Isabel Oriol: “La salud es el tema que más preocupa a los ciudadanos y el menos atendido por la RSC"

0
Isabel Oriol, presidenta de la Asociación Española Contra el Cáncer

Ocho años en la AECC le han permitido a Isabel Oriol, bióloga de formación, conocer a fondo los pilares de esta organización privada no lucrativa que cumple 56 años y que es un referente en lo que a formación, asistencia y prevención contra el cáncer se refiere. Como directora de la Fundación Científica de la AECC hasta junio de 2008, cuando es nombrada presidenta, esta madrileña, casada y con cinco hijos, transmite convicción en sus palabras y se muestra firme a la hora de dialogar con el Gobierno sobre la ampliación de la Ley Antitabaco o la transferencia de servicios de salud a las CC.AA.

Hace aproximadamente un año fue nombrada presidenta de la AECC. Sin embargo, usted trabaja en la Asociación desde 2001, cuando entró como voluntaria. En estos ocho años, ¿cómo ha cambiado la Asociación y los retos a los que se enfrenta? ¿Cuáles han sido los motores de dichos avances?

Efectivamente, me incorporé como voluntaria en la AECC para dirigir la Fundación Científica, órgano gestor de los fondos dedicados a investigación, en 2001 y el reto que se me planteó entonces fue poner en marcha toda una serie de mecanismos y de programas nuevos en materia de investigación. Sin duda, se trataba de una oportunidad apasionante, que me permitió activar una serie de programas que generaron muchas expectativas en la comunidad científica, ya que, por entonces, la AECC era la entidad no lucrativa que más dinero dedicaba por proyecto de investigación. Por ejemplo, fuimos pioneros en transformar becas posdoctorales a contratos posdoctorales.

Por su parte, la evolución de la AECC, una entidad con una historia muy valiosa que se inició en 1953, está claramente marcada por su afán en ofrecer herramientas que ayuden a reducir el impacto del cáncer y mejorar la vida de las personas.

Esta misión evoluciona desde la compra de la primera bomba de cobalto que permitió dar sesiones de radioterapia a los pacientes hasta convertirse en punta de lanza de la puesta en marcha de acciones no integradas en el Sistema Nacional de Salud, como unidades de oncología médica y de cuidados paliativos o el establecimiento de estrategias de detección precoz. Históricamente, la AECC ha sido pionera en la provisión de servicios que, paulatinamente, ha ido adoptando el Sistema Nacional de Salud.

La Asociación Española Contra el Cáncer se nutre, entre otros fondos, de los provenientes de la cuestación anual, si bien en los últimos años ha impulsado la captación de socios que aportan cuotas periódicas. El pasado 7 mayo se celebraba, bajo el lema «Ayúdanos, ayúdate», la tradicional cuestación anual. ¿Convivirán ambas vías de financiación o asistiremos a un cambio de una cultura de la cuestación a una de socios?

Dentro de las actividades de soporte de la AECC, destaca la sostenibilidad económica y ser una entidad de participación social, con el fin de que todo aquel que esté interesado en luchar contra el cáncer pueda hacerlo a través de nosotros.

Partiendo de esta premisa, buscamos aumentar la participación de los socios interesados en colaborar con nosotros, ya sean particulares o empresas, como es el caso de compañías como Garrigues o Accenture, a quien este año otorgamos la V de Vida de la AECC. En la actualidad, contamos con la colaboración de más de 109.000 socios y millones de ciudadanos.

Por otro lado, y de forma paralela, seguiremos apostando por la cuestación, porque tiene un arraigo social y cultural que forma parte de la AECC. Sin duda, nos aporta una presencia social, ya que nos da la oportunidad de salir a la calle y recordar a la sociedad que estamos para ayudar, así como de lanzar mensajes de prevención. Otra línea de financiación fundamental para la AECC es la lotería nacional, que soporta un porcentaje muy importante de todos nuestros gastos.

Uno de los principales retos de la Asociación es el paulatino abandono de la prestación directa de servicios de salud para centrarse en actividades más centradas en la prevención. ¿Cómo se está articulando esta progresiva transferencia? ¿Cuál es el plazo límite para lograrlo?

