Ambar Capital lanza el mayor fondo de inversión de impacto social de Europa

CE2 diciembre 2014
0

Ambar Capital acaba de lanzar Vivergi Social Impact Fund. Se trata de un fondo de inversión de impacto social de 50 millones de euros que se convierte en el mayor fondo de Europa continental de su categoría.

Con el lanzamiento de este fondo -el primero registrado ante la CNMV- España se pone en cabeza de un sector en auge a nivel mundial destinado a fomentar las empresas que combinan la solución de problemas sociales con la obtención de rentabilidad financiera.

Cada día se escucha hablar más del emprendimiento social, pero, ¿qué características tienen estas empresas sociales? Según Vivergi, estas empresas comparten siempre una doble misión: la de resolver problemas sociales mediante mecanismos de mercado que le permitan generar rentabilidad y así asegurar su sostenibilidad.

Además, para que el Fondo Vivergi esté interesado en invertir en una empresa, ésta debe tener un ingrediente adicional: la capacidad de ser fácilmente escalable para así asegurar su modelo empresarial y multiplicar su impacto social.

Hoy se ven muchas empresas así en España, desde compañías que venden todo tipo de productos y servicios contratando exclusivamente a personas en riesgo de exclusión, a empresas que venden productos o servicios en los sectores claves, como son los de la educación, salud o alimentación.

Rodrigo Aguirre de Cárcer, director del fondo comenta: “Cada día conocemos nuevas empresas que están solucionando problemas sociales a través de modelos de mercado. El sector, aunque incipiente, está en pleno auge y confío en que seguirá creciendo. Lo más interesante de este sector es el gran potencial de escala que se obtiene al movilizar recursos del sector público y privado para el desarrollo, a través de las empresas sociales. Confío en que la inversión de impacto marcará un antes y un después en cómo el mundo resuelve los grandes problemas sociales».

El sector de las inversiones de impacto social (Impact Investing) ha generado mucho interés en los últimos años y ya empieza a considerarse como una nueva clase de activo para muchos.

En el último informe de JP Morgan sobre el sector, Spotlight on the Market: The Impact Investor Survey, en el que se evalúan 125 fondos de impacto a nivel mundial, se estima que solo en 2014 estos fondos están comprometiendo 13 mil millones de euros y gestionando un patrimonio de 46 mil millones de euros en inversiones de impacto.

Estas cifras representan casi un 20% de incremento con respecto a las cifras del 2013, lo cual indica que, a pesar de ser un mercado todavía incipiente, tiene un gran potencial.

Rachida Justo, profesora de Emprendimiento Social del Instituto de Empresa (IE) y experta para la Comisión Europea en medición de impacto social explica: “El interés en el emprendimiento social crece exponencialmente cada año, algo que vemos en la creciente demanda de los estudiantes nacionales e internacionales y en la gran proliferación de empresas sociales en todos los sectores de la economía».

«Para la comisión Europea, el fomento de este sector se ha convertido en una prioridad y la comisión Europea está dedicando recursos significativos al fortalecimiento del mismo a través del Social Business Initiative», añade.

Con el lanzamiento de Vivergi Fund, España se pone en el grupo de cabeza de este movimiento. “Tuvimos mucha ayuda para el lanzamiento de esta iniciativa”, asegura Aguirre de Cárcer, “el Gobierno español, a través de Fond-Ico, apostó por nosotros desde el principio, cuando nadie en España tenía ni idea de lo que era un fondo de impacto social. También Gala Capital nos dio una contribución muy elevada. Con estos dos inversores en cabeza, están llegando el resto de los compromisos”.

Vivergi ha contado con dos ventajas clave: un enfoque exclusivo en el mercado y la inclusión de profesionales del mundo social y financiero.

El seguimiento de las inversiones se realiza atendiendo no sólo a parámetros económicos, sino también sociales: puestos de trabajo generados, mejoras estadísticas de parámetros socio-económicos, etc.

Además, frente a otros sectores económicos, en este mundo se ve a otros partícipes como una ayuda en lugar de cómo un obstáculo. “Todos vamos en el mismo barco, y nos encantaría contagiar a otros a seguir esta ruta”, dicen sus gestores.

“El fortalecimiento de este ecosistema en el que ya se encuentran actores clave como Creas, Ashoka, UEIA o Ship2B también será una de nuestras prioridades para contribuir al fomento de los emprendedores sociales”, aseguran.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.