“El acceso a Internet no debe ser un factor de desigualdad social”

La realidad socioeconómica que vivimos hoy dicta que sin Internet no se puede prosperar. Así lo cree Ramón Roca, fundador de la iniciativa ciudadana de conexión a Internet Guifi.net, que protagoniza este ‘Rincón del Emprendedor Social’.
172

Como dice Ramón Roca, fundador de Guifi.net, “hoy Internet es como el agua en el siglo XVIII o la electricidad en la Revolución Industrial; para que una población se consolidara se necesitaba que hubiera un río primero y electricidad después, sin ellos no puede haber prosperidad económica. En el siglo XXI a esto se la añade Internet. Si no hay Internet no es posible el desarrollo socioeconómico; no solo para la parte económica, también para la social es clave: ocio, comunicación, socialización…”.

Y no se trata solamente de que llegue Internet por móvil o satélite, sino que lo haga en las mismas condiciones en todos los sitios; que se pueda ver Netflix, hacer videoconferencia y mandar mails con la misma calidad.

Internet no es un derecho humano como la libertad de expresión, pero para que existan los derechos humanos Internet es fundamental. Por eso Ramón está empeñado en democratizar Internet, tanto en España como en el resto del mundo.

¿Qué es Guifi.net?

Una iniciativa ciudadana de conexión a Internet. Queremos romper el monopolio de las telecomunicaciones.

A diferencia de la electricidad que hay que producirla o el agua que hay que depurarla, con Internet es mucho más fácil: solo hay que tirar un cable que te conecte a otro. Es una cuestión de interconectarse. Creamos la infraestructura entre ciudadanos y somos sus propietarios; las empresas nos dan el mantenimiento.

Guifi.net es una fundación porque la infraestructura la hemos convertido en un bien común. Versus otras empresas de servicios como las de transporte, donde las carreteras no son de su propiedad y todos las usamos, en telecomunicaciones las empresas sí son propietarias de la red. Esto distorsiona la competencia.

En Guifi.net luchamos para que el que proporciona el servicio (que es el interés particular) no sea el dueño de la infraestructura, es decir, que esta sea común. Es un modelo que se puede clonar en todo el mundo.

Además, alrededor de esta iniciativa se crean muchas otras actividades, por ejemplo, empresas de servicios locales, mantenimiento, instalación… Compartimos la infraestructura y a partir de ahí vamos creciendo y creando impacto en miles de ciudadanos conectados, empresas y cooperativas que se dedican a dar servicios.

¿Por qué creó Guifi.net?

Nació porque necesitaba Internet y pensaba que era muy caro.

Guifi.net comenzó en 2004 como un proyecto tecnológico de telecomunicaciones en la comarca d’Osona, Catalunya, para resolver las dificultades de acceso a Internet de banda ancha en las zonas rurales debidas a la falta de interés de los operadores tradicionales a ofrecer servicios.

A través de radioenlaces y con la autoorganización de los vecinos desplegamos voluntariamente la red e interconectamos varios puntos geográficos para poder tener acceso a Internet en viviendas, oficinas, granjas, edificios públicos…

No fue fácil, nos llevó años de pelea con la Generalitat, porque no estaba previsto que un ciudadano quisiera conectarse a una fibra óptica que es pública. Es como como si pasa un río y no te dejan beber; aquí hay una infraestructura y no te dejan conectarte.

Lo que hay qua hacer es cambiar la normativa y el estado de las cosas para que, a su vez, pueda desarrollarse un emprendimiento social desde abajo, de manera que pueda beneficiarse de un bien común. Así se convertirá en un mercado competido de verdad.

La diferencia en este modelo es que nosotros, los ciudadanos, somos dueños de la infraestructura y nos quedamos con ella. Las empresas solo nos dan un servicio de mantenimiento.

Siempre que hay una infraestructura de cualquier tipo -red eléctrica, ferrocarril, carreteras importantes…- hay también fibra, pero no está previsto que se utilice y ponen millones de barreras.

Cada 4 km baja un cable a pie de torre que no lleva electricidad. En esa caja, con un cable o router, cualquier lugar podría tener Internet. Técnicamente es posible, la inversión es cero, la red eléctrica ya la tenernos construida, solo tienen que gestionar la red de otra forma que permita al ciudadano conectarse. El caudal de Internet es casi infinito; toda la necesidad de Internet de España podría pasar por una sola fibra.

Pero hay demasiadas barreras todavía. Se necesitan cambios regulatorios, pues la administración es muy lenta y hace mucho caso a las empresas grandes. Necesitamos montar un ecosistema alrededor de la fibra más sostenible. Con eso conseguiríamos que la gente viva en el pueblo y se vaya a la cuidad de vez en cuando a reuniones u ocio, en vez al contrario como pasa ahora. La covid-19 ha demostrado que esto es clave y cada vez se demanda más.

