Cincuenta agradecimientos o más

0

Recuerdo a la perfección el primer número de Compromiso Empresarial que cayó en mis manos. Transparencia y petróleo, la maldición del oro negro, titulaba en portada. Aquello prometía.

Desde la más absoluta objetividad denunciaba las dramáticas tramas de corrupción que hacían que los habitantes de los países más ricos en petróleo fueran los más pobres del planeta. Denunciaba con total independencia de anunciantes y consejo asesor, entre los que se encontraba un miembro de una petrolera, las desigualdades que se producían entre los mandatarios y los trabajadores de las extractivas. Denunciaba por primera vez la falta de transparencia de estados y empresas.

Todo esto ilustrado con fotografías de gatos negros compuestos a base de aceite sucio de taller que la misma maquetadora, Elena Moreno, había conseguido y creado en la oficina. Yo quería trabajar así.

Ese número que puso ante mis ojos su presidente y editor, Javier Martín Cavanna, durante la entrevista de trabajo era el 24. En el 25 escribí mi primer artículo. En enero de 2012 comencé a dirigir esta revista. Cinco años más tarde desde que me incorporara me encuentro celebrando la edición número 50.

Pero voy a dejar de hablar de mí, para hablar de nosotros. Porque esta revista no sería lo mismo sin los temas de management de Juanma Roca ilustrados siempre con irónico acierto por Diego Fermín; las iniciativas más innovadoras en materia de transparencia y open government que trae siempre Beatriz C. Martisi; las mejores experiencias y corrientes internacionales sobre filantropía que recogen Kristin Majeska y Catalina Parra en su sección; las inspiradoras historias de emprendedores sociales que nos acerca Marina Sanz; las iniciativas que impulsan y mejoran la inserción laboral de los sectores más vulnerables que descubre Nuria García en su espacio; las enseñanzas más destacadas del entorno 2.0 de la mano de Pilar Gonzalo, y las novedosas tendencias en materia de medio ambiente de Laura Martín.

Un producto que completan las infografías de Beatriz Santacruz, los relatos de la vida en África de Guillermo de Rueda y las fotografías de Juanma Miranda, sin olvidar los variados temas candentes que bimestralmente ponemos en el punto de mira de todos nuestros lectores, con grandes dosis de análisis y reflexión.

Pero como tampoco es nuestro estilo hablar en primera persona, hemos preferido que sean ustedes, los habituales de la revista, los que opinen sobre Compromiso Empresarial en este Especial 50. Innovación Social. Aquí van algunas de sus amables palabras:

“Compromiso Empresarial es un referente sobre RSC para el mundo de habla hispana. Con su rigor informativo está contribuyendo positivamente al desafío del desarrollo sostenible de empresas,organizaciones y de la sociedad en general”. John Scade, director de Mas Business

“CE se ha convertido en un puente que ha facilitado el acercamiento y el conocimiento mutuo entre las organizaciones del sector social y de la cooperación al desarrollo con el mundo empresarial. Hemos aprendido mucho a través de sus páginas, las cuales han inspirado y consolidado alianzas estratégicas con beneficios tangibles en la vida de millones de personas”. Olivier Longue, director de Acción Contra el Hambre

“Compromiso Empresarial es de enorme interés y utilidad: un estímulo para mejorar en ámbitos como la transparencia y el buen gobierno, prioritarios para la organización que dirijo, y una herramienta de reflexión y de aprendizaje continuo”. Teresa Sanjurjo, directora de la Fundación Príncipe de Asturias 

“El desarrollo de la RSC está conociendo en España avances acelerados que no siempre se ven acompañados por la imprescindible reflexión que tiene que dar a esta labor el rigor y la profesionalidad que requiere. Por ello, la contribución de CE es simplemente fundamental”. Alberto Fernández, director de Comunicación de Endesa

¿Y por qué hemos querido celebrar esta efeméride hablando de innovación social? Porque si algo hemos defendido siempre desde nuestras páginas de la revista impresa, de la versión PDF, de los post de esta página web y las redes sociales (Facebook, Twitter y Linkedin) es que el término de responsabilidad social corporativa o empresarial se queda corto para abarcar todo lo que el sector público, privado y tercer sector hacen por el conjunto de la sociedad de los lugares donde desarrollan sus actividades. Por eso, a nosotros nos gusta hablar del concepto innovación social.

De este modo, parece lógico que este número especial en el que celebramos la publicación de la 50 edición y casi una década de vida, los contenidos estén orientados a repasar las mayores innovaciones acometidas durante los último diez años en distintos sectores –cooperación internacional, RSC, filantropía, formación, cultura y administración pública– de la mano de las mejores firmas, que no han querido perderse esta celebración: Beatriz Guillén, Alberto Andreu, Marta Rey, Juan Luis Martínez y María Fernández Sabau.

Sumándose a la festividad, nuestra editora, la Fundación Compromiso y Transparencia, junto con esta revista, ha elegido por segundo año consecutivo las diez mejores iniciativas sociales del 2013 que tiene como finalidad destacar la labor de las personas, empresas, organizaciones no lucrativas o instituciones públicas que apuestan cada día por la innovación, agradeciéndoles que además la orienten al terreno social.

En esta página de recuerdos y agradecimientos falta mencionar a todas aquellas personas que han formado parte de la pequeña-gran familia que es Compromiso Empresarial; a los anunciantes que nos permiten llegar periódicamente a ustedes, y al que me gusta llamar consejo de sabios, conocido formalmente como consejo asesor, que a lo largo de nuestra historia y de manera altruista ha asesorado en el fondo y en la forma de la revista y que ha merecido sobradamente una página especial.

Finalmente, solo me queda agradecer a todos ustedes la lealtad que han tenido con esta revista desde que en 2005 publicara su primer número bajo la cabecera Compromiso Empresarial, con la única intención de aunar el compromiso característico del sector social y la eficacia probada del sector empresarial.

Por Esther Barrio
@Esther_Bame

CEnumero50

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.