Cinco servicios financieros con éxito basados en plataformas participativas

La larga duración de la crisis económica y la imparable introducción de la tecnología en el día a día de los ciudadanos, hacen que el sector de las finanzas pase por un momento de crucial importancia. La banca tradicional trabaja para introducir nuevas soluciones tecnológicas y acercar sus servicios a los ciudadanos, pero el auge del emprendimiento en torno a Internet y la tecnología está provocando que surjan nuevos competidores, las llamadas Fintech.
CE24 febrero 2016
4

Como en muchos ejemplos de lo que se conoce como economía colaborativa, algunas de estas nuevas empresas Fintech utilizan Internet para poner en contacto a usuarios que intercambian servicios: son las plataformas participativas o Peer to Peer (P2P) Platforms.

Este modelo de negocio ha encajado a la perfección en el sector y existen diversos ejemplos de servicios financieros, antes exclusivamente prestados por la banca, que ahora también prestan este tipo de plataformas. Estos son cinco servicios financieros que ya prestan las plataformas participativas:

Préstamos financieros

Es lo que se denomina crowdlending. Es el servicio financiero donde más triunfan las plataformas P2P, sobre todo en países como USA o Inglaterra donde se abrieron las primeras hace casi diez años.

En España es un servicio regulado por la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial que las denomina plataformas de financiación participativa y establece ciertos mecanismos de control para proteger a quienes prestan su dinero a través de ellas.

Ya hay más de una decena de estas plataformas en el país conectando a particulares que quieren invertir su dinero con solicitantes de préstamos. Se estima que sólo en 2015 han prestado unos 30 millones de euros.

Mientras se completan los trámites establecidos para su regulación, el Banco de España ha otorgado a la plataforma MytripleA una licencia para actuar como entidad de pago, siendo la única plataforma a día de hoy que cuenta con ella.

Transferencias y giros directos internacionales

En una economía global donde cada vez más personas mueven dinero de un país a otro y operan con él a través de Internet han surgido plataformas dedicadas exclusivamente a prestar este servicio.

Es el caso de plataformas como P2PCashTransferwise, que gracias a contar con usuarios en muchos países evitan comisiones bancarias por el cambio de divisa y rebajan considerablemente las comisiones por transferencia.

Intercambio de divisas

Como en el caso anterior, el servicio de intercambio de monedas, es uno de los servicios que más demanda una economía globalizada. Para evitar las comisiones que cobran los bancos por este concepto y las pérdidas generadas por una inadecuada actualización del tipo de cambio, han surgido plataformas como Kantox.

Estas empresas utilizan un modelo de intercambio de divisas directo entre empresas de sentido P2P, es decir que buscan coincidencias entre vendedores y compradores de divisas y aplican el tipo de cambio a tiempo real.

Software de pagos para plataformas online

Es el caso de la plataforma tecnológica MangoPay, que se ofrece como una solución de pago para marketplaces, plataformas de crowdfunding y todo tipo de plataformas de consumo colaborativo.

Más que fundamentar su fórmula de negocio en las utilidades de una plataforma P2P, orienta a ellas su modelo negocio también basado en la tecnología.

Crowfunding inmobiliario

El estallido de la burbuja inmobiliaria supuso para muchas empresas de este sector pasar del todo a la nada en créditos bancarios. Para cubrir esta carencia, han surgido empresas como Housers que han creado su propia plataforma online de financiación para que una gran multitud de inversores interesados puedan participar en sus proyectos de compra-venta de inmuebles, reformas, alquileres, etc.

Podría definirse como una plataforma participativa de financiación de proyectos inmobiliarios.

Sergio Antón, cofundador de MytripleA, explica que las plataformas basadas en el modelo P2P se adaptan con facilidad al sector financiero al tratarse de “un sector que permite captar pequeñas cantidades de dinero de muchas fuentes diversas y esto es algo que reduce el riesgo, el mayor  enemigo de la financiación”.

Antón añade: “Además los ciudadanos se sienten cada más cómodos utilizando la tecnología y aprovechándose de sus ventajas para ahorrar tiempo y dinero también en sus gestiones financieras”.

4
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.