¿Cuidamos el medio ambiente? Luces y sombras

0

Los «días internacionales de» nos ponen en alerta y sensibilizan sobre cientos de temas sociales, políticos, culturales, humanitarios o en relación con los derechos humanos, que a menudo pasamos por alto en nuestras apretadas agendas.

Este 5 de junio hemos celebrado el Día Mundial del Medio Ambiente, asignado así por Naciones Unidas desde el año 1973, con buenas noticias sobre los importantes avances que hemos logrado en esta materia, pero no sin cierta dosis de preocupación por lo que aún falta por hacer.

Empecemos por las buenas noticias. España se encuentra entre los países de Europa que más recicla, superando en más de 17 puntos (55%) los objetivos marcados por la Unión Europea. Esto es que a lo largo de 2013 el esfuerzo realizado en millones de hogares españoles ha supuesto que 1.195.002 de toneladas de envases hayan sido reciclados; o lo que es lo mismo, que el 71,9% de envases domésticos han ido a parar de mano de los ciudadanos, cada vez más concienciados, a sus respectivos contenedores, según datos proporcionados por Ecoembes.

Por su parte, para las empresas, el impacto sobre el medio ambiente de su actividad ha sido una de las cuestiones de la responsabilidad social a la que más esfuerzos han dedicado.

Entre otras tantas, Mahou San Miguel ha comunicado con motivo de esta celebración que invierte más de diez millones de euros para garantizar su óptimo comportamiento ambiental; Endesa ha hecho lo propio anunciando que ha destinado 216 millones de euros en 2013 en la península ibérica para minimizar su impacto, y Heineken ha explicado que ha reducido en España un 27,7% su consumo de agua y un 36% sus emisiones de CO2 en los últimos cinco años.

Las administraciones públicas también parecen poner el acento en el cuidado del medio ambiente, que además impulsa el mercado laboral, demandante de nuevos perfiles profesionales. Ejemplo de ello son las previsiones que recoge el informe Empleo verde en Andalucía: una oportunidad de desarrollo, que ha presentado recientemente la consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, María Jesús Serrano. A través de nuevas políticas medioambientales, la Junta pretende generar 18.500 puestos de trabajo directos y 31.000 indirectos en 2014.

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, también ha aprovechado la efeméride para anunciar un incremento del 10% del presupuesto asignado para el plan de lucha contra incendios forestales de cara al periodo estival.

En relación a esta cuestión, 2013 se cerró como un «buen año» para los incendios, afectando «solo» a un 0,1% del territorio español, en comparación con el 0,76% de terreno que arrasó en 2012, según informaciones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

España se sitúa como el tercer país de la Unión Europea que más ha reducido sus emisiones de dióxido de carbono en 2013, atendiendo a los últimos datos del barómetro del Eurostat, publicado este mes de mayo. De tal modo que este país ha disminuido en 32,4 millones las toneladas emitidas de CO2.

Sin embargo, este dato, que supone un importante cambio para el país, no debe eclipsar que siguen siendo 224,05 los millones de emisiones de CO2 en España correspondientes al año 2013.

Y aquí empiezan las malas noticias. Ecologistas en Acción confirma que más de 17 millones de personas en España (un 37%) residen en zonas en las que la concentración de polución es superior a los estándares aconsejados por la Unión Europea. Y alarmante resulta que cada hora se pavimente y selle en España una superficie equivalente a 2,5 campos de fútbol, como asegura la ONG Acciónatura.

Hoy 17 de junio se celebra el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía. La ONG Reforesta advierte que España está muy expuesta a la desertificación; que el cambio climático aumenta el riesgo de padecerla; que más del 13% del territorio tiene riesgo alto o muy alto de desertificación, y que todo esto afecta a la seguridad alimentaria y a la disponibilidad de agua.

Así que con todos estos datos en la palestra, parece que en lo que ataña al medio ambiente estamos dando pasos importantes, pero no los suficientes.

Las consecuencias de esta economía del consumismo avanza más rápido que los cuidados paliativos que tratamos de dar a nuestro planeta. Quizás la solución pasaría por un mayor conocimiento y concienciación medioambiental, además del establecimiento de una métrica que ponga en valor (monetario) nuestros recursos naturales. Si pudiéramos cuantificar el beneficio neto que nos proporciona la naturaleza y midiéramos en cifras el daño que producimos, seguro que su protección y cuidado se tendría más en cuenta en cada una de nuestras actuaciones, la de las empresas y la de nuestros representantes políticos.

@Esther_Bame
0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Laura

    Hola, estoy creando un proyecto de reciclar reutilizar,reducir, reinventar, un proyecto de alta producción, en la que quiero integrar a personas con discapacidades,como pilares fuertes y fundamentales para que el proyecto salga adelante, la idea es hacer de estas personas grandes colaboradores de la producción, el tema es que no se donde debo ir para preparar el plan de trabajo para ellos, sobre leyes,derechos subvenciones, planes formativos, seguros.
    si a alguien se le ocurre quien puede ayudarme en esta tarea, necesito toda la ayuda posible, para cerrar el proyecto y empezar y ponerlo en marcha.
    un saludo.