El cambio climático, a la palestra

0

Más de cien líderes empresariales europeos se dieron cita en Amsterdam para aunar esfuerzos y analizar la manera de hacer frente a los riesgos ambientales y económicos derivados del cambio climático, a la vez que realizaban un llamamiento general a la industria para que tome las medidas necesarias para combatirlo.

Todos los ponentes de Climate Change Summit, organizado por el proveedor de limpieza profesional e higiene Diversey, fueron altos ejecutivos de importantes empresas europeas como Hoteles Kempinski, Ahold, Bunzl, Check Safety First, Hectas, INPACS, NH Hoteles y OCS.

También participaron los líderes de las principales asociaciones empresariales internacionales: ISSA, World Federation of Building Service Contractors, y SKAL, la asociación internacional de profesionales de viajes y turismo.

El presidente de Diversey, Curt Johnson, inauguró la cumbre desafiando a la comunidad empresarial internacional a replantear su enfoque con respecto al cambio climático. «La capacidad de la industria de abordar satisfactoriamente el cambio climático girará en torno a la convicción colectiva de que las emisiones de carbono son residuos», aseguró Johnson.»Toda empresa de éxito encuentra la forma de minimizar sus residuos. Si tratamos al gas de efecto invernadero como un tipo de residuo más, provocaremos un cambio radical en nuestra perspectiva sobre la forma de abordar el cambio climático».

El principal orador de la cumbre fue Donald Pols, experto en clima de World Wildlife Fund, WWF en los Países Bajos. Para tener una idea de la influencia que pueden ejercer las compañías en este sentido, Pols sostuvo que, en total, los miembros adheridos al programa Climate Savers de WWF fueron capaces de reducir 50 megatoneladas de CO2, que equivalen a un cuarto de las emisiones de los Países Bajos como país.

Los participantes de la cumbre destacaron los esfuerzos que hacen sus propias compañías para mitigar los efectos del cambio climático y adaptarse a ellos a través de sólidos programas de sostenibilidad corporativa.

También acordaron que las estrategias comerciales a largo plazo deben reconocer que las prácticas sostenibles pueden propiciar el crecimiento corporativo y reducir los riesgos para el medio ambiente relacionados con el cambio climático.

«Las compañías y asociaciones participantes coincidieron en que la sostenibilidad es un buen negocio y que quieren encontrarla mediante la excelencia en sus operaciones diarias», aseguró el presidente y director ejecutivo de Diversey, Ed Lonergan. «Podemos marcar una inmensa diferencia en el mundo si logramos reducir el impacto de nuestras acciones en el medio ambiente y al mismo tiempo creamos valor para nuestros accionistas».

0