España: un punto de interés para las ‘startups’ sociales internacionales

Programas como Rising UP in Spain están apostando por atraer a territorio español a jóvenes empresas tecnológicas innovadoras de todo el mundo, especialmente a aquellas alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que incluyen en su propósito impactar de forma positiva en la sociedad y el medio ambiente.
<p>Rigitech.</p>

Rigitech.

Para mejorar la competitividad socioeconómica, países como España cuentan con fórmulas propias para atraer inversión internacional y también para atraer el talento, normalmente individual. Aunque, desde hace unos años, tampoco faltan programas para conseguir que nuevas startups innovadoras ideadas extramuros vengan a establecerse y consolidarse a España.

Programas que, cada vez más, tienden a hacer hincapié en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), con propósitos sociales y medioambientales.

El principal ejemplo es Rising UP in Spain, desarrollado por ICEX-Invest in Spain, que lleva funcionando desde 2016 y que ha recibido más de 1.000 solicitudes de 70 países hasta el momento. De todas ellas, se han ido seleccionando algo más de una decena anualmente, y hace apenas unos días llegaban los últimos 15 emprendimientos seleccionados.

En esta última edición, casi la mitad de las inscripciones han llegado de Latinoamérica. De hecho, seis de las elegidas provienen de esta región, acompañadas de países europeos, de EE. UU., Israel, Rusia y Singapur. Y la gran mayoría han nacido con objetivos alineados con los ODS, convirtiendo actividades de impacto social o medioambiental en un negocio sostenible.

Todos ellos contarán con asesoramiento para implantar su proyecto en España: constitución formal de la empresa, apoyo en aspectos fiscales y laborales, apoyo para la asistencia a foros de inversión especializados en la obtención de financiación para startups, etc. Aunque, por el momento, tendrá que ser de forma telemática hasta que la pandemia remita.

Según informa ICEX-Invest in Spain, este proceso de implantación y asesoramiento se va a llevar a cabo a través de un programa de aceleración adaptado a las necesidades de cada empresa, impartido por Cink Venturing y TheVentureCity, experimentadas en mentorización y conectadas a una amplia red de inversores.

Cloudwise (Países Bajos)

Uno de los emprendimientos seleccionados por el programa de ICEX es Cloudwise (Países Bajos), que está estableciendo en España su plataforma de soluciones TIC para la educación en un momento en el que los colegios están más volcados que nunca en dar el salto a lo digital.

Además de aportar herramientas de gestión desde el punto de vista tecnológico, la compañía adapta sus productos y servicios a las necesidades de los colegios y de sus grupos de interés: alumnos, profesores, junta escolar, etc. Y ofrece programas de capacitación para conseguir democratizar el uso de las TIC.

Neekids (Chile)

Otra startup dedicada al ámbito de la educación es la chilena Neekids, una app de evaluación psicopedagógica para saber qué necesidades especiales requiere un alumno y darle apoyo en esos puntos clave que, de otra manera, podrían dificultar su desarrollo y su inclusión.

A través de esta plataforma se puede optar a programas de aprendizaje para cada alumno y encontrar recursos educativos, ordenados de forma prioritaria por un sistema de machine learning.

<p>Neekids.</p>

Neekids.

Wirsolut (Argentina)

La argentina Wirsolut está dedicada a crear soluciones para optimizar los servicios de logística y transporte. Emplean medios electrónicos, comunicación inalámbrica y mecanismos físicos de seguridad para proporcionar una trazabilidad transparente y la protección de la carga de camiones en tiempo real.

Por otra parte, cuenta con softwares útiles para mejorar las rutas y realizar menos kilómetros, con el consecuente ahorro de carburante, de averías y de emisiones de efecto invernadero.

Rigitech (Suiza)

La suiza RigiTech es otra de las seleccionadas por el programa de ICEX. Vinculada también con los sectores de la logística y la distribución, se dedica al reparto de corta y media distancia con drones.

Está especializada en entregas en situaciones críticas y urgentes: hospitales, laboratorios, farmacias, almacenes, plataformas marinas, enclaves de difícil acceso… gracias al uso de aparatos equipados con tecnologías que no rompen la cadena de frío y que vuelan a unos 100 kilómetros por hora.

Además, está trabajando activamente en países como Sudáfrica y Senegal, donde sus servicios son muy necesarios.

