El valor de la discreción

0

Casi nadie cree en los rankings, es cierto; pero el último informe de los líderes más reputados elaborado por Merco (www.merco.info/ver/mercolideres) arroja unos resultados que, al menos, ofrecen un material interesante para la refl exión. De acuerdo con el ranking de los 100 líderes más reputados del 2008, entre las personas más respetadas se encuentran Amancio Ortega e Isidoro Álvarez. Está posición la llevan ocupando desde hace cinco años. Se trata de dos personajes conocidos por su aversión a los focos. Su carac- El valor de la discreción terística principal ha sido la discreción, mantenida hasta límites difíciles de entender en nuestras latitudes. Se han dedicado a trabajar toda su vida y han huido explícitamente del glamour de los medios de comunicación. Es cierto que muchos de los otros «lideres» que salen en el informe de la consultora se caracterizan por buscar con ansia el favor de los fl ashes, pero no es mala noticia que las musas sigan reconociendo el valor de la discreción en el mundo de los negocios.

Ya han comenzado a ponernos de ejemplo a Noruega, un país en el que el 80% de las empresas cuenta ya con un 40% de mujeres en sus consejos de administración gracias a una ley de igualdad que impuso obligatoriamente las cuotas. Pero lo cierto es que el plan de igualdad noruego fue muy contestado por la patronal y la mayoría de sus líderes empresariales, entre otros por Sigrung Vageng, la directora de la Confederación de Empresarios Noruegos, que siempre defendió la libertad de las empresas para nombrar a sus consejeros. La oposición fue tan grande que la mayoría de las empresas noruegas prácticamente esperaron hasta el último día del año para aplicar la medida, con la esperanza de que el ejecutivo noruego recapacitase y diese marcha atrás; pero al final tuvieron que convocar con carácter urgente un consejo de administración extraordinario con el fin de cumplir la «cuota rosa» y evitar las sanciones económicas. Pese a todo, algunas empresas han decidido mantenerse firmes y modificar su forma jurídica, adoptando la de sociedad de responsabilidad limitada, figura que de momento no esta obligada al cumplimiento de la cuota femenina.

Nadie puede negar que los consejos de administración noruegos están ahora a la cabeza en porcentaje de representación femenina. Más difícil será demostrar que eso se haya traducido necesariamente en más cuota de talento.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.