Edward Freeman: “La ética consiste en hacer cosas por los demás y por uno mismo”

CE1 septiembre 2005
57

Edward Freeman es un experto acerca de la dimensión ética de la empresa. Fue él quien definió la teoría de los stakeholder o partes interesadas, poniendo de manifiesto la necesidad de mantener un diálogo constante y honesto con los públicos interesados en la empresa. La capacidad de responder a las necesidades, opiniones y preferencias de estas partes a través de una relación fluida es, según Freeman, un activo estratégico y una ventaja competitiva para cualquier compañía.

Empecemos por lo más fácil y lo más difícil ¿Cómo se relaciona ética y negocio?

Tenemos una idea del mundo de la empresa según la cual ética y empresa están completamente desconectadas. Pensamos que el negocio sólo supone competencia, beneficios y yo creo que esto es un error a la hora de entender la naturaleza verdadera de la empresa.

Cualquier empresario, cualquier directivo sabe que para tener éxito en el negocio hay que crear valor, valor para los clientes, para los proveedores, para los accionistas y para la comunidad. Si dejas de crear valor para cualquiera de estos grupos la empresa no puede sobrevivir.

Puede resultar polémico decir que tengo que crear valor para la comunidad pero pensemos que si no creamos valor para la comunidad en una sociedad libre, la comunidad puede recurrir al Gobierno para forzar esa creación de valor.

¿Cómo interviene la ética en este contexto?

Es muy sencillo. La empresa no funciona a menos que la gente en su mayor parte diga la verdad, cumpla sus promesas, genere los productos y servicios que crea la empresa…. , es decir, a menos que cumpla lo que dice. Y esto ha de suceder con todos los stakeholders. Hay que decir la verdad, cumplir las promesas y ser responsables por los efectos de nuestras acciones. La empresa que no sea responsable de los efectos de sus productos en sus consumidores se irá a la bancarrota.

Si pensamos en ello la ética está incorporada en la idea misma de funcionamiento del capitalismo.

¿Podemos entonces hablar de una ética propia de los negocios?

Pienso que hay problemas éticos que se plantean en el mundo de la empresa. ¿Qué significa decir la verdad a los clientes? ¿Qué debemos a los empleados? Son preguntas difíciles pero en última instancia la primera forma de conectar la ética y la empresa es que todos somos seres humanos.

Tenemos obligaciones morales mutuas: decir la verdad, cumplir las promesas, tratarnos mutuamente con respeto y dignidad. Y esas obligaciones no desaparecen porque yo sea un director de empresa y el otro un cliente. Tenemos lo que podemos llamar valores, obligaciones éticas y morales compartidas y que existen en la empresa como existen en la familia. Lo interesante es cómo nos hemos liado tanto para llegar a pensar que la ética y la empresa no coinciden.

¿Qué opina de la Responsabilidad Social Corporativa?

Pues hay mucho interés por la RSC. No es que sea un gran entusiasta de la Responsabilidad Social Corporativa como se ha entendido tradicionalmente. ¿Hay que separar las responsabilidades sociales de las económicas? ¿La ética forma parte solo de la responsabilidad social y no de la económica? Estas cosas se han de aunar.

Si yo he comprado un producto ¿he hecho algo económico? Sí. ¿He hecho algo social? También. He hecho las dos cosas. Si vendo un producto se ha realizado una transacción económica pero también la hay social. A lo mejor este producto te mejora la vida. Separar, disgregar estas cosas me parece que no es una idea muy interesante.

¿Cómo se define una buena relación con los stakeholders?

Creando valor para los stakeholders. Supongamos que te digo: yo conozco bien a tu empresa, produce unos productos fantásticos que mejoran la vida de la gente y yo sé que los proveedores quieren trabajar contigo, porque trabajar en tu empresa mejora también a los proveedores.

Los empleados también quieren trabajar para ti porque les tratas con dignidad, respeto y como seres humanos plenos y tú eres un buen ciudadano de la comunidad. Hay muchas formas de hacerlo pero vosotros decís vamos a ser buenos ciudadanos y lo cumplís y además, ganáis dinero y entonces te pregunto: ¿pero eres socialmente responsable? No tengo la menor idea de lo que significa esa pregunta.