Ecowave Power (Israel)

La israelí Ecowave Power ha diseñado un sistema eficaz para generar energía mareomotriz en zonas de baja mar.

Se trata de unos flotadores unidos a un motor hidráulico que convierten el movimiento ascendente y descendente de olas a partir de 0,5 metros en energía limpia.

Ya ha puesto en marcha dos proyectos con buenos resultados, uno en Israel y otro en Gibraltar, y tiene previstas nuevas instalaciones en Reino Unido, China, Australia y México, entre otros países.

<p>Ecowave Power.</p>

Ecowave Power.

Pseudofreeze (Colombia)

Otra de las ideas de impacto medioambiental recogidas por el programa Rising UP in Spain es la de la colombiana PseudoFreeze, que ha creado un refrigerante patentado basado en bacterias que permite alcanzar el punto de congelación con temperaturas más altas, reduciendo el gasto energético y evitando mayores emisiones al medio ambiente.

Este sistema puede aplicarse tanto a maquinaria refrigerante como en el sector de la construcción, en los sistemas de ventilación y en el transporte y empaquetado de productos que necesitan frío.

Drygro (Reino Unido)

Fundada en la Universidad de Oxford en 2015, la startup británica DryGro ha diseñado una serie de cultivos eficientes de Lemna, o lenteja de agua, que sirven para alimentar al ganado y a los animales de granja con proteínas de origen vegetal.

En muy poco espacio, estos cultivos son mucho más resistentes, producen ocho veces más proteína por hectárea que, por ejemplo, la soja y consumen mucha menos agua. “Puede convertirse en una solución para los países vulnerables en momentos de escasez alimentaria”, indican desde la compañía.

<p>Drygro.</p>

Drygro.

Neuro-Bio (Reino Unido)

También fundada en la Universidad de Oxford, la biotecnológica británica Neuro-Bio está relacionada con el sector salud. Más concretamente se centra en la I+D de biomarcadores diagnósticos y de fármacos para tratar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, que apenas cuenta con medicamentos eficaces para su control.

Además, cuenta con otras líneas de investigación, apoyándose en sus activos, para tratamiento del cáncer y para el envejecimiento y los trastornos de la piel.

Otros programas, otras empresas

Aunque programas tan específicos como el del Rising UP in Spain no son muy numerosos en nuestro país, lo cierto es que hay otros, tanto de carácter público como privado, que terminan consiguiendo que startups internacionales se asienten en suelo español, permanente o temporalmente.

Es el caso de Cybersecurity Ventures, desarrollado por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), que se centra en la aceleración de empresas que centran su negocio en servicios que garanticen la seguridad en la red.

La compañía argentina Smartfense es una de las que ha participado en esta iniciativa. Ganadora del primer premio Cybersecurity Ventures 2017, ha traído a España consigo su plataforma de capacitación y concienciación en seguridad de la información, que tiene como objetivo generar hábitos seguros en los usuarios finales. Para ello utiliza herramientas de evaluación, de educación, de medición, de auditoría y compliance.

“Para nosotros fue un proceso tanto de aprendizaje como de validación, que nos adelantó años en lo que fue posicionamiento de marca y en los procesos internos de gestión”, asegura Mauro Graziosi, CEO de Smartfense.

Otro ejemplo es el del Fondo de Emprendedores de Fundación Repsol, que en sus últimas convocatorias ha incorporado nuevas startups internacionales.

Entre ellas están Captive Systems (Italia), que diseña nanopartículas para eliminar metales pesados en aguas industriales; Opus 12 (EE. UU.), capaz de producir etileno a partir de CO2; UniSieve (Suiza), que cuenta con un sistema de separación propano-propileno que reducirían sustancialmente los consumos de energía y las emisiones de CO2 asociadas; Alchemr (EE.UU.), que produce hidrógeno renovable a partir de procesos de electrólisis de bajo coste; Beautifuel (Eslovenia) que crea energía renovable de desechos y residuos, o Mission Zero (Reino Unido), una tecnología de captura directa de CO2 del aire.

Se trata de nuevas vías de generación sostenible de empleo y riqueza, que ponen el foco en obtener un impacto social y medioambiental de manera innovadora. Y, todo ello, sin perder de vista la posición geográfica estratégica que tiene España en este mundo globalizado en el que vivimos.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.