Cuando el collar vale más que el perro

0

La Asociación Española de Contabilidad y Administración de Empresas (AECA) y el Instituto de Censores Jurados de Cuentas (ICJCE) otorgaron el pasado mes de marzo sus premios a las Memorias de Sostenibilidad 2008. Este año el galardón recayó en la memoria de la empresa Red Eléctrica de España; la memoria de OHL obtuvo una mención especial por ser la que más mejoras e innovaciones había introducido respecto al año anterior. Nuestra más cordial felicitación a los premiados y a los organizadores.

No cabe duda de que las memorias elaboradas siguiendo los criterios de sostenibilidad aportan una información valiosísima sobre los compromisos sociales y medioambientales de la empresa. Ahora bien, ¿realmente el esfuerzo merece la pena? Uno de los ponentes de la mesa redonda, el representante de Gamesa, comentó que dedicaba casi cinco meses del año a la elaboración de este documento. Ese comentario coincide con las consultas realizadas por CE a diferentes directores o responsables de RSC. Alrededor de un 50% de su tiempo, sino más, lo dedican a recabar información y elaborar la memoria. Nosotros nos preguntamos, ¿debería el director de RSC dedicar el 50% de su tiempo a elaborar ese documento? ¿Es tan importante y prioritario que exige consumir el 50% de los recursos del departamento? Está claro que es necesario elaborar una memoria y que alguien debe hacerlo, pero ¿no nos estará saliendo más caro el collar que el perro?

Entrega de los premios a las Memorias de Sostenibilidad 2008.

0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.