Pliego de cargos: ¿Es la banca poco transparente?

Teresa Algans, directora del Área de Relaciones con Organizaciones de Protección al Consumidor de CaixaBank responde a la pregunta "¿es la banca poco transparente en la información sobre sus productos y servicios financieros?", la cuestión que tanto ha perseguido al sector bancario a lo largo de la crisis financiera.
Foto de CE
CE9 octubre 2015
0

La transparencia es, en estos momentos, uno de los aspectos cruciales en la gestión de las empresas, sea cual sea el sector al que pertenezcan. Es una demanda de los clientes, los inversores y los reguladores y es una condición imprescindible para que la actividad sea sostenible en el largo plazo.

Y esto es todavía más importante para el sector financiero, sobre el que todavía existe la opinión de falta de transparencia, tal como indican los resultados del último informe El ciudadano español y la Responsabilidad Corporativa, de la Fundación Adecco. Esta percepción es uno de los elementos que explican la pérdida de confianza y de credibilidad que el sector ha sufrido después de la crisis reciente.

En esta tarea de mejora de la transparencia, cabe señalar la importancia de establecer estándares de conducta ética y profesional en el sector de los servicios financieros. Para ello, las entidades deben garantizar que los profesionales de las finanzas cuentan con la formación técnica y las habilidades directivas necesarias para ofrecer una gestión financiera de calidad.

En este ámbito, me gustaría destacar el esfuerzo realizado por CaixaBank cuyos directores de oficina y gestores de banca personal han obtenido el diploma de posgrado en asesoramiento financiero de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), así como el Certificate in Wealth Management de CISI, uno de los certificados internacionales de mayor prestigio en el sector financiero.

Asimismo, hay que recordar que, desde hace algunos años, la industria financiera ha ido incorporando instrumentos para regular mejor la prestación de servicios de inversión. Así, desde el 1 de noviembre de 2007 está vigente la Directiva Europea sobre mercados financieros MIFID, que detalla cómo debe ser la información y el asesoramiento que se ofrece al cliente.

Los objetivos que persigue esta norma son proteger al cliente para que conozca y comprenda el producto que va a adquirir y sepa valorar los posibles riesgos, así como regular la actividad de la entidad financiera para que tenga un comportamiento ético con el cliente, le ofrezca el producto más adecuado a sus necesidades y actúe de forma transparente, siendo aún más clara en la información que se proporciona.

La banca solamente podrá reconstruir la confianza y recuperar su reputación si consigue mejorar la transparencia en la información de los productos y servicios.

Los reguladores también están impulsando otras medidas para potenciar la confianza del consumidor en los mercados financieros. Así, el Parlamento Europeo ha publicado un reglamento que establece cuál es la información fundamental que debe darse en la comercialización de productos de inversión minorista (reglamento 1286/2014 del Parlamento Europeo). Asimismo, la CNMV y el Ministerio de Economía están trabajando en el proyecto de clasificación de productos con semáforos que indiquen el nivel de riesgo y de liquidez.

La banca solamente podrá reconstruir la confianza y recuperar su reputación si consigue mejorar la transparencia en la información de los productos y servicios. La prioridad para el sector debe ser conocer al cliente, escuchar sus necesidades y asegurarse de que el producto que ofrece es el más adecuado. Como hemos visto en la pasada crisis, si la información que se transmite es incompleta o muy compleja y difícil de entender llevará a la toma de decisiones errónea.

Otra de las lecciones que nos ha dejado la crisis es la importancia de mejorar la educación financiera de los ciudadanos, ya que es esencial que el cliente entienda lo que está contratando. Ofrecer las herramientas adecuadas para ello será, cada vez más, un elemento decisivo para el desarrollo económico y financiero. Y, en este sentido, hay que destacar todas las iniciativas impulsadas por el Plan Nacional de Educación financiera que promueven el Banco de España y la CNMV con la colaboración de las entidades financieras.

La transparencia en la información debe ir más allá del mero cumplimiento de los requisitos legales. La transparencia está en la base de la razón de ser de la banca: ser rentables pero, fundamentalmente, promover el desarrollo económico y facilitar el crédito a familias y empresas.

Queda un amplio camino por recorrer para recuperar la confianza de la sociedad, pero una situación de crisis como la vivida durante los últimos años debe servir de acicate para emprender las mejoras que sean necesarias. El sector financiero se enfrenta al reto de volver a ganarse la confianza del consumidor. Para ello, no le queda otro camino que redoblar sus esfuerzos para potenciar la honestidad, la autenticidad y cumplir lo que promete.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. blog de finanzas

    La banca simplemente sigue ciertas reglas de economia y financiera que le permitan sobrevivir en el mercado.
    Por esta razon los bancos son tan competitivos.
    Saludos!