¿Una rueda de agua? Grandes inventos en la BOP

Parecería que en el transporte de agua debería estar todo inventado, desde los acueductos romanos hasta la domótica más sofisticada. Pero el transporte diario de agua todavía supone, para 1 en cada 6 personas en el mundo, un 25% del tiempo diario, acarreando cubos de 20 litros (5 galones) en la cabeza a lo largo de una media de 5 millas (8 kilómetros).
1

Cualquier cosa que de forma simple mejore este proceso en tiempo, salud, o comodidad es un gran invento que desde mi punto de vista se convierte en patrimonio de la humanidad.

Esto es lo que ha conseguido Wello con su WaterWheel. La rueda que permite a cualquiera empujar 50 litros de agua en vez de transportar en la cabeza recipientes de 20 litros.

Wellowater estima que su rueda puede ahorrar 35 horas a la semana de transporte de agua a la vez que no produce los problemas físicos; dolores de espalda, dolores de cabeza e incluso en el parto; derivados de transportar 20 litros de agua en la cabeza todos los días.

Liberando además un tiempo precioso, ¡35 horas a la semana!, que permite a las niñas ir a la escuela y a las mujeres realizar trabajos generadores de ingresos para mejorar las finanzas familiares…

Wello_2Y como muchas veces en estos casos, ocurre lo más insospechado… Wello ha conseguido una popularidad sin precedentes entre los hombres que lo ven como un utensilio de trabajo. Ya no es el trabajo peyorativo de buscar agua sino el cualificado de usar una herramienta.

Según Cynthia Koenig, fundadora de Wello e innovativa emprendedora social de Nueva York, “A los hombres les encanta usarlo. Los hombres toman el rol principal, por lo que las mujeres se pueden dedicar a hacer otras cosas, o el rol es compartido el hombre lo usa cuatro días a la semana y la mujer dos. Lo que ha reducido significativamente la carga de las mujeres”. Además de haber dignificado este trabajo.

A pesar de lo sencillo que puede parecer la rueda, Wellowater todavía se encuentra en la primera fase de desarrollo. Ha estado pilotando el producto en comunidades rurales de India, después de haber pasado 18 meses en el proceso de diseño del producto, dónde han realizado más de 1.500 entrevistas con posibles clientes.

Como cualquier empresa en la base de la pirámide por muy buena que sea la idea todavía le queda un largo camino para convertirse en una empresa social rentable, pero de momento está siguiendo los pasos necesarios para que sea un éxito.

1. Cubre una clara necesidad de las personas en la base de la pirámide mejorando su vida. Según la WHO un billón de personas viven al menos a una milla de una fuente de agua potable. Cada día se pasan 200 millones de horas recogiendo agua en el mundo, siendo las mujeres las pasan 25% de su día recogiendo agua. Además el agua se recoge de una manera perjudicial para la salud.

2. El producto cubre la necesidad mejor que la alternativa existente: Se pueden transportar 50 litros de una vez entre tres y cinco veces más que los métodos tradicionales y de forma higiénica, con un tapón diseñado para que el agua no se vuelva a contaminar a la hora de usarla. La estrategia más segura para reducir la diarrea según la WHO.

3. Se ha diseñado con la colaboración de los usuarios con plástico de alta calidad y seguro para el uso humano capaz de resistir al terreno más agreste. Con un diseño que recuerda al Matka (recipiente habitual para recoger agua en india) y que ¡indica agua limpia!

4. Que sea asequible está en las prioridades de la empresa. En este momento, Wellowater, se encuentra mejorando el precio de entre 20-30 dólares con producción local en india. Precios todavía altos para la base de la pirámide pero que desde mi punto de vista se podrá abaratar al llegar a cierta escala y que sería importante poder financiar con un programa de microcréditos asociado.

Los clientes dirán si es una buen idea… de momento Mala (en la imagen) es el primer cliente, y está estableciendo un modelo para su comunidad.

Para saber más sobre esta brillante innovación social y su potencial para transformar vidas en la base de la pirámide, consulta Koenig’s TED talk en este vídeo:

Artículo publicado en El País
1
Comentarios