¿El fin justifica a los medios? Caso Murdoch

0

El caso de las escuchas ilegales por parte del rotativo Británico News of the World ha conmocionado a la sociedad británica en particular y al mundo de los medios en general. Todo comenzó en 2005, cuando una noticia aparentemente sin importancia sobre una lesión de rodilla del príncipe Guillermo terminó llevando a la cárcel meses después a un periodista del diario y a un investigador privado al comprobarse que habían obtenido esa información pinchando de forma ilegal el buzón de voz de un teléfono móvil. Tanto News of The World  (NoW) como News International, la filial de News Corporation que gestiona el imperio mediático de Murdoch en Reino Unido, han sostenido siempre que se trató de un hecho aislado, una iniciativa individual de un periodista.

Sin embargo, el diario The Guardian desveló que también había sido espiada Milly Dowler, una niña de 13 años secuestrada en marzo de 2002. Por medio de mensajes de texto, hicieron albergar esperanzas a sus familiares de que la niña seguía viva cuando en realidad hacía tiempo que había fallecido. Fue la gota que desbordó el vaso. Las investigaciones de The Guardian permitieron destapar una gran cantidad de casos similares. La reacción de la opinión pública fue muy agresiva en las redes sociales criticando duramente al periódico y sus métodos.

Tampoco los anunciantes dejaron de actuar y tanto Ford, como Orange y T-Mobile decidieron cancelar sus inversiones publicitarias en el medio animando al resto de anunciantes a que hicieran lo mismo. El diario The Guardian recordaba estos días un comentario que Frederick Greenwood, director del Pall Mall Gazzette, le dirigió una vez a George Riddell, propietario y al tiempo director del News of The World: «Estaba leyendo el periódico y decidí tirarlo a la papelera. Luego pensé que si lo dejaba allí lo podría leer el cocinero, ¡y decidí quemarlo!».

Parece claro que los sistemas de control internos sobre el funcionamiento responsable del tabloide han fracasado o… ¿simplemente se ha buscado explícitamente aumentar la audiencia para incrementar los beneficios? Desde luego no es fácil quitarse esa idea de la cabeza: morbo por audiencia. Una ecuación que, hasta ahora, había llevado al NoW a alcanzar una tirada media de más de 4 millones de ejemplares todos los domingos.

0
Comentarios