El director de BMW considera que las exigencias europeas sobre emisiones de CO2 son imposibles

El director ejecutivo de BMW, Robert Reithofer, ha calificado los planes de la Unión Europea para limitar a 130 gramos por kilómetro las emisiones de CO2 en 2012 de «físicamente imposibles» y «económicamente inviables».

Reithofer afirmaba que los recortes de emisiones deberían ser aplicados en función del tipo de vehículo.

Los coches pequeños configuran la mayor parte del mercado y por ello se les debería aplicar los recortes proporcionalmente. Sin embargo BMW, que ha logrado que reducir en sus vehículos el consumo de carburante en un 30%, a excepción de la marca Rolls Royce, tendría que reducir a menos de 140 gramos de CO2 antes de 2008, lo cual no se adecua ni al tipo de coches que la marca fabrica ni tampoco a los esfuerzos que dedica por controlar las emisiones.

El fabricante alemán tiene previsto lanzar este año el nuevo modelo diesel de Mini Cooper, que consumirá 4.4 litros de carburante a los 100Km y emitirá 118 grs/Km de CO2 con el que espera alcanzar el record de ventas en 2007.

Por The Guardian