Telefónica deja el Dow Jones Sustainability Index ¿poca atención a las cuestiones de género?

Foto de CE
CE19 septiembre 2012

El pasado jueves 13 de septiembre se hicieron públicos los resultados de la revisión 2012 del Dow Jones Sustainability Indexes (DJSI). Lanzados en 1999, los Dow Jones Sustainability Indexes son una de las familias de índices de sostenibilidad más prestigiosos a nivel mundial. Las empresas incluidas en este índice son seleccionadas de acuerdo a su evaluación en el análisis realizado por SAM Group, que comprende aspectos económicos, sociales, medioambientales y de gobierno corporativo.

En 2012, más de 3.000 empresas de todo el mundo han sido invitadas a participar en este análisis e informar sobre su desempeño en materia de sostenibilidad. En total, 340 compañías compondrán el Dow Jones Sustainability Index World 2012/2013.

De acuerdo con Guido Giese, director de Indexes: “La participación este año se incrementó un 8.4% con respecto al año anterior. Nosotros lo interpretamos como una señal del creciente reconocimiento de que la integración de la sostenibilidad en las estrategia de la compañía es esencial en la consecución de resultados. Las compañías que participan en nuestra evaluación han comprendido la importancia que tiene en sus resultados financieros incorporar la sostenibilidad en sus estrategia”.

Dos empresas españolas figuran como líderes de sus sectores: Iberdrola (Suministro) y Repsol (Petróleo y Gas), y otras dos han entrado por primera vez este año: Ahorro Corporación y Aviva. Todos los años el DJSI identifica las empresas líderes en los 19 supersectores que integran los 58 sectores de actividad:

Pero quizá la noticia más comentada sobre los resultados de este año ha sido la eliminación en el índice de Telefónica. Según ha explicado a Compromiso Empresarial Alberto Andreu, director de Reputación y Sostenibilidad Corporativa de Telefónica, “nos hemos quedado fuera del índice global por un punto; hace tres años con tres puntos menos que éste, liderábamos nuestro sector”. Y concluye: “Hemos mantenido una velocidad de crucero y nos han adelantado nuestros competidores. Ahora toca reflexionar y tomar medidas para el año que viene volver a jugar la Champions”.

En este periodo de reflexión que comienza ahora para Telefónica, así como para otras empresas que han salido también del índice (IBM, GlaxoSmithKline o Dell), tendrán que tener muy en cuenta su comportamiento ante las cuestiones de género. Porque este año se introdujeron cambios en la metodología de valoración que le dieron mayor peso a cuestiones como igualdad de género, estrategias en mercados emergentes y marcos de gestión en Derechos Humanos.

Telefónica no es una compañía que se distinga por su preocupación por estos temas. Basta examinar las explicaciones que proporcionan en su Informe de Gobierno Corporativo para comprobar el escaso o nulo interés que prestan a la promoción de la diversidad en su Consejo de Administración. El porcentaje de mujeres en el Consejo de Administración de Telefónica es de un 6%, uno de los más bajos de las empresas del IBEX. Tan sólo una mujer forma parte del Consejo de Administración integrado por 17 miembros. De acuerdo con la clasificación elaborada por Compromiso Empresarial su Consejo de Administración se encontraría en la categoría de Consejos Habilis.

No hay ninguna duda que está noticia tendrá un impacto importante en la compañía y, más concretamente, en el área responsable de impulsar y coordinar las políticas de reputación y responsabilidad corporativa. La salida del índice global no sólo perjudica la imagen y reputación de la compañía de telecomunicaciones, sino que afecta directamente a su valor en Bolsa al no formar parte de uno de los índices más importantes y referenciados.

No es un tema que tenga una solución sencilla. El problema de los directivos del área de RC de las compañías es que no siempre tienen la capacidad para impulsar y priorizar determinadas políticas, especialmente aquellas que afectan al principal órgano de gobierno, cuya competencia suele recaer en un abogado del estado, que con frecuencia actúa como secretario del Consejo de Administración. Estos profesionales no son los más cualificados para redactar un informe público. La calidad de los Informes de Gobierno Corporativo de Telefónica deja mucho que desear. Ya hemos hecho notar la simpleza de sus explicaciones en otras ocasiones.

La cuestiones relacionadas con el buen gobierno van a ganar peso en el futuro y el desprecio continuado a las recomendaciones del Código Unificado pueden terminar pasando factura a muchas empresas, Telefónica es ya una de ellas.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.