Empresas y servicios que nacen en torno a la RSC

CE2 septiembre 2005
0

Las opciones son diversas.

Existen desde las consultoras que se atreven a diseñar una estrategia completa de RSC para cualquier compañía, hasta aquellas que nos ofrecen soluciones concretas para problemas como la conciliación de la vida personal y laboral de los trabajadores.

Un ejemplo del primer caso es la consultora de desarrollo sostenible y RSC We’re able to. Esta consultora, situada en Barcelona, es un buen ejemplo de las empresas que están apareciendo. Creada en 2004 por cuatro profesionales provenientes de las ciencias sociales y económicas, nació con la idea de crear un servicio para lo que sus fundadores consideran «actualmente como el tema más importante del mundo empresarial».

We’re able to ofrece servicios de asesoramiento en las distintas fases de implementación de la responsabilidad social empresarial que van desde el diseño, diagnóstico, implementación y evaluación de las políticas de RSC hasta la evaluación y comunicación de las mismas. Entendiendo la comunicación como el último paso ya que según Alexis Romero, director de la compañía, «en España la situación es dramática porque se hace RSC de delante hacia atrás, es decir, primero se comunica y luego se planifica».

Además, la consultora cuenta con algunas herramientas de gestión propias como son el Modelo SGSE04 y el Modelo ISE04. El primero es un modelo marco para la gestión de la empresa sostenible usado por compañías como Delta Cafés. Empresa para la que los consultores de We’re able to también realizaron su última memoria de sostenibilidad. Por su parte el Modelo ISE04 es una herramienta de gestión diseñada para que la empresa defina, gestione y evalúe su acción social como elemento alineado a la estrategia y creador de valor para todo el negocio.

En definitiva, una consultora de este tipo pretende ser útil en tres aspectos esenciales de gestión de la empresa socialmente responsable: la convergencia estratégica entre las iniciativas financiero-económicas y las iniciativas sociales, la calidad de medición y la gestión del diálogo con las partes interesadas.

Un ejemplo de su trabajo podría ser el estudio internacional en mejores prácticas de RSC y desarrollo sostenible que realizaron para el Administrador Español de Infraestructura Ferroviaria (ADIF), donde estudiaron 12 empresas de referencia mundial en este campo.

En esta línea preparan un nuevo servicio: CSR-RADAR. Con la suscripción a este servicio una empresa podría mantenerse informada sobre el comportamiento de la responsabilidad social empresarial en su mercado, sector industrial y los movimientos de la competencia.

Una alternativa diferente en este mismo tipo de consultoría podría ser Creating Sustainability Services una empresa que ofrece servicios relacionados con la sostenibilidad, la Responsabilidad Social Corporativa y el marketing operativo y relacional. Según la definición de sus creadores «propician plataformas para la gestión del diálogo de las partes interesadas».

Para los gestores de Creating el secreto está en gestionar tres áreas clave: las personas, la estrategia y el conocimiento de las organizaciones. Desde esta perspectiva se trabaja en la difusión de un nuevo conjunto de valores dentro y fuera de la empresa potenciando la comunicación con los públicos interesados.

Además, para el área de Responsabilidad Social Corporativa proponen algunos modelos elaborados mediante herramientas multimedia que pueden resultar de interés, como son el Mapping de Stakeholders o el Manual de Compra Verde o Responsabilidad en la Cadena de Suministro.

Creating Sustainability Services ha desarrollado para la Generalitat de Catalunya un estudio técnico sobre la implantación de la RSC en las empresas catalanas con sistemas de gestión medioambiental.

Este estudio está disponible en el área de Medio Ambiente de la página web de la Generalitat.

CAMBIO CLIMÁTICO. Sin duda, una de las áreas que más ha preocupado a las empresas durante este año ha sido el medio ambiente. Kioto está en marcha y conlleva muchas inversiones y trabajo. Una ardua prueba a superar que puede requerir ayuda y asesoramiento.

Algo que tuvo claro hace ya algunos años Larry Philp.