1 de 2
2 de 2

¿Qué habéis conseguido con Guifi.net?

Hemos construido la red de Internet comunitaria más grande del mundo, reduciendo la brecha digital entre aldeanos y habitantes urbanos.

Hemos dado acceso a Internet a más de 150.000 personas a través de sus 36.000 nodos activos, 39.020 enlaces y 70.000 kilómetros de enlaces totales. Apoyando, además, la creación de más de 35 empresas locales y 200 puestos de trabajo.

No puede ser que en Segovia, pueblos a 100 km de Madrid, o en Ávila o en Navarra no tengan conexión a Internet. En eso estamos trabajando.

En España alrededor del 15% de la población carece de banda ancha de última generación, con un porcentaje mucho mayor en términos de territorio. Es un tema muy grave porque ese 15% genera una división y diferencia de categorías.

Dar conexión a estas zonas rurales es mucho menos rentable, así que si lo dejamos en mano de empresas privadas lo harán mal o directamente no lo harán.

¿Cuál es tu sueño?

Que Internet no sea un factor de desigualdad social. No solo que llegue, que va a llegar, sino cómo lo hace. Que esa conexión sea equitativa. Que no haya madres monoparentales que tengan que recortar de lo que comen para que sus hijos tengan Internet. No puede ser que tener Internet dependa de cómo sea tu bolsillo o de dónde decidas vivir.

¿Mayores logros y mayores meteduras de pata?

Mayores logros: los cientos de miles de personas que hemos conectado y las empresas que se han creado alrededor de Guifi.net, creando puestos de trabajo. Además, demostrar que no es imposible y que el modelo es económicamente viable y, por tanto, replicable a nivel mundial.

Meteduras de pata hay muchas. Para que haya un éxito y para que este se sustente, tiene que haber antes muchos errores. En el caso de las telecomunicaciones todo son barreras, incluso psicológicas:  pensaban que estamos robando Internet.

Llevar la teoría del bien común a las telecomunicaciones es muy complicado. Pensar que todo el mundo entendería esto y que sería fácil fue una ingenuidad. La presión en contra no fue nada despreciable. Fue fácil conectarnos los primeros, pero las barreras empezaron cuando lo quisimos hacer a gran escala. También pequé de pensar que todo el mundo sería bueno y ayudaría: reguladores, empresas…

¿Qué es para ti emprendiendo social?

Para mí es desarrollar economía de una forma sostenible. Crear un modelo de negocio amistoso con la sociedad a la que sirve versus un modelo extractivo que hace a sus miembros más pobres.

¿Que características tiene un emprendedor social?

Tiene que tener en su ADN motivación social. Ser justo con la sociedad y no poner su interés particular por delante del común.

¿Se hace o se nace?

Se nace o se hace desde muy pequeño, es lo que dicen en Ashoka (Ramón fue seleccionado emprendedor social de Ashoka en 2019, fundación de referencia en emprendimiento social a nivel mundial).

Tienes que querer salir de tu zona de confort y tener motivación para ello, porque te vas dando cuenta de determinadas cosas que suceden a tu alrededor que dejan de encajarte. Soy optimista, con el tiempo la gente se va a ir dando cuenta de las barbaridades que hemos estado haciendo y se van a ir corrigiendo. Va a llevar su tiempo y los emprendedores sociales vamos a estar ahí empujando. Es insostenible que tengamos nuestro confort a costa de otras partes de la sociedad.

El mundo está montado para estar cómodos solo unos pocos y esto no es sostenible.

¿Qué consejo les darías a los emprendedores sociales que empiezan?

Que se dejen aconsejar y vigilar mucho quién te aconseja, sobre todo en modelos de negocio. No aislarte y ver otros proyectos.

¿Mayor virtud y mayor defecto?

Mi mayor virtud es la persistencia, me obsesiona bastante, lo que también es un defecto… Por otro lado, hay tantas cosas por hacer que me cuesta seleccionar en qué voy a tener más impacto. No sé priorizar, lo hago por empatía.

¿Qué harás cuando España esté conectado?

Hay comunidades por todo el mundo, Internet y PC. El trabajo que hay que hacer es ligar todos esos puntos. Queremos clonar Guifi.net en el mundo.

¿Qué mensaje les darías a nuestros lectores?

Motivacional. Todos los problemas en un momento dado te pueden desanimar, pero hay que luchar contra ellos. ¿Hay mayor recompensa que un mundo mejor?

Lo que va a salvar el planeta va a ser este tipo de emprendimiento a los que os dirigís en la revista y la economía circular.

172
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.