tu conocimiento, centrado en el desarrollo de una red de estudiantes voluntarios y programas de formación a medida para mejorar la vida de las personas en riesgo de exclusión social.

El proyecto ayudará a los estudiantes que se sientan aislados y, al mismo tiempo, animará a los voluntarios a desarrollar un mayor sentido de responsabilidad social.

“Este es el segundo año que llevamos a cabo el Ford College Community Challenge en España, trabajando con la asociación sin ánimo de lucro Apadrina La Ciencia. Estamos encantados de ver cómo participan nuevas universidades, así como la creatividad de estas propuestas de proyectos estudiantiles que tienen el potencial de ayudar a muchos jóvenes”, explica Debbie Chennells, directora de Ford Motor Company Fund, Ford Europa.

Por su parte, Carmen Simón, presidenta de Apadrina La Ciencia e investigadora del CSIC, añade que “en contra de la imagen no siempre positiva que se tiene de la juventud, es muy gratificante ver que las propuestas que hacen los universitarios, comprometidos y solidarios, son realmente impactantes”.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.