Lombrices y arroz para acabar con el hambre

En mi primera tribuna, hablando de innovación social y sobre la generación de electricidad a partir de cáscaras de arroz por Husk Power Systems, reté a la empresa española a embarcarse en este apasionante desafío y ¡unirse a la conversación!
0

La respuesta no se ha hecho esperar, y hoy me gustaría hablar sobre Bioarroz, un proyecto hispano-colombiano patentado que ha conseguido transformar la cáscara de arroz en fertilizante orgánico sólido y líquido, capaz de duplicar la producción normal de arroz, además de extraer silicio orgánico con varios usos como el cosmético y farmacológico, a la vez que regenera y acondiciona orgánicamente el suelo cultivable.

Según la FAO, el arroz es el alimento más consumido a nivel mundial, con más de la mitad de la población consumiendo este cereal diariamente. Su producción es clave para alimentar a una población creciente, y especialmente relevante en países en desarrollo. En 20 años se prevé que la demanda supere la oferta disponible. En África solamente se consumen 27 kilos de arroz per cápita al año, con un 5% de incremento anual.

A pesar de que en África se producen 26 millones de toneladas de arroz al año, el continente africano es un importador neto de arroz, siendo el continente que más importa, un 30% del comercio mundial. Lo que supone un gasto de 4.000 millones de dólares, ¡10 millones de dólares al día! Cualquier reducción en la cantidad importada o bajada de precio del producto, son dólares ganados a la pobreza y a la desnutrición.

Una de las principales razones del alto volumen de importación es precisamente el bajo rendimiento de la producción Africana. Mientras que la media mundial es de 4,5 toneladas/hectárea, la producción de arroz en África Subsahariana es menos de la mitad, 2 toneladas/hectárea. En gran parte por falta de fertilización, ya que no pueden permitírselo por el altísimo coste del fertilizante en el continente.

En África se importan anualmente 12 millones de toneladas de fertilizante sintético, que con el coste de transporte le lleva a alcanzar un precio desorbitado por lo que solo pueden usar 9 Kg por hectárea cuando en el mundo industrializado se usan 206 kg de media por hectárea.

Mejorando la fertilización, conseguiremos dos efectos, incrementar la producción por hectárea, y abaratar el coste de fertilizante. Los dos redundan en un menor precio del arroz. Usando además un fertilizante orgánico que permite regenerar el suelo.

Por otro lado, desde hace décadas, la cascarilla de arroz es uno de los grandes problemas que tienen los productores de este cereal. En el mundo existen 165 millones de hectáreas cultivadas de las que se obtienen aproximadamente 700 millones de toneladas de arroz al año, de las cuales 250 millones son de cascarilla y paja.

La prohibición de quemar este desecho vegetal debido a la polución ambiental que producen los componentes químicos que son utilizados en la producción del arroz, y los pocos usos rentables que tiene (se emplea en la producción de ladrillos, camas para aves, biocombustible o bioenergía sin haber logrado grandes rentabilidades económicas ni medioambientales. En este momento, la cascarilla de arroz, no tiene valor comercial en África), hace que en algunos países la cascarilla se acumule indefinidamente sin control, desprendiendo gases nocivos para el medio ambiente.

Bioarroz o BioRiceHusk, ha conseguido patentar un proceso a través del cual, mediante el uso de anélidos (la lombriz roja californiana) recicla la cascarilla de arroz, transformándola en humus sólido y liquido además de extraer silicio y calcio orgánicos. Duplicando, con el uso de este fertilizante, la producción de arroz por hectárea sin productos químicos que contaminan el suelo y con ahorro de agua ya que necesita menos agua de riego. Un proceso innovador y ecológico.

El humus nos sólo sirve para el arroz sino para la mayoría de los cultivos. En este vídeo se puede ver la diferencia de tamaño de la hierbabuena cultivada con humus de Bioarroz.

