La obra social de las cajas de ahorro congelada

CE1 septiembre 2008

L

as cajas de ahorro han decidido “congelar” su aportación a la obra social para hacer frente a la “crisis”. Legalmente están obligadas a destinar un 50% de su beneficio a reservas, el resto tienen libertad para asignarlo a ésta partida o destinarlo a la obra social, que comprende todo el conjunto de acciones que las cajas de ahorro emprenden en favor de la sociedad, en áreas como la cultura, la asistencia social o la salud. Los incrementos anuales de más de dos dígitos, que venía experimentando la obra social en los últimos años, parece que pasarán a la historia. Ya en el año 2007 asignaron el 82% de los beneficios a reservas para enfrentar la crisis que afecta al sector financiero.

El problema de las cajas de ahorros no es cómo enfrentar la actual crisis financiera sino como reformar un modelo de intervención social que sigue anclado en el pasado, contraponiendo el área de negocio con el área social. En la actualidad, las iniciativas sociales más innovadoras (ONG, fundaciones y departamentos de RSE de las empresas) buscan la manera de ligar el negocio con la creación de valor social. El viejo enfoque de una empresa agresiva en su “core business”, y con un departamento de relaciones institucionales dedicado a mitigar el afán de lucro dando becas y organizando exposiciones hace tiempo que paso a la historia. ¿Qué hay crisis en las Cajas y menos dinero para la obra social? ¡Pues que identifi quen más oportunidades para crear “valor social” en su “core business”!

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.