La Caixa aportará 3,2 millones para que los presos aprendan un oficio

CE27 agosto 2007

Con a la colaboración del Ministerio del Interior, La Caixa invertirá 3,2 millones de euros en la concesión de 700 becas de formación profesional a reclusos de centros penitenciarios de toda España que afronten la etapa final de su condenas.

El acuerdo suscrito entre ambas instituciones permitirá elevar la dotación del programa en su segundo año de vida desde los 1,37 millones de euros del pasado curso hasta los 3,21 del ejercicio venidero. Como consecuencia, el número de becas concedidas por la caja de ahorros pasará de 300 a 700.

El programa se dirige a formar reclusos en segundo o tercer grado en oficios de gran demanda laboral -como los de electricista, fontanero, alicatador o soldador-, con el objetivo de normalizar su situación personal y profesional cuando salgan.

Como muestra del elevado aprovechamiento de los beneficiarios que han participado en el programa, 23 de las 24 internas del Centro Penitenciario Madrid 1 que han asistido a un curso de formación de Técnico Administrativo Informático Avanzado, han recibido su diploma de aprovechamiento.

La primera promoción de beneficiarios de estas Becas para población reclusa ha estado integrada por 300 internos que cumplen la última fase de su condena en 29 cárceles.