Este antiguo director de energía y medio ambiente de PricewaterhouseCoopers en Madrid decidió aprovechar la oportunidad que planteaba la aplicación del protocolo de Kioto y fundó en 2003 CO2 Spain, una empresa dedicada a las soluciones e innovaciones tecnológicas, financieras y de asesoramiento sobre los mercados emergentes de carbono.

Mientras que para las empresas grandes los precios del CO2 son determinantes, para las medianas el acceso al mercado es uno de los obstáculos más difíciles. Encontrar consejo experto en estos casos puede ser una salida. Una consultora de este tipo puede allanar mucho el camino en un campo tan complejo. Desde luego, si usted no está familiarizado con los términos EUAs, CERs o ERUs y gestiona una empresa industrial le recomendamos empezar a pensar en ello.

CO2 Spain ofrece asesoramiento para acceder al mercado de emisiones y realizar transacciones con éxito. Además, gestiona la contratación de CERs (Certified Emisión Reduction), que provienen del mecanismo de desarrollo limpio, y la participación en el Fondo Español de Carbono.

Una muestra de su trabajo puede ser uno de sus proyectos más recientes: el lanzamiento del Fondo Vasco de Carbono.

En esta misma línea podemos encontrar otras empresas como CO2 Solutions especializada en la gestión de proyectos medioambientales.

CO2 Solutions ofrece servicios de consultoría estratégica que van desde analizar el impacto de las políticas de cambio climático hasta investigar los cambios a largo plazo en las cadenas y ciclos de vida de los productos. También facilitan la gestión de proyectos de aplicación conjunta y mecanismos de desarrollo limpio, además de ofrecerse como gestora en la compra-venta de derechos de emisión.

CONCILIACIÓN. Las políticas de responsabilidad social de la empresa tienen muchas facetas y públicos. Uno de los más importantes son los empleados.

En el caso de este colectivo se puede ver claramente como la transformación social no es ajena a la empresa y está íntimamente relacionada con su gestión.

Hoy en día, la exigencia de la vida laboral y las necesidades de la vida personal, no son compatibles para muchas personas. La urgencia de soluciones que faciliten responsabilidades tan importantes como el cuidado de personas dependientes se ha convertido en una demanda social hacia la empresa.

Sin embargo, este no es un problema fácil de resolver. La exigencia de ser competitivos y excelentes en el desarrollo empresarial debe equilibrarse con la defensa de la vida privada o la familiar sin que ninguna de las partes pierda. Algunos emprendedores han visto uno oportunidad de negocio en esto.

Alberto Fernández se corresponde con ese tipo de empresario que ha encontrado su idea de negocio después de una larga carrera profesional trabajando para otros. Como director del área de salud de una multinacional especializada en beneficios para empleados, pudo observar cuáles eran las necesidades de 400 clientes.

Aunque la cobertura de los servicios ofrecidos por esta multinacional se limitaba a aspectos sanitarios, no era infrecuente que algunos clientes buscaran ayuda para resolver problemas cotidianos que no podían atender por estar demasiado ocupados.

Asuntos tales como la búsqueda de un colegio para los hijos o una reparación urgente en la vivienda. Si esto le sucedía a directivos que no le ocurriría al resto de los trabajadores? De esta reflexión nació Más Vida Red.

Más Vida Red ofrece a sus clientes una central de servicios que colabore con la conciliación de la vida personal y laboral de los trabajadores.

El planteamiento es facilitar al trabajador ayuda y asesoramiento en cinco áreas: cuidado de niños, cuidado de familiares mayores, enfermedad del empleado o familiares, situaciones de estrés y gestiones de la vida cotidiana. Para ello, han creado la figura del Asesor Familiar.

A través de un número de teléfono el trabajador entra en contacto con un equipo de profesionales que le darán asesoramiento o realizarán las gestiones oportunas par resolver su problema. Por ejemplo, si un trabajador necesita una niñera para su bebé llamando al Asesor Familiar le enviarán varias candidatas para que pueda tomar esta decisión rápidamente, con fiabilidad y sin quitarle tiempo de dedicación al trabajo.

La cobertura es tanto para el trabajador como para su posible pareja y familiares directos de ambos y su coste es asumido por la empresa.