A lo largo de este año se pone en marcha el nuevo Plan Estratégico de la AECC 2009-2012, que define el marco de actuación de varias acciones estratégicas que serán implementadas a lo largo de los 4 años de vigencia del mismo. Entre éstas, destaca ir transfiriendo la prestación de servicios directos al Servicio Nacional de Salud, porque en una sociedad desarrollada como la nuestra es indigno que ciertos servicios de salud sigan siendo suministrados por una ONG.

Volviendo al Plan Estratégico, ¿en qué consiste el mismo exactamente? ¿Supone una renovación o una evolución de la AECC? ¿En qué acciones de va a plasmar y qué novedades trae consigo?

En el plan mencionado, se han marcado las líneas de actuación, revisado nuestra propia identidad e integrado nuestro bagaje histórico con el fin de estudiar qué acciones pueden generar valor añadido para una Asociación como la nuestra que mira hacia el futuro y evoluciona. Nuestra misión es luchar contra el cáncer liderando el esfuerzo de la sociedad española, para disminuir el impacto causado por esta enfermedad y, en última instancia, mejorar la vida de las personas. Tenemos unos valores muy concretos, como la unidad y la cohesión.

No en vano, estamos presentes en 52 provincias, 17 CC.AA. y más de 2.000 localidades, con una imbricación enorme, con más de 14.000 voluntarios y casi 750 empleados. Asimismo, abogamos por el compromiso, la transparencia, la profesionalidad y la independencia. Finalmente, los objetivos estratégicos establecidos son informar y concienciar; apoyar y acompañar al paciente; la promoción de la investigación científica y social; así como la movilización y la influencia para trabajar en colaboración con las AAPP. Este esquema está reforzado por un pilar transversal que es nuestra base. Me refiero al voluntariado, presente en hospitales, domicilios, etcétera.

Además del sector público, del que hablaremos a continuación, la empresa privada es una de las piezas fundamentales en el engranaje de financiación de la AECC. En tiempo de crisis, ¿existe un compromiso real por proteger y salvaguardar la salud o ha pasado a un segundo plano?

Es evidente que aún queda mucho por hacer en el ámbito institucional y empresarial. Puntualmente, sí hay participación, sin embargo, como parte integrante de la política de Responsabilidad Social Corporativa de las empresas aún queda mucho camino que recorrer. Paradójicamente, la salud, que es uno de los temas que más interesa a los ciudadanos, es el que menos preocupa a las empresas dentro del área de RSC. La salud se considera integrada en el Sistema Nacional de Salud y no compete al área de RSC. La salud también incluye aspectos sociales, porque el cáncer no sólo es una enfermedad física, sino también psicológica y social, fruto de sus implicaciones en el ámbito laboral y personal. La salud pública es algo global e integral que, en la mayoría de las empresas, no está contemplado.

Partiendo de la misión de la Asociación Española Contra el Cáncer de luchar contra esta enfermedad e intentar minimizar el sufrimiento causado por la misma, entiendo que uno de los pilares para lograrlo, además de la cohesión interna que mencionaba, será las relaciones con la Administración Pública, tanto central como autonómica. ¿Cómo va a articular las relaciones con el Ministerio de Sanidad recientemente estrenado por la titular Trinidad Jiménez? ¿Cómo cree que debería impulsarse la investigación contra del cáncer?

Una de nuestras actividades principales es la colaboración con las Administraciones Públicas, así como con el Sistema Nacional de Salud que ha dado como resultado, por ejemplo, unidades mixtas de cuidados paliativos a domicilio. Por tanto, hay una relación de colaboración absoluta y cada vez mayor. De hecho, nuestra intención es seguir reforzando los lazos de colaboración, ya que somos el vehículo de canalización de demandas hacia el Ministerio.

Como bióloga de formación, ¿que opinión le merece que el Ministerio de Sanidad haya dado el visto bueno a la selección genética de embriones en el caso de dos parejas con dos tipos de cáncer hereditario? Es la primera vez que la Comisión Nacional de Reproducción Asistida Humana aprueba la aplicación del Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP) en casos concretos de cáncer.

