BBVA y Fad reconocen ocho ideas innovadoras para los colegios poscovid

BBVA y Fad -a través del proyecto Educación Conectada-  han reconocido las mejores ideas ante las necesidades de la nueva realidad pospandemia en las aulas. Teatro para que alumnos y alumnas expresen y compartan sus miedos y preocupaciones sobre la pandemia y retos deportivos entre centros escolares son las iniciativas ganadoras de esta segunda edición del concurso dirigido a docentes y estudiantes universitarios.
CE1 septiembre 2021

El curso escolar 2020/21 comenzaba marcado por las medidas de prevención y protección frente a la pandemia. Una situación anómala y nueva, condicionada por medidas de distanciamiento social para evitar el contagio de la covid-19, que dificultaba en cierta medida las relaciones interpersonales entre el alumnado en el ámbito escolar.

En este contexto, desde Educación Conectada, un proyecto educativo de BBVA y Fad, se invitó a docentes y a estudiantes universitarios de España a participar en este concurso de ideas con el fin de inspirar a centros escolares en la búsqueda de soluciones ante las necesidades de la nueva realidad pospandemia.

El objetivo del concurso Repensando la participación en los espacios educativos es ofrecer a docentes y estudiantes universitarios (grado y posgrado) la oportunidad de presentar soluciones a centros escolares sobre cómo establecer medidas que potencien las habilidades relacionales del alumnado manteniendo la distancia de seguridad requerida para la contención del virus.

Las ideas de docentes

La iniciativa ganadora de esta modalidad dirigida a docentes (dotada con un premio de 1.500 euros) ha sido Activa tu recreo, presentada por Daniel Gómez Merino, del CEIP El Arcipreste de Hita (El Espinar, Segovia), Vanesa Domínguez Calderón del CEIP la Pradera de (Valsaín, Segovia) y María Peinador Ramírez del colegio Nuestra Señora de la Fuencisla (Segovia).

El proyecto está basado en la creación de una red de centros escolares -han llegado a participar quince colegios de la provincia de Segovia- en la que cada uno plantea distintos desafíos individuales a los alumnos para realizar en el patio y, después, compartir estos desafíos con el resto de centros a través de vídeos. El objetivo, en palabras de los autores, es que el recreo se convierta en algo más que un espacio para “caminar o charlar” y que pueda convertirse en un espacio motivador, divertido y educativo a la par que seguro frente a la pandemia.

El segundo premio (dotado con 1.000 euros) ha sido para la propuesta El mundo que queremos: Reto Cinturón Verde, presentada por Paula Rey Silva junto con el resto del equipo docente del CEIP Valle-Inclán de Pontevedra. Crearon un vivero de 1.000 árboles, que cuidaron los diferentes grupos burbuja para reforestar los montes del entorno de Vigo y mostrar así su respeto hacia el medio ambiente.

El bosque de los sentidos de Aránzazu Macho Arconada, del colegio Salesianos Deusto de Bilbao (Vizcaya), ha sido galardonado con el tercer premio (dotado con 500 euros). Esta idea permitió habilitar los espacios exteriores del centro como aulas de Infantil, donde los alumnos tuvieron la oportunidad de aprender en la naturaleza a través del juego y disminuir las posibilidades de contagio.

Por último, Proyecto Casas, una idea presentada por Héctor Fernández Bahíllo junto con nueve docentes más del IES Basoko (Pamplona), ha obtenido la mención de honor de esta modalidad. La iniciativa estuvo dirigida a la integración del alumnado de los diferentes programas lingüísticos para favorecer las relaciones más allá del grupo-clase y crear un clima de convivencia inclusivo, respetuoso y saludable. Así, los estudiantes de 1º ESO fueron divididos en seis casas de manera heterogénea para compartir diversas actividades.

Las propuestas de jóvenes universitarios

En la categoría dirigida a estudiantes universitarios, la idea ganadora (dotada con 1.500 euros) ha sido la de Amelia Guede Rodríguez, estudiante del Grado de Filosofía y Antropología Social y Cultural de la UNED y residente en Ourense. Su propuesta integra el teatro en las aulas como herramienta de aprendizaje, participación y relación de manera segura.

Su idea es que se aprovechen estos tiempos y espacio para que, a través del teatro, los alumnos puedan expresar y compartir sus miedos y preocupaciones sobre la pandemia. “Es una propuesta inclusiva que fomenta la comunicación, las relaciones sociales y, sobre todo, la sensibilidad y la empatía; y que permite que los alumnos desarrollen técnicas y estrategias para afrontar sus miedos”, explica Guede sobre su idea que incluye también una cadena de cuidados en la que todos los alumnos deben cuidar a un compañero y, a su vez, son cuidados por alguien.

Beatriz Balseiro Campoamor, estudiante del Grado de Publicidad y Relaciones Públicas de la Universidad Complutense de Madrid, se ha alzado con el segundo premio (1.000 euros). Con el objetivo de profundizar en determinadas actividades artísticas en los colegios, esta madrileña presentó ContagiArte, en la que propone que niños y niñas profundicen durante el recreo en actividades artísticas que no forman parte del currículo escolar, como la danza o el teatro.

“El arte es algo que tiene que estar al alcance de todo el mundo, para que todos podamos probar, experimentar. Por eso, es vital que los niños y niñas conozcan estas enseñanzas y que alimentemos su creatividad”, sostiene Balseiro.

La propuesta de José Porrero Fernández, estudiante de Grado de Arquitectura en la Universidad Francisco de Vitoria y residente en Tres Cantos (Madrid), ha obtenido el tercer premio dotado con 500 euros. La iniciativa se centra en los talleres abiertos creativos, que buscan potenciar el espíritu del trabajo en equipo a través del debate sobre temáticas que se adaptarán a las edades del alumnado y que podrán realizarse en pequeños grupos y al aire libre.

Tal y como explica Porrero, el objetivo es que estos talleres “ayuden a crear mejores estudiantes, mejores profesionales y, sobre todo, buenos seres humanos al fomentar la convivencia y el respeto e intercambio de ideas”.

La mención de honor en esta categoría ha sido para Cristina Alós Belda, estudiante de Máster en Educación Bilingüe en la Universidad Internacional de Valencia y residente en Torrente (Valencia). Su propuesta, El puzzle de Aronson, alude a la técnica de aprendizaje cooperativo y “permite trabajar en un ambiente seguro para el alumnado, favorece la interacción y posibilita que puedan practicar sus habilidades sociales y comunicativas”, puntualiza Alós.

Educación conectada, un proyecto educativo de BBVA y Fad

Educación Conectada es una iniciativa de Fad y BBVA que comprende un conjunto de acciones dirigidas al ámbito educativo tras la crisis causada por la pandemia. El objetivo es contribuir a paliar las graves consecuencias que la actual crisis está teniendo en toda la comunidad educativa.

Las líneas principales de trabajo plantean como prioridades la adaptación de los centros escolares a la nueva realidad tras la crisis del coronavirus; acciones de reducción de la brecha de uso digital (formando en competencias, especialmente), entre otros, para generar conocimiento abierto en educación para hacer frente a los retos actuales y futuros.

El proyecto Educación Conectada de BBVA y Fad formará en 2021 hasta 15.000 personas de la comunidad educativa (equipos directivos de centros, docentes, familias y alumnado) para avanzar en el proceso de transformación digital de la educación española, una necesidad prioritaria tras la crisis de la covid-19.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.