Los gestores de Más Vida Red ofrecen un amplio abanico de servicios por un coste muy reducido para la empresa.

Coste que parece recuperable en el tiempo ahorrado en absentismo laboral o dedicación a asuntos no relacionados con el trabajo. Philiphs, Bimbo, Procter & Gambel o Aena son algunos de los clientes de esta empresa.

Otra forma de afrontar la conciliación es la que nos propone Optimiza. Esta empresa diseña programas de conciliación específicos para cada empresa según sus características.

Además, combina este servicio con otros de comunicación y formación como herramientas para involucrar a los miembros de la empresa en la implantación de un programa de este tipo. De estos cursos cabría destacar el de Formación de Agentes Conciliadores, el de Gestión de Tiempo o el de Conciliación para Responsables de Recursos Humanos.

COMUNICACIÓN. Cuando ya tenemos integrada la RSC en el negocio queda algo por hacer, contarlo. De poco sirve todo el esfuerzo y los recursos invertidos si no somos capaces de comunicar a los públicos de la empresa esta realidad. Sin embargo, no es un asunto baladí.

Muchas empresas deciden comunicar muy poco o nada acerca de sus políticas de Responsabilidad Social Empresarial. Consideran que es una estrategia más sólida a largo plazo que protege la reputación de la compañía de las suspicacias generales. Es decir, aquello de por sus actos le conoceréis.

Esta es una opción pero no necesariamente la mejor.

Es oportuno comunicar lo que se hace para que nos conozcan nuestros públicos y nos valoren por lo que somos, por los compromisos que asumimos.

Al menos esta es la filosofía de Eduardo Moreno, director general de la consultora de intangibles Villafañe & Asociados. Esta empresa nació hace seis años del grupo de creadores de MERCO, el Monitor Español de Reputación Corporativa. Desde entonces importantes clientes como BBVA, Iberdrola o Repsol YPF han pasado por sus manos.

Aunque Villafañe & Asociados ya no es una empresa de reciente creación ha ampliado sus capacidades de servicio en el campo de la RSC. Dedicados tradicionalmente a la gestión de intangibles como la reputación, la marca, la cultura, la comunicación y la imagen de las grandes corporaciones, han integrado en cada uno de estos activos la impronta de la responsabilidad corporativa.

«Hay que convertir la comunicación en un compromiso con los públicos de la empresa. Lo que no debo hacer es contar algo que no estoy haciendo o magnificar algo que no tiene el valor que le estoy dando en mi comunicación. Debo contarlo de una forma sencilla y no por una razón de autoelogio», afirma Eduardo Moreno.

Desde esta perspectiva, la RSC se convierte en una variable más para tener una buena reputación y gestionar su comunicación es parte de un proceso más profundo. Así Villafañe & Asociados incluyen entre sus servicios en responsabilidad empresarial la realización de Programas de Responsabilidad Social Corporativa, la elaboración e implementación de Códigos Éticos y el desarrollo de Auditorias Éticas.

El Programa de RSC parte de que la responsabilidad social empresarial es tener una buena relación con los públicos de interés de la empresa basándose en la honradez y la transparencia. En esta línea el Programa incluye una fase de diagnóstico del perfil actual de la empresa en RSC, el diseño de un Plan Director de RSC, que defina un modelo de desarrollo, y la implementación de programas concretos, entre los que se encuentra el programa de comunicación.

Un servicio de este tipo puede requerir seis meses hasta el diseño del Plan Director, la fase de implementación es mucho más variable y puede ser asumida por el cliente.

Bancaja ha elegido parte de estos servicios para elaborar su reciente plan estratégico de responsabilidad de cara al cliente y a sus empleados.

Dos stakeholders de vital importancia para la caja. Indra es otro de los clientes que ha diseñado con esta consultora madrileña su plan estratégico de Responsabilidad Social Corporativa, además de sus últimas memorias de sostenibilidad.

Como podemos ver la oferta es muy variada y requiere un análisis detenido, pero para el gestor que inicia sus pasos en algunos de los aspectos de la responsabilidad social empresarial conocer la existencia de nuevas empresas y servicios puede resultar una luz en las tinieblas.

Por A.P.
0