El proyecto de Bioarroz soluciona al mismo tiempo tres problemas esenciales en este momento:

  • Producción eficiente de alimentos esenciales (arroz)
  • Reciclaje de un residuo altamente contaminante (cascarilla de arroz)
  • Regeneración de suelos intensamente erosionados

Una planta de Bioarroz necesita 5 hectáreas y, recicla 1.500 toneladas de cascarilla y es capaz de producir 3.700 toneladas de humus líquido y 750 toneladas de humus sólido. Su proceso es aplicable en cualquier país productor de arroz.

BioRiceHusk ha sido seleccionado para participar en la feria global de la innovación en la agricultura en marzo del 2015 en Abu Dhabi. La feria más importante a nivel  internacional dedicada a la innovación agrícola y con especial foco en el continente africano. Su misión es conocer proyectos que ayuden a producir mayor cantidad de alimentos en el futuro utilizando mejor nuestros recursos naturales.

En este momento, el principal reto Bioarroz se encuentra en la búsqueda de aliados estratégicos para implementar y explotar su patente, empresas de fertilizantes o arroceras que quieran mejorar su producción usando la patente tanto en África como en el resto del mundo. A la vez que conseguir apoyo estatal para promocionar y dar a conocer una patente con capacidad de solucionar graves problemas para la humanidad y que hasta este momento ha sido financiada con capital propio

Ahora sí podemos decir que en España también se hace innovación social. Seguro que existen muchos otros ejemplos que me encantaría compartir. Espero vuestros comentarios.

Artículo publicado en El País
0
Comentarios
  1. Adriana Aldana

    Realmente interesante. Podría informarme sobre la participación Colombiana en esta innovación del bioarroz?

  2. María López Escorial

    Hola Adriana,

    Gracias por tu comentario.
    La patente sobre la forma de transformar la cáscara de arroz en fertilizante orgánico la ostenta un grupo de ingenieros tanto españoles como colombianos. En este momento, el grupo de desarrollo se encuentra en Colombia.

    No dudes en contactarme si necesitas cualquier otra información o directamente con bioarroz en info@bioarroz.com.

    Saludos cordiales,
    María

  3. emigdio cespedes

    Me gustaria que me manden el procedimiento para obtener humus a partir de la cascarilla de arroz
    atentamente
    emigdio

  4. jaime martinez

    Estimados Srs. MIS RESPETOS!
    Soy Ingeniero Agro’nomo ya retirado, de igual modo mi esposa (Zooteccnista), egresados de la Universidad Nacional de Colombia.
    Bajo las circunstancias de contaminacio’n de la cascarilla de arroz, a nivel mundial, no solo en ‘Africa sino en todos los continentes donde se produce el cereal, me doy cuenta de los alcances que tiene y tendra’ los subproductos (humus so’lido y li’quido), como abonos orga’nicos mediante el procesamiento de aquella y como conplemento la alimentacio’n para la lombriz roja californiana.

    Tengo para ustedes dos preguntas:
    1.- De cua’nto seri’a el capital mi’nimo que se necesita para aportar en Bioarroz?

    2.- De no ser alcanzable la cifra, habiendo infinidad de centros productores de arroz encajari’amos nosotros como te’cnicos para gerenciar uno de sus Proyectos, sitio en el cual ustedes por x o y razo’n no pudiesen estar presentes para hacerlo?.-

    Les dejamos la inquietud. Nada se pierde verdad?.

    Con todo respeto espero su respuesta. Cordialmente:

    Jaime Marti’nez.

  5. Jo0rge Casale

    Soy especialista en nmormas de agricultura orgánica y miembro del Comité de Normas de IFOAM.Siendo que el fertilizante a partir de cáscaras de arroz quizás se podría usar en la agricultura orgánica, me gustaría conocer de qué tipo es el tratamiento “químico-biológico” previo a su digestión por los anélidos. No estoy pidiendo datos precisos (que estarán en la patente) sino el principio que hace posible la predigestión para evaluar su naturaleza “orgánica” y su posibilidad de uso en agricultura orgánica certificada. Muchas gracias!

  6. Jairo Cabrera

    Buenos Días!

    Es posible conocer el costo para participar en el programa e incluso les ofrezco desde Venezuela Estado Guárico Cascarilla de Arroz compactada (en calidad de exportación).

    Atentamente,

    Jairo Cabrera