Activistas de Greenpeace impiden la salida de un vuelo de British Airways

El pasado mes de marzo un grupo de activistas de Greenpeace obligó a los pasajeros de un vuelo interno de British Airways (BA) a cambiar sus pasajes por billetes de tren. 34 pasajeros que estaban realizando el check-in en el aeropuerto de Gatwick para embarcar con rumbo a la cuidad británica de Newquay fueron presionados para tomar el tren ofreciéndoles billetes gratuitos. Uno de los activistas lucía una pancarta animando a sabotear los vuelos internos.

La organización activista acusa a la aerolínea de ser irresponsable por contribuir al cambio climático con cada uno de sus vuelos. La compañía aérea acababa de reabrir la línea de vuelos internos Londres –Newquay, que llevaba tres años sin estar operativa.

Por este motivo Greenpeace reclama que este tipo de medidas van en contra de la preservación medioambiental.

Emily Armistead, miembro de Greenpeace, afirmaba que «los pasajeros tienen que tomar cartas en este asunto. Nosotros no tratamos de hacer que los viajeros se sientan culpables, sino que pretendemos que tomen las decisiones adecuadas». Por su parte, la compañía afirma estar haciendo «enormes esfuerzos para cumplir los requisitos de reducción de emisiones».

El portavoz del condado de Cornwall, al que Newquay pertenece, afirmaba que este tipo de acciones perjudican directamente a la región, «Greenpeace está ignorando las necesidades de la gente de a pie, están produciendo un perjuicio a las personas que desean visitar la zon,a así como a los residentes que desean viajar fuera de la región bien por vacaciones o bien por negocios».

Por The Independent