Estas creando valor para todas las partes interesadas y las entiendes de verdad en toda su dimensión económica, social, moral…. El tema de la responsabilidad social por tanto no se plantea. Sustituyamos la idea de la RSC por responsabilidad de las partes interesadas. No sólo corporativa porque a veces pensamos sólo en las grandes empresas. Pensemos en la responsabilidad de las pequeñas, medianas y grandes empresas de cara a los stakeholders y esta se demuestra en la forma de organizarnos.

Esta responsabilidad se demuestra en cómo nos organizamos y damos respuesta a los stakeholders. Parte puede estar en cómo ayudar a los menos desfavorecidos, cómo hago que ésta comunidad sea un sitio mejor para vivir. Cómo mejora la relación con los clientes. Cómo añado o creo valor para los clientes, para el empleado.

La pregunta más general sería ¿Como director de la empresa cómo mejoraría la situación de cada una de las partes interesadas? Y si me hago esta pregunta es mejor planteamiento que el de la RSC.

¿Un error frecuente en la relación con los stakeholders?

A veces las empresas pueden intentar intercambiar el interés de una parte interesada por otra y eso me parece un error. Hay que llegar a todos los intereses por una misma dirección.

¿Conoce alguna empresa sobresaliente en su gestión ética del negocio?

Danone, la empresa francesa, dedica mucho tiempo y esfuerzo dialogando con las partes interesadas. The Body Shop en Inglaterra podría ser otro ejemplo.

Starbucks es otra empresa que puede ser polémica por su política de globalización pero también tiene en cuenta la comunidad, los stakeholders. Hay muchas empresas. El problema de dar un ejemplo es que a lo mejor hacen unas cosas muy bien y otras no tanto. Hay que analizar.

Yo conozco a algunos miembros de Nike y estoy impresionado con lo que están haciendo. Pueden cometer errores pero lo que está haciendo Nike después de las críticas que les hicieron… Se dijeron: no queremos ser una empresa así. No queremos ser una empresa a la que todo el mundo señale como los malos de la película y desde entonces han cambiado muchísimo. Tenemos gente de Nike que da conferencias en nuestro curso de ética y lo que están haciendo es impresionante.

Intentan hacer cosas que pueden tener un cierto impacto real a través de sus fábricas. Lo tienen clarísimo. Algunos dirán: no lo hacen por razones éticas, lo hacen por interés propio y yo creo que esa crítica es un error. La ética consiste en hacer cosas por los demás y por uno mismo. Las dos cosas son importantes.

Pensar en la empresa como algo egoísta y la ética como sinónimo de altruismo es un error que nos lleva a pensar en esa contradicción entre la ética y la empresa.

La ética supone nuestra forma de tratar a los demás y lo que hacemos con nuestra propia vida, con nuestro talento, con nuestra capacidad.

Cada vez vemos más empresas cuya misión es crear valor para los stakeholders. Así que me siento muy optimista. Esto es lo mejor para sus comunidades pero también para ellos mismos.

Entonces ¿considera que el capitalismo empieza a ser parte de la solución?

El capitalismo es la solución a nuestros problemas. El capitalismo entendido, por supuesto, como nuestra forma de crear valor para los stakeholders. Así es como sacaremos a la gente de la pobreza.

Por ejemplo Muhammad Yunus, con el microcrédito, está convirtiendo a los mendigos en capitalistas. En lugar de vivir de la mendicidad crean sus propias empresas. Se puede sacar a la gente de la pobreza enseñándoles a crear valor para ellos. Yo creo que el capitalismo entendido así es el mejor sistema que tenemos para resolver algunos de los problemas sociales más difíciles.

Gracias a este creciente interés por la ética en los negocios ¿podemos estar ante un nuevo paradigma empresarial, una nueva historia del capitalismo?

Soy increíblemente optimista. Creo que si entendemos el capitalismo de forma correcta las oportunidades son ilimitadas. Hay que crear generaciones de empresarios que quieran crear valor para los demás. Este es un papel que pueden desempeñar los Gobiernos, creando ese espíritu empresarial emprendedor entre la sociedad y rechazando aquellas políticas que destruyen ese mismo espíritu.

Soy increíblemente optimista.

Por Alma Pérez
57
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. HUGO CARLOS HERRERA OROSCO

    interesante el articulo de la etica
    saludos
    desde el cusco-peru

    Lic. ADM hugo carlos herrera orosco

  2. rubén Fuentes Cordero

    me gusto mucho esta idea de la etica