Mezclar churras con merinas

Foto de CE
CE3 febrero 2010
0

La firma Pricewaterhouse-Coopers (PwC) reorganizó a finales de 2009 su división de consultoría en España debido al importante crecimiento que se ha venido registrando en esta área (70% en los últimos tres años). De este modo recuperó su denominación “Consulting” de la que no podía hacer uso desde su venta a IBM en el año 2002 y reforzó la estrategia en el mercado de la auditoria. Es lo que se conoce popularmente como mezclar churras con merinas.

Cuando tu apuesta de negocio es hacer labores de consultoría y asesoramiento es complicado ejecutar de forma paralela, imparcial y objetiva la revisión de las cuentas de esa misma empresa. Cuando es la misma mano la que da de comer a dichas tareas enfrentadas no deja de sembrar dudas y sombras en los métodos seguidos por este tipo de firmas que parece que se venden al mejor postor del momento.

Los resultados globales del ejercicio 2008 de PwC han sido los primeros en la historia de la firma en los que la consultoría financiera y asesoramiento fiscal han correspondido a más de la mitad de sus ingresos, dejando el 47% del peso a la auditoría. Se está perdiendo el estandarte Landwell en el que la normativa obligaba a auditores y abogados a mantener la independencia entre estos dos opuestos tipos de negocio. Parece que ciertos valores morales se están perdiendo en pro de las ganancias económicas y también parece que la ética dice justamente lo contrario.

0