El diario Qué! saca a los parados de la cola

0

El enfoque informativo del drama del paro se limita, en muchos medios, a mostrar la imagen cabizbaja de un desgraciado esperando en una cola para cobrar el subsidio.

Con cerca de cuatro millones de parados en España, el diario Qué! ha desarrollado una campaña de apoyo a este colectivo cada día más numeroso. El compromiso del periódico ante este problema lleva a dignificar y dar visibilidad a los desempleados que luchan día a día por volver al mundo laboral. Lejos de las colas del paro, el segundo periódico más leído de España ha contribuido a vertebrar decenas de asociaciones de desempleados y darles voz en la sociedad. Un nuevo estilo de hacer periodismo social que utiliza su implantación en papel e Internet para abanderar una causa.

Después de dos años llamando a la puerta de distintas empresas, Pedro decidió organizarse y abordar, en grupo, la búsqueda de empleo. Se reunió con otros vecinos de su localidad, Pinto (Madrid), en su misma situación y empezaron a distribuir sus currículos en bloque, de forma que las empresas de la zona tuvieran los perfiles de distintos profesionales en un mismo archivo. Poco a poco empezaron a llegar ofertas de trabajo y al cabo de dos años tanto Pedro Arcos como otros 150 desempleados de la localidad habían conseguido trabajo. Era el comienzo de la Asociación de Parados de Pinto.

La historia de Pedro es una más de las miles de personas que se han visto aisladas y al borde de la marginación después de un largo periodo de desempleo. Esta situación, por encima de los 40 años de edad, supone un desafío para la autoestima y la integración social de cualquier persona. Así es lógico que en los últimos años hayan proliferado pequeñas asociaciones de parados por toda España que tratan de dar apoyo y respaldo a quienes se ven fuera del mundo laboral.

Otros colectivos, como el de Parados de Badajoz, han alcanzado acuerdos con su Ayuntamiento para organizar grupos de aparcacoches; en Asturias, con una organización que agrupa a cerca de 3.000 parados, han recuperado la figura del sereno, y en localidades como Mijas (Málaga) los parados han puesto en marcha cooperativas. Todos ellos tienen como primer objetivo la búsqueda de empleo y por ello aportan también cursos de formación y talleres prácticos para reintegrarse en la vida laboral.

En enero de 2009, en plena crisis económica, cuando el paro ya superaba los tres millones, el desempleo era la primera preocupación de los españoles, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En la redacción del diario Qué! se plantearon qué papel debía jugar ante este problema nacional un medio que se había situado como en el segundo de más audiencia de toda España, con 2.116.000 lectores diarios (certificado por el EGM).

El hecho de entrevistar a Pedro Arcos durante esos días permitió reparar en que en España se estaba hablando mucho del paro y muy poco de las personas que terminaban sufriéndolo. La imagen del parado en los medios de comunicación era la de un señor cabizbajo que espera en una larga fila para cobrar el subsidio que concede el Estado. Y la realidad es que hay miles de personas activas, que «trabajan» duramente por reintegrarse en la vida laboral.

Ese fue el germen de «Los Parados se Mueven», una iniciativa para dar visibilidad a las asociaciones de parados de toda España, dar mayor proyección a sus demandas y respaldar su búsqueda activa de empleo.

Las empresas cuentan con la representación de la CEOE, los trabajadores tienen a los sindicatos y los cerca de cuatro millones de parados no cuentan con voz en el debate público.

INTERNET LES DA ALAS. La implantación nacional del periódico facilitó que la creación de un espacio propio de «Los Parados se Mueven» en Internet (www.que.es/parados) tuviera una gran difusión. Poco a poco comenzaron a llegar propuestas, iniciativas y experiencias que los parados más activos de España pudieran compartir entre sí. En pocas semanas, consiguieron miles de visitas y cientos de mensajes en los distintos artículos que se iban colgando.

La presencia de esta dirección de Internet ha permitido que vayan aflorando actividades encomiables desde distintos puntos de la geografía. Muchas de ellas son propias de auténticos emprendedores, que deciden poner fin a su historia de desempleo creando pequeñas empresas o asociándose en cooperativas con otros parados.

La posibilidad de trasladar a la opinión pública, en primicia, muchas de estas experiencias supuso un gran valor para el periódico, un hecho diferencial dentro de un ambiente pesimista en otros medios de comunicación.

En febrero de 2009, pocas semanas después de haber lanzado este blog y darle difusión en la edición en papel, decidieron colaborar en la convocatoria de un encuentro nacional de asociaciones de parados. Así que cedieron los locales del periódico para un encuentro en el que estuvieron presentes representantes de Extremadura, Cataluña, Andalucía y Madrid. Fruto de este encuentro fue el objetivo de crear una Plataforma Nacional en la que se pudieran unir las distintas asociaciones de toda España.

Desde que arrancó la iniciativa de «Los Parados se Mueven», las asociaciones de parados han recibido ofertas de trabajo de un mayor número de empresas, conscientes de que no pueden desaprovechar ese capital humano. También ha aumentado el número de personas que se inscriben en ellas, habitualmente mediante cuota voluntaria, para tratar de encontrar un respaldo a su situación.