En este sentido, la misión de la AECC es informar de los aspectos técnicos relacionados con este procedimiento, así como de los riesgos y beneficios que pueda generar. Más allá de este aspecto, preferimos no hacer ninguna valoración al respecto, ya que consideramos que este avance tiene una serie de connotaciones tanto éticas como jurídicas.

Ahondemos en una de las principales causas del cáncer: el tabaco. ¿La aplicación de la Ley Antitabaco puesta en marcha en la anterior legislatura ha logrado reducir el cáncer de pulmón en nuestro país o, por el contrario, es preciso mejorar su implantación? No en vano, se estima que un 20% de las muertes por cáncer en Europa podrían reducirse en 2015 si existiera más control del tabaco.

El tabaco mata a 30.000 personas en España cada año. Es una cifra muy seria. Como AECC, hemos pedido a la ministra de Sanidad la revisión de la normativa de la Ley Antitabaco, con el fin de que articule la aplicación de la misma en todos sus términos y por parte de todas las consejerías, así como la ampliación de la prohibición a todos los espacios públicos.

Consideramos que ésta es la única medida eficaz, si bien ha habido otras medidas, como el aumento del precio del tabaco, que también han ayudado. La Ley Antitabaco ha funcionado a medias tintas. Desde nuestro punto de vista, los objetivos de la ley no se cumplirán del todo hasta que no se modifique dicha ley para establecer que todos los lugares públicos sean 100% libres de humo, algo que ahora no ocurre.

¿Logrará esta petición tener efecto con la nueva ministra de Sanidad?

Lo único que puedo pedir es que se tenga la valentía suficiente para llevarlo a efecto. El ministro que implemente la ampliación de la ley será valiente y aportará mucho a la salud de los ciudadanos españoles. Es preciso insistir en el control del tabaco, si bien también es necesario ayudar al fumador, porque no debemos olvidar que, en último término, es una víctima.

Uno de los objetivos de la Fundación Científica, con un bagage de más de 37 años, es fomentar la investigación de calidad en España, de forma que los avances en investigación se trasladen lo más rápidamente posible al beneficio del enfermo. ¿Cuánto se invierte en el ámbito de la Fundación Científica y qué novedades hay en el plan 2009-2012 en ese sentido?

En este sentido hemos elaborado un plan específico y prevemos más que duplicar los recursos de la AECC en materia de investigación.

Si actualmente representan en torno a un 6%, queremos que a finales de 2012 sean del 15%, gracias a una implantación gradual. Asimismo, dentro de dicho plan buscamos hacer partícipes tanto a particulares como a empresas externas dentro de una serie de programas de investigación, con el fin de que los recursos foráneos supongan en 2012 un 25% de todos los recursos de la AECC. Asimismo, hemos diseñados nuevos programas de investigación de gran calado, como la creación de Grupos Coordinados Estables, con un presupuesto de 1.200.000 euros. El propósito es que grupos de investigadores básicos se coordinen con los que realizan su labor en hospitales con el fin de que surja una transferencia de conocimiento, teniendo un impacto a corto plazo en el paciente.

De esta manera, los centros hospitalarios se convertirían en auténticas sedes de generación de conocimiento. Asimismo, se lanza en junio el Observatorio del Cáncer, una iniciativa en investigación social con estudios poblacionales, sociológicos y de satisfacción, como el Oncobarómetro.

Son, en definitiva, herramientas que nos permiten mejorar las prestaciones sociales y canalizar con más efectividad los mensajes de prevención.

Un esfuerzo compartido, una labor de todos

– El cáncer es la segunda muerte en España, tras las enfermedades cardiovasculares.

– La financiación privada en I+D en oncología en España es 2,4 millones de euros, considerablemente menor que la financiación pública.

– La media europea de financiación privada en I+D en oncología iguala a la financiación pública, alrededor de 900 millones de euros.

MARÍA LUISA MELO
0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.