Objetivos basados en la ciencia para luchar contra el cambio climático

El último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) ha sido demoledor en cuanto a sus resultados. Por si quedaba alguna duda, el estudio deja claro que el papel dominante del ser humano en el cambio climático reciente es evidente.

Esta conclusión se basa en una síntesis de la información procedente de múltiples líneas de evidencia, incluidas las observaciones directas de los cambios recientes en el clima de la Tierra, los análisis de los anillos de los árboles, los núcleos de hielo y otros registros a largo plazo que documentan cómo ha cambiado el clima en el pasado, así como las simulaciones por ordenador basadas en la física fundamental que rige el sistema climático.

El cambio climático ya ha aumentado la magnitud y la frecuencia de los eventos extremos de calor y ha disminuido la magnitud y la frecuencia de los eventos extremos de frío y, en algunas regiones, ha intensificado los de precipitación.

A medida que el clima se aleja de sus estados pasados y actuales, experimentaremos eventos extremos sin precedentes, ya sea por su magnitud, frecuencia, tiempo o ubicación, y la frecuencia de estos fenómenos aumentará con el incremento del calentamiento global.

Además, la ocurrencia combinada de múltiples fenómenos extremos sin precedentes puede dar lugar a grandes impactos también sin precedentes.

Con este nuevo panorama en el horizonte, cobra sin duda más sentido e importancia el uso en grandes empresas emisoras de CO2 de los objetivos basados en la ciencia promovidos por la Science Based Targets initiative (SBTi), iniciativa que impulsa una ambiciosa acción climática en el sector privado permitiendo a las empresas establecer objetivos de reducción de emisiones con base científica.

¿Qué son los objetivos basados en la ciencia y para qué sirven?

La SBTi es una asociación entre el Carbon Disclosure Project, el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), que lleva en funcionamiento desde el año 2015.

De forma resumida, los objetivos basados en la ciencia muestran a las empresas cuánto y con qué rapidez deben reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero para evitar los peores efectos del cambio climático.

Mediante esta iniciativa, se definen y promueven las mejores prácticas en materia de reducción de emisiones y objetivos netos cero en consonancia con la ciencia del clima, y se les proporciona asistencia técnica y recursos de expertos a las empresas para que fijen objetivos en consonancia con la ciencia climática más reciente.

Los objetivos basados en la ciencia muestran a las empresas cuánto y con qué rapidez deben reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero para evitar los peores efectos del cambio climático.

El establecimiento de objetivos basados en la ciencia ha pasado de ser un concepto incipiente en 2015 a un movimiento que abarca casi el 20% de la economía mundial y que impulsa la descarbonización de las empresas.

En el momento de escribir estas líneas forman parte de la iniciativa un total de 1.713 organizaciones de más de 50 sectores (exceptuando el del petróleo y el gas), de las cuales 858 ya han fijado sus objetivos climáticos en base a la metodología sugerida por la SBTi.

Para algunos sectores/industrias, la SBTi ha desarrollado metodologías, marcos y requisitos específicos y también se han publicado documentos de orientación adaptados a otros sectores para ayudar a las empresas en el proceso de fijación de objetivos.

A la vez, la SBTi también está trabajando en la definición de una norma de base científica para la fijación de objetivos de balance cero (net zero), con el fin de garantizar que ese tipo de objetivos dentro de las empresas se traduzcan en acciones coherentes con la consecución de un mundo de balance cero a más tardar en 2050.

Una nueva estrategia para retos más difíciles

Ante una urgencia climática creciente y más compleja de lo que se pensaba, desde la SBTi se ha presentado recientemente una nueva estrategia para aumentar la ambición mínima en la fijación de objetivos corporativos de emisiones de alcance 1 (emisiones directas de GEI procedentes de fuentes que son propiedad o están controladas por la empresa) y alcance 2 (emisiones indirectas de GEI procedentes del consumo de electricidad, calor o vapor adquiridos) de “muy por debajo de 2°C” a “1,5°C” por encima de los niveles preindustriales.

También se va a aumentar la clasificación de la temperatura mínima de alcance 3 (otras emisiones indirectas de GEI) de “2°C” a “muy por debajo de 2°C” y se va a acortar el plazo para alcanzar los objetivos de temperatura de 15 a 10 años.

Según sus datos, entre 2015 y 2020 las empresas con objetivos validados redujeron sus emisiones en un 25%, en comparación con un aumento del 3,4% en las emisiones energéticas e industriales mundiales. Con la nueva estrategia que se ha puesto en marcha, la SBTi se centrará en acelerar el crecimiento de la adopción e implementación de objetivos basados en la ciencia y alineados con 1,5°C, especialmente por parte de las empresas de los sectores de altas emisiones y de los países del G20.

Lo anterior significa que, dentro de un año, la SBTi ya no aceptará objetivos menos ambiciosos y animará a las empresas con objetivos ya aprobados a que los mejoren lo antes posible y los revisen en un plazo de cinco años a partir de la aprobación de los objetivos.

A la vez, la SBTi va a evolucionar sus procesos de gobernanza técnica y de toma de decisiones para que se adhieran a los mejores modelos utilizados por los estándares de sostenibilidad, y convocarán un consejo de estándares que funcionará con independencia de la secretaría de la SBTi y que será el órgano de decisión final para los componentes técnicos clave de su marco de certificación.

La SBTi también promueve el establecimiento de objetivos basados en la ciencia entre las ciudades a través de la Science Based Targets Network (SBTN).

Cómo las ciudades también pueden fijar objetivos basados en la ciencia

Más allá de las empresas, la SBTi también promueve el establecimiento de objetivos basados en la ciencia entre las ciudades a través de la Science Based Targets Network (SBTN).

La SBTN es una colaboración de las principales organizaciones mundiales sin ánimo de lucro que trabajan juntas para dotar a las empresas y a las ciudades de la orientación necesaria para establecer objetivos basados en la ciencia para todos los sistemas de la Tierra, lo cual les ayudará a definir una senda clara para garantizar que están haciendo lo suficiente en toda su cadena de valor a la hora de abordar sus impactos y dependencias de la naturaleza.

Las ciudades deben unirse a todos los demás actores y hacer su aporte para reducir las emisiones con el fin de impulsar y lograr acciones ambientales positivas en todos los niveles de gobierno y todos los sectores de la economía.

Utilizar objetivos climáticos basados en la ciencia hará que las ciudades se beneficien de contar con metas claramente definidas que especifiquen la escala y el ritmo al que necesitan reducir sus emisiones de GEI.

Con el objetivo de ayudar a las ciudades en el establecimiento de sus objetivos basados en la ciencia, el SBTN ha publicado una completa guía en la que también se promueve la adhesión de las ciudades a la iniciativa Race to Zero, una campaña global para movilizar el liderazgo y el apoyo de parte de empresas, ciudades, regiones e inversores para alcanzar una economía saludable, resiliente y sin emisiones de carbono, que evita futuras amenazas, crea empleos bien remunerados y permite un crecimiento sostenible e inclusivo.

No hay tiempo que perder en la lucha contra el cambio climático, cada hora sin tomar medidas serias es una hora perdida. Podemos continuar como hasta ahora, pensando que el tema “no es para tanto”, o tomarnos del todo en serio los mensajes del IPCC y los que la naturaleza nos está dando a cada uno de nosotros a diario.

No tenemos excusa para no ponernos manos a la obra e iniciativas como la del SBTi ofrecen las herramientas a empresas y ciudades para progresar en esa lucha, ¿nos ponemos a trabajar ya?

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.