La crisis de las fundaciones catalanas

La junta directiva de la Coordinadora Catalana de Fundaciones ha emitido un comunicado para recordar la importancia de las fundaciones en tiempos de crisis: «Las fundaciones catalanas queremos recordar, en estos tiempos de convulsión económica que vivimos, el importante servicio social que cumplimos.

Cuando se habla de recortes presupuestarios, tanto en el ámbito público como en el privado, existe el riesgo de que las partidas dedicadas a temas tan esenciales como son la prestación de servicios sociales, la integración de diversos colectivos, o la promoción de la cultura, queden relegados» declaraba la junta directiva de la Coordinadora Catalana de Fundaciones en un reciente comunicado.

Nadie puede negar el excelente trabajo que la Coordinadora Catalana de Fundaciones viene realizando desde hace años. Pero no podemos evitar que este comunicado/manifiesto nos deje un sabor agridulce en el paladar. No parece que la mejor manera de afrontar la crisis pase por solicitar más fondos públicos o recordar las bondades intrínsecas de las fundaciones. El compromiso social, lo hemos repetido incansablemente en estas páginas, no es una mera declaración retórica.No basta la simple adscripción a un sector para hacerse acreedor de un certificado de buena conducta. El verdadero compromiso social se muestra sólo con resultados tangibles y concretos. Lo que las fundaciones catalanas deben mostrar es el impacto de sus iniciativas y programas, que es muy grande. Lo que las fundaciones catalanas pueden hacer es tratar de sumar esfuerzos entre ellas para tratar de paliar la crisis. Lo que las fundaciones catalanas pueden hacer es impulsar alianzas con el sector público y el sector empresarial para abordar las nuevas demandas sociales. Lo que las fundaciones catalanas deberían examinar es cómo focalizar mejor sus esfuerzos para generar más impacto en sus programas. Estas iniciativas y otras similares serán los mejores argumentos contra la crisis.

Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.