El hecho de que el segundo diario nacional dedique una cobertura frecuente a las asociaciones de parados ha motivado el que muchos otros medios se interesen por su actividad. Sólo la Asociación de Parados de Pinto mantuvo entrevistas en el mes de febrero con TVE-1, Tele5, Punto Radio, Onda Cero y la agencia France Press, entre otros medios. El objetivo de la visibilidad social empieza a dar frutos. Las empresas no pueden quedarse mirando La gravedad de la situación del desempleo hace que muchas empresas se planteen cómo pueden colaborar o facilitar la vida a quienes lo sufren. La percepción que tuvieron en el periódico al ver que era necesario establecer un compromiso con las asociaciones de parados hizo que se ampliaran las metas a otras compañías que no quisieran quedarse cruzadas de brazos.

De esta forma comenzó a organizarse una red social en la que pudieran integrarse empresas dispuestas a hacer un esfuerzo especial por los parados. Una franquicia de restauración, Bocatín, tuvo una gran repercusión mediática por su oferta de un bocadillo y refresco gratis, un día a la semana, a quienes presentaran su carné del paro. Quienes disfruten de ese beneficio ahora, probablemente no olvidarán nunca la sensibilidad de esa compañía en uno de los momentos más duros de su vida.

Hay miles de empresas que pueden aportar beneficios a los parados y que lo entienden como una inversión más que como un gasto. La proyección pública que les supone aliarse con «Los Parados se Mueven» en esta campaña les puede abrir nuevos mercados y una forma más humana de acercarse a los clientes.

Meses después de lanzar «Los Parados se Mueven» es difícil saber dónde terminará el compromiso del diario Qué! La realidad es que en un breve espacio de tiempo, la iniciativa de esta empresa periodística ha ayudado a conseguir empleo, ha contribuido a dignificar la imagen de los parados, ha facilitado la vertebración de las asociaciones locales de desempleados y ha ayudado a muchas personas a encontrar puntos de apoyo y recursos en plena crisis económica.

Algunos incluso hablan ya de un «nuevo periodismo», un periodismo que no se agota simplemente en dar noticias, que no quiere permanecer neutral ante las desgracias, limitándose a informar puntualmente a sus lectores de lo que ocurre. Un periodismo que quiere comprometerse, que busca participar directamente en las historias, más aun, un periodismo que busca cambiar la historia.

Principales inquietudes de las asociaciones de parados

1. Acciones de búsqueda activa de empleo.

2. Información profesional para los desempleados.

3. Sensibilización social y representación ante las empresas y administraciones.

4. Presencia en los foros de decisión oficiales.

5. Información encaminada al autoempleo.

6. Apoyo psicológico para afrontar la exclusión social.

Alianza entre parados y emprendedores

El diario Qué! reunió el pasado 20 de mayo en Madrid a empresarios y representantes de asociaciones de parados en el Primer Encuentro de Emprendedores y Parados. Más de cien personas acudieron a este foro en el que intervinieron desde el presidente de los Jóvenes Empresarios, Patricio Rodríguez Carmona, hasta el director general de Taberna Bocatín, una empresa que ha dado un menú gratis a los desempleados.

Sus experiencias y sus consejos para la gestión y el desarrollo de empresas fueron contrastados con las de los asistentes.

En la mesa redonda también estuvo presente Paco Tejero, presidente de los desempleados de Mijas (Málaga) y uno de los coordinadores de la Plataforma Nacional de Parados. Su discurso se aleja de la idea que muchos tienen de los parados, al declarar que «no queremos cobrar por no hacer nada» y mostrarse dispuesto a «devolver a la sociedad con algún tipo de labor lo que nos dan con el subsidio». Tejero es partidario de crear un tipo de empresas de inserción, que dé cabida a los parados mayores de 45 años.

Muchos de los asistentes agradecieron la posibilidad de expresar sus opiniones y el cauce abierto por el diario Qué! a los desempleados. El que la sociedad escuche sus propuestas y valoraciones supone un paso adelante para resolver sus problemas.

Salvar a más de 30 niños ya es un premio

La vinculación del diario Qué! a causas solidarias es una constante desde su fundación. En el año 2006, en uno de los periodos más criticos de la guerra de Irak, pusieron en marcha «El Avión de la Vida». Se trataba de traer a España a menores iraquíes para que pudieran someterse a intervenciones quirúrgicas en nuestro país.

El emblema de la campaña fue el pequeño Mahdi, el niño del biberón que apareció en una de nuestras portadas sobre el tema. Presentaba un rostro azul, debido a la falta de oxígeno en el corazón, y en su país era imposible operarle.

Dos meses después de venir a España, con dinero que pusieron miles de lectores del diario, estaba de vuelta a su país y había logrado caminar por primera vez en su vida.

La campaña del periódico fue nominada para los Premios Príncipe de Asturias en su edición de 2007. Fue la propia embajada de Irak en España la que propuso la candidatura, que finalmente fue superada por el documental de Bill Gates sobre cambio climático.

Por CE
